Camacho le reprocha su "cinismo"

Mas reconoce que su apuesta secesionista es "un camino personalmente peligroso"

El presidente autonómico ha instado al Ejecutivo de Mariano Rajoy a reconsiderar su postura, que según él es la propia de quien intenta "imponer a la mayoría una posición absolutamente minoritaria".

2 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas
Redacción / Agencias
Jueves, 24.04.2014 13:52

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha afirmado este jueves que se encuentra "en un camino personalmente peligroso" al haberse adentrado en la vía secesionista, porque, según ha declarado, "el Estado es el Estado".

Mas ha admitido, en la sesión de control al Parlamento autonómico, la "evidencia" de que "hay un conflicto" interno en Cataluña, y también con el resto de España, como consecuencia de su determinación de convocar un referéndum ilegal.

Su receta para salirse del entuerto, sin embargo, sigue estando donde estaba, esto es, exigirle al Gobierno que permita la consulta secesionista y abandone lo que considera el "ordeno y mando típico de Madrid". 

"Queremos que nos gobiernen bien" 

El presidente autonómico ha instado al Ejecutivo de Mariano Rajoy a reconsiderar su postura, que según él es la propia de quien intenta "imponer a la mayoría una posición absolutamente minoritaria".

De igual modo, ha vuelto a arremeter contra lo que estima que es poca "tradición democrática" en España en tanto se impide la celebración de un referéndum ilegal y no pactado con el Gobierno.

"He notado en mis carnes que me he puesto en un camino personalmente peligroso", ha comentado finalmente el líder de CiU, a lo que la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha respondido reprochándole su "cinismo", en la medida en que Mas ya ha dejado dicho que le pondrá "difícil" al Gobierno impedir un referéndum el 9 de noviembre.

"Está haciendo todo lo posible para que los catalanes nos dividamos y nos enfretemos", ha objetado la dirigente popular, quien ha añadido que "la independencia no la queremos; no queremos un Gobierno inestable e ir a votar permanentemente". "Queremos que nos gobiernen bien", ha sentenciado.

Comentar