El próximo objetivo: adoctrinar a los inmigrantes

Mas encarga a Òmnium Cultural, TV3, CiU, UGT y CCOO que expliquen a los inmigrantes "el proceso de transición nacional"

El nuevo plan de la Generalidad para la inmigración establece un "programa de sensibilización e información a la población inmigrada para dar a conocer el proceso de transición nacional" con el objetivo de conseguir "la implicación de todos los sectores de la población en el proceso de decisión sobre el futuro político de Cataluña". "El reto de decidir, conjuntamente, si Cataluña se ha de convertir en un Estado independiente se considera una oportunidad única para la cohesión nacional", señala el documento.

4 min
El consejero de la Presidencia, Francesc Homs, y la consejera de Bienestar Social y Familia, Neus Munté, durante la rueda de prensa de este martes
Redacción
Miércoles, 23.04.2014 00:03

Las escuelas, los medios de comunicación, los sindicatos, la acción exterior, los actos institucionales, los informes de los asesores, el turismo... y, ahora, también los inmigrantes. Nada se libra de la política propagandística de la Generalidad en defensa del proyecto independentista que promueve Artur Mas.

El nuevo plan para la inmigración que ha presentado este martes la consejera de Bienestar Social y Familia, Neus Munté, incluye un programa para explicar a los inmigrantes "el proceso actual de transición nacional" que "estamos viviendo".

La hoja de ruta prevé "la implicación de todos los sectores de la población en el proceso de decisión sobre el futuro político de Cataluña", para lo que establece un "programa de sensibilización e información a la población inmigrada para dar a conocer el proceso de transición nacional".

La implementación de este programa será encargada a una docena de entidades, entre las que destacan Òmnium Cultural, TV3, CCOO, UGT y la sectorial de inmigración de CDC, la Fundació Nous Catalans.

La inmigración "ha contribuido a reforzar la identidad nacional" de Cataluña

El documento, titulado Plan de Ciudadanía y de las Migraciones: horizonte 2016, detalla a lo largo de 61 páginas cuáles serán las políticas globales de la Generalidad a lo largo de los próximos dos años para "gestionar la acogida y laintegración de las personas migradas en Cataluña".

El plan se estructura en "cinco ejes transversales", uno de los cuales, tal y como ha anunciado Munté, supone "una novedad" respecto a los planes anteriores, y lleva por título "Transición nacional".

Este eje explica que "los movimientos migratorios han dado fuerza demográfica al país [por Cataluña], han permitido más crecimiento económico y también han contribuido a reforzar la identidad nacional". Por ello, "el reto de decidir, conjuntamente, si Cataluña se ha de convertir en un Estado independiente se considera una oportunidad única para la cohesión nacional".

"Difundir la postura de la Generalidad sobre el proceso de transición nacional"

El documento insiste en que el proyecto secesionista promovido por el Gobierno autonómico es "un tema trascendente en los tiempos recientes en la agenda política nacional", pero alerta de que "se ha constatado" que los inmigrantes "muestran un interés inferior al de los autóctonos respecto a los asuntos de la política catalana". "Por tanto, se pretende llevar a cabo actuaciones que fomenten la participación pública y política de las personas inmigradas", añade.

Ese "programa de sensibilización e información a la población inmigrada para dar a conocer el proceso de transición nacional" prevé "organizar encuentros y acciones específicas dirigidas a personas inmigradas y a sus colectivos, organizaciones sindicales, gremios, asociaciones de vecinos, entidades religiosas y otras para transmitir y difundir la postura del Gobierno [autonómico] sobre el proceso de transición nacional". De lo que se encargarán las entidades citadas anteriormente.

Conseguir que "la nación catalana" sea "el referente de toda la población"

Por otra parte, el plan prevé cinco programas que indican que "la cultura pública común se ha de construir en el marco de un espacio de comunicación, convivencia, reconocimiento y participación para que la nación catalana continúe siendo el referente de toda la población que vive y trabaja en ella".

Munté también ha explicado que "el aprendizaje de las lenguas oficiales continúa siendo un elemento fundamental" del plan para la inmigración y, "en este sentido, el catalán ha de continuar siendo la lengua común". Una lengua "común" que, sin embargo, según datos del propio documento, es la lengua habitual del 6,1% de los inmigrantes que viven en Cataluña, frente al 70,4% que ha decidido optar por el castellano.

Comentar