Fractura social

Ni son 'chonis', ni son independentistas

Los datos de las encuestas desmienten el supuesto carácter transversal del proyecto independentista promovido por Artur Mas, al contrario de lo que aseguraba este viernes el ex presidente autonómico Jordi Pujol. El apoyo a la secesión es residual entre los catalanes castellanohablantes y entre aquellos cuyos padres nacieron en el resto de España. La fractura social ya es una realidad.

3 min
Apoyo a la independencia de Cataluña por parte de los ciudadanos de Cataluña según la lengua habitual, el lugar de nacimiento y el lugar de nacimiento de los padres

Ni son 'chonis', ni son independentistas

Los datos de las encuestas desmienten el supuesto carácter transversal del proyecto independentista promovido por Artur Mas, al contrario de lo que aseguraba este viernes el ex presidente autonómico Jordi Pujol. El apoyo a la secesión es residual entre los catalanes castellanohablantes y entre aquellos cuyos padres nacieron en el resto de España. La fractura social ya es una realidad.

Alejandro Tercero
Domingo, 6.04.2014 12:15

El ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol aseguró este viernes que "el gran éxito de Cataluña es que ahora mismo haya inmigrantes que se apellidan Fernández o que son chonis, y hacen proclamas soberanistas". El dirigente nacionalista defendía la supuesta transversalidad del proyecto independentista promovido por Artur Mas apelando a una conocida canción del grupo Els Catarres, Jenifer, que trata sobre la historia de amor entre un catalán nacionalista y una chica castellanohablante -cuyos padres y/o ella misma proceden de otra Comunidad Autónoma-, a la que se califica de choni.

Sin embargo, y más allá del carácter despectivo del término choni, los datos desmienten rotundamente esta afirmación del ex presidente autonómico: el apoyo al independentismo entre los catalanes castellanohablantes y entre aquellos cuyos padres nacieron en el resto de España es prácticamente residual.

Así lo refleja el Barómetro Político de Cataluña elaborado por Gesop y publicado por El Periódico el pasado 9 de marzo, cuyos datos pormenorizados han sido analizados por Dani Solís desde la propia web de la empresa de estudios de mercado.

El proyecto secesionista no es transversal

Los datos de este sondeo (consistente en 800 entrevistas telefónicas asistidas por ordenador y realizadas entre el 26 y 28 de febrero pasado) ponen de manifiesto que el apoyo a la independencia de Cataluña tiene un amplio apoyo entre los catalanohablantes y entre las personas cuyos padres han nacido en Cataluña; ese independentismo se reduce entre los catalanes que tienen uno de sus padres nacido fuera de Cataluña; disminuye aún más entre los que utilizan el catalán y el castellano indistintamente como lengua habitual; y es minoritario entre los que tienen ambos padres nacidos fuera de Cataluña o son castellanohablantes.

De forma más detallada, el sondeo de Gesop apunta que un 54% de los ciudadanos catalanes nacidos en Cataluña apoya la secesión de Cataluña, mientras que solo un 14,6% de los ciudadanos catalanes nacidos fuera de la Comunidad apuesta por la ruptura.

En segundo término, un 70,5% de los ciudadanos catalanes cuyos padres nacieron en Cataluña está a favor de la independencia de Cataluña. Esa cifra se reduce al 53,7% si unos de los dos padres nació fuera de Cataluña. Mientras que el apoyo a la secesión se queda en el 18,4% en el caso de ambos padres hayan nacido fuera de esta Comunidad.

Finalmente, un 68,8% de los que dicen tener el catalán como lengua habitual apoya la secesión de Cataluña. Este dato baja hasta el 36,2% en el caso de los catalanes que dicen usar de forma habitual ambas lenguas oficiales. Mientras que solo un 15,4% de los catalanes castellanohablantes apostaría por la independencia de Cataluña.

Si se cruzan estas variables entre sí, el resultado todavía es más contundente. Así, un 75,1% de los catalanohablantes con los dos padres nacidos en Cataluña es partidario de la ruptura, una opción que solo apoya un 21,8% de los castellanohablantes nacidos en Cataluña o un 9% de los castellanohablantes nacidos fuera de Cataluña. Y es que, según concluye Solís, "cuanto más vinculado a Cataluña es el origen del individuo, más favorable a la independencia es este".

Comentar