Joel Joan: un supermástil para la estelada

3 min
Miércoles, 2.04.2014 09:34

Sin duda alguna, uno de los miembros viriles más lozanos de Cataluña, debido al sistema de riego por aspersión económica de la Generalidad de Oasislandia, es el de Joel Joan, dado que no hay sarao en el que se meta en el que no veas los logotipos de media docena de administraciones patrióticas, de esas que no tienen dinero para evitar cerrar ambulatorios, o que los niños coman decentemente, pero sí para los saraos que 'fan país'.

Cuando alguien exige en público que se lo lubriquen, es porque considera que es un orgullo nacional. Y dado que esta etapa de construcción patriótica que estamos sufriendo nos está costando un potosí, lo lógico sería aprovechar recursos

Hablo de su aparato reproductor porque servidor de ustedes, que es de natural sensible, quedó bien afectado cuando en mi larga trayectoria en e-notícies sufrí el shock que tal peazo de artista (alma máter del prestigioso y oscarizado film The Phoenix Army and España is Franquista) le soltó a mi entonces director, Xavier Rius, que le podía chupar el mástil, tras una discusión por una noticia que publicamos en este medio. En su momento el afectado relató el suceso, así que me siento legitimado para recordarlo.

Cuando alguien exige en público que se lo lubriquen, es porque considera que es un orgullo nacional. Y dado que esta etapa de construcción patriótica que estamos sufriendo nos está costando un potosí, lo lógico sería aprovechar recursos. Como más pronto que
tarde nos van a poner en medio de la Plaza de Cataluña, o en la Mikimoto Square (antigua Plaza de España) una estelada de cien metros de altura a costa de todos los catalanes, ruego que el mástil que la sustente sea el muy subvencionado y más que pagado 'pal de paller' de Joel. Sin duda alguna, da para eso y para más, porque si su tamaño está en consonancia con su talento artístico, ha de ser descomunal.

Habría que taparlo de alguna manera, ya que aunque ese tronco de acero iridiado sea un orgullo nacional, no es apto para todos los públicos, así que sugiero que un grupo de artistas, subvencionados por la Fundació Tàpies, le cree una funda a medida imitando el famoso calcetín, obra cumbre de ese peazo artista que tanta gloria nacional dio a Cataluña. La estelada, el calcetín de Tàpies y el obelisco más famoso de TV3 unidos juntos hacia el infinito. Creo que Quico Homs alcanzará el nirvana.

Artículos anteriores
¿Quién es... Sergio Fidalgo?
Sergio Fidalgo
Tras licenciarse en Periodismo e Historia, comenzó su carrera como redactor erótico ('La guía del sexo'). De ahí pasó a la prensa deportiva (BiB, As, 23 perico y La Grada) y a la política (E-notícies). Ha publicado media docena de libros sobre el RCD Espanyol, uno de poemas de gasolinera ('Antología patética') y tres sobre bares de Barcelona ('Las bravas del Tomás' y 'Barcelona on the rocks' -1 y 2-).