Críticos nacionalistas

Los críticos de Avancem decidirán en junio si siguen en el PSC o se van

Joan Ignasi Elena ve "sectarismo político, decadencia y extrema debilidad" en la dirección del PSC. Mohedano pone su militancia "en el congelador".

2 min
Pere Navarro y Joan Ignasi Elena
Redacción
Lunes, 14.04.2014 16:58

Los críticos nacionalistas del PSC integrados en la corriente interna Avancem tomarán una decisión crucial a finales de junio: si siguen en el partido o si, como ya han hecho algunos de sus miembros a título individual, marchan de la formación.

Así lo ha indicado este lunes la principal cabeza visible de esta corriente del PSC, el diputado díscolo Joan Ignasi Elena, que ha explicado que la decisión se tomará en la asamblea de Avancem prevista para el 28 de junio.

Elena, acompañado en rueda de prensa por el también fundador de Avancem Fabian Mohedano -que ha sido recientemente suspendido de sus cargos internos en el PSC, como medida disciplinaria por haver participado, en diciembre, en un acto independentista de ERC-, ha explicado que la asamblea de junio pretende "reconstruir el espacio socialista", y que todas las posibles opciones a tomar "están sobre la mesa", incluyendo abandonar el PSC. "Se ha llegado a un situación límite que requiere medidas urgentes", ha proclamado.

Elena se ha referido también al caso de la sanción disciplinaria a Mohedano, y se ha declarado "especialmente molesto y escandalizado" porque el interesado se enterara de su sanción por los medios. Sobre el fondo de la decisión, expulsar a Mohedano de la Ejecutiva socialista y de todos sus cargos internos, ha dicho que pone de manifiesto "el sectarismo político, decadencia y extrema debilidad" de la cúpula del partido.

Pendientes de sanción

Elena, juntamente con los diputados Marina Geli y Núria Ventura, está pendiente de conocer cuál será su sanción definitiva por haber roto la disciplina de voto en enero al Parlamento autonómico, al alinearse con CiU, ERC e ICV-EUiA y apoyar a la iniciativa para trasladar al Congreso la petición para celebrar un referéndum independentista.

El propio Mohedano ha explicado que él mismo ha dejado "en el congelador" su militancia en el partido -sin llegar, de momento, a romper el carné-, y se ha mostrado muy duro con la dirección del PSC, que encabeza el primer secretario Pere Navarro. "El PSC ha denunciado durante 30 años que el país tenía amos y ahora quién tiene amos es este partido", ha asegurado.

Elena y Mohedano han sido secundados por el también crítico nacionalista Jordi del Río, que ha recordado que, después de renunciar a su cargo como responsable de Calidad Democrática del partido, ahora se considera "vocal raso" en la dirección socialista.

Comentar