"Cataluña no es Crimea", reivindica Mas

La Generalidad trata de convencer a la UE de que el referéndum secesionista que plantea no tiene nada que ver con el de Crimea

La Secretaría de Asuntos Exteriores y de la UE de la Generalidad, que depende de Francesc Homs, envía un documento a las embajadas europeas en España para diferenciar ambos casos. El Gobierno autonómico destaca la presencia de tropas rusas, pero la comunidad internacional apela al incumplimiento de la Constitución de Ucrania para no reconocer el referéndum de Crimea.

3 min
Artur Mas, en una reunión con su equipo más cercano; Francesc Homs, en segundo plano
Redacción
Martes, 1.04.2014 12:12

La Generalidad de Cataluña ha enviado a las embajadas en España de los estados miembros de la UE un documento en el que trata de desmarcar el proyecto secesionisa que plantea para Cataluña del proceso que se ha llevado a cabo en la región ucraniana de Crimea.

El referéndum independentista celebrado en Crimea y su posterior anexión a Rusia han supuesto un precedente que dificulta que los planes rupturistas del presidente de la Generalidad, Artur Mas, reciban algún tipo de apoyo internacional. Conscientes de ello, los estrategas del líder nacionalista han reaccionado como han podido.

El documento, titulado "Cataluña no es Crimea" y cuyo contenido avanza este martes El País, está fechado a 26 de marzo -diez días después del referéndum de Crimea-, e insiste en que esa consulta, a diferencia de la que el Gobierno autonómico plantea para Cataluña, estuvo condicionada "por un poder invasor", se realizó "mediante la fuerza", y "bajo la tutela de un Ejército ocupante".

Además, la Generalidad subraya que no hubo libertad de debate entre distintas opciones, por lo que los votantes se enfrentaron a "una falsa elección", apunta a indicios de fraude en la votación, y concluye que fue "un intento de legitimar la anexión del territorio de un país soberano por un poder invasor".

"Organizaremos una consulta popular usando nuestra propia ley"

El documento insiste en que "la situación de Cataluña no puede ser más diferente", al contar con un Gobierno democrático y legítimo, y porque el deseo de autodeterminación está enraizado en el pueblo catalán y no responde al capricho de los líderes políticos ni a una imposición desde el exterior. "No hay ejércitos extranjeros en nuestras calles, ni nadie trata de anexionar nuestro país", destaca.

Además, asegura que, en caso de que el Gobierno no permita celebrar el referéndum independentista, "organizaremos una consulta popular usando nuestra propia ley", que "en todo caso, será un proceso abierto y democrático; con un voto no como una de las opciones".

"Aquellos que vinculan Cataluña con Crimea confunden deliberadamente la situación real para crear confusión. Cualquiera de nuestros socios internacionales puede explicar la diferencia entre Barcelona y Simferopol [capital de Crimea]. Si alguien en Madrid aún tiene dudas, estamos dispuestos siempre a discutir las diferencias", sentencia.

La clave, el incumplimiento de la Constitución

Sin embargo, el documento no indica que fue la propia Generalidad la primera que realizó una comparación entre Ucrania y Cataluña. Lo hizo a través de un informe elaborado a finales de 2013 por la Presidencia autonómica, que advertía que "si el debate [sobre la independencia de Cataluña] se cierra en falso, puede desembocar en una situación como la que vive justamente Ucrania en estos momentos".

Además, no hace ninguna referencia a que el referéndum planteado por Mas contradice la Constitución española -como incluso reconocen destacados juristas cercanos a ERC o a CiU-.

De hecho, el incumplimiento de la Constitución de Ucrania -y no la invasión rusa- ha sido el principal argumento al que ha apelado la comunidad internacional para no reconocer el referéndum de Crimea. Así lo han hecho los EEUU, la ONU, el Consejo de Europael Parlamento Europeo, o los ministros de Exteriores de la UE, entre otros.

Comentar