rifirafe con rahola

Pedro J.: Mas sigue sin dar "explicaciones convincentes" sobre su presunta cuenta en Suiza

Una entrevista al ex director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, brinda la oportunidad a Pilar Rahola de ofrecer nuevos episodios de agitación política, cuya defensa a ultranza del proyecto secesionista liderado por Artur Mas la lleva a declarar que el presidente de la Generalidad no tiene que "dar explicaciones de nada. No creo que tenga responsabilidad política de nada".

13 min
Pilar Rahola, miembro del Consejo Asesor para la Transición Nacional de la Generalidad
Redacción
Lunes, 14.04.2014 14:16

Una entrevista al ex director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, brinda la oportunidad a Pilar Rahola de ofrecer nuevos episodios de agitación política, cuya defensa a ultranza del proyecto secesionista liderado por Artur Mas la lleva a declarar que el presidente de la Generalidad no tiene que "dar explicaciones de nada. No creo que tenga responsabilidad política de nada".

Pedro J., que "venía a hablar" de su libro La desventura de la libertad, ha tenido que escuchar por parte de la tertuliana y miembro del así llamado Consejo Asesor para la Transición Nacional, antes de la entrevista en Rac1 y durante la tertulia posterior, que es "un conspirador, más que un periodista".

En efecto, Rahola, que prácticamente ha copado todo el espacio dedicado al entrevistado, ha afeado al ex director del diario de Unidad Editorial haber "publicado mentiras" y nunca pedir "perdón por ello". En concreto, el hilo de toda la tertulia -en realidad un cara a cara entre ambos- ha ido configurando la madeja de lo que Rahola califica de "episodio deplorable", esto es, "cuando tú [Pedro J. Ramírez] decidiste intervenir, no como periodista sino abiertamente como conspirador [...] en las elecciones [autonómicas] catalanas [de noviembre de 2012]:

"Intentaste matar socialmente, destruir al candidato más importante, que era un candidato que mantenía unas tesis que El Mundo era absolutamente contrario a ellas. Ese candidato era Artur Mas, mentiste sobre él, mentiste sobre su patrimonio personal, publicasteis todo tipo de barbaridades, y lo peor, desde mi punto de vista, fíjate que te digo, y aquí es donde yo me pongo como mínimo no sé si correctamente, pero trascendente, cuando todo aquello acabó, te has vanagloriado de haber influido en las elecciones [autonómicas] catalanas. Dime qué hay de periodista en eso. Publicaste mentiras, no las rectificaste nunca y después te vanagloriaste de la influencia que habían tenido”.

De entrada, el ex director de una de las cabeceras más destacadas del periodismo español ha respondido con serenidad que "hay que utilizar el diccionario con precisión, Pilar. Un conspirador es aquel que mantiene reuniones orientadas a la comisión de un delito. Por lo tanto, nunca he sido un conspirador, ni en relación con el 11M ni en relación con nada de lo publicado sobre Cataluña".

En cualquier caso, Pedro J. se ha defendido de la acusación con argumentos, y ha asegurado no haber "publicado ninguna mentira". "Nosotros hemos publicado el contenido de un documento policial, cuyo origen quedó acreditado en las comparecencias parlamentarias y en la investigación interna del Ministerio del Interior", ha objetado.

Pedro J.: "No se han depurado responsabilidades políticas"

Al mismo tiempo ha añadido que "ese borrador era el resultado de la acumulación de una serie de informes de distintas fuentes. Ese borrador ha dado pie a diversas causas judiciales que están en marcha. Y sólo ha habido algunas que han quedado archivadas, las iniciativas de los políticos de CiU contra el diario El Mundo, todas ellas, de Pujol, de Mas, de la propia Generalidad, de Felip Puig; todas ellas archivadas porque se considera por parte de jueces de Madrid y de Barcelona que El Mundo cumplió con su deber de informar y que lo hizo de acuerdo con los parámetros de profesionalidad y diligencia informativa que son requeridos".

Lo "inaudito", entonces, consiste según Pedro J. Ramírez en que "el actual presidente de la Generalidad y durante mucho tiempo consejero de Economía y Hacienda haya sido, con su carnet de identidad en el banco, constando expresamente en el expediente, beneficiario de una cuenta de dinero de procedencia desconocida, primero en Suiza y luego en Liechtenstein, y no se hayan ni depurado responsabilidades políticas ni se le hayan pedido explicaciones convincentes al respecto. Y eso me parece que dice muy poco sobre el nivel de control que se ejerce en Cataluña respecto a los poderosos".

Rahola, que en ningún momento ha tomado parte del esperado intercambio de argumentos y contra-argumentos en teoría propio de una tertulia, ha pregonado que le parece "inconcebible" cómo trabaja El Mundo, "primero decenas de editoriales en contra del proceso democrático que se produce en Cataluña; yo te he leído, yo te leo, y por tanto tengo una cierta memoria de lo que has escrito; has llegado a hablar de que Artur Mas tendría que estar en la cárcel por hacer un proceso democrático".

Tras el pertinente desmentido del ex director de El Mundo, Rahola ha matizado que este sí se había referido a la posibilidad de "intervenir la autonomía" de Cataluña. "Eso sí, naturalmente no tiene una cosa que ver con otra. El artículo 155 de la Constitución está en vigor", ha corregido Pedro J..

Rahola: "Pensaba honestamente que hoy pedirías perdón"

"Pero llegamos a la campaña electoral", ha proseguido la tertuliana, "y entonces El Mundo se pone estupendo. Y a partir de ese momento desenterráis al padre de Artur Mas, que hacía tres meses que había muerto, cogéis un tema que estaba resuelto legalmente, porque él pagó, hizo lo que tenía que hacer, etc., y como él es el hijo lo convertís en el depositario de una cuenta en Suiza. Lo convertís en el centro de una conspiración de corrupción [...] Fue infame lo que pasó con Artur Mas en esa campaña. Pensaba honestamente que hoy pedirías perdón. Que dirías, Artur, lo siento, me pasé", ha convenido Rahola.

De nuevo, Pedro J. ha manifestado su incredulidad ante las observaciones de su contraparte. "Todo lo que has dicho me parece un poco surrealista”, ha comentado, y sin embargo, ha procurado separar la cuestión de fondo de su planteamiento de otras consideraciones espurias:

"El debate son dos cuestiones distintas. Una, a dónde va Cataluña con este planteamiento secesionista y si tiene viabilidad legal, y si hay un marco internacional para ello, que yo no veo ni lo uno ni lo otro; y también te digo, yo he dejado claro en mi última carta que yo estaría a favor de que en una reforma constitucional se recogiera un mecanismo para el que una parte de un territorio pudiera desarrollar su derecho a la secesión, que esto del 'derecho a decidir' no sé qué es, el derecho a la secesión sí sé qué es; yo creo que se deberían establecer unos requisitos, verdaderamente altos, porque no es una decisión cualquiera, porque tiene consecuencias enormes de toda índole, pero a mí me parecería bien que en una reforma de la Constitución también se recogiera ese".

"Pero esto", ha aclarado, pues, Pedro J., "no tiene nada que ver con lo que estábamos hablando del padre de Artur Mas. Tú has hecho un itinerario, has hecho un relato como si Artur Mas hubiera sido un sujeto pasivo que no hubiera tenido ninguna intervención ni conocimiento de los hechos. Desde luego que no fue el diario El Mundo quien colocó el DNI de Artur Mas en el expediente del banco de Suiza primero, y de Liechtenstein después, donde estaba el dinero de su padre".

"Embolica que fa fort. Líalo mucho que así te harás fuerte. Que no hombre que no", le ha espetado Rahola, a lo que, finalmente, el ex director de El Mundo ha replicado que "ni embolica ni desembolica. Lo que ocurre con Artur Mas es lo mismo que ocurre con Mariano Rajoy". "De la misma manera que no he intentando destruir al señor Rajoy por publicar el SMS que le dirigía al señor Bárcenas [...], no he intentado atacar un proceso como el catalán sino con los argumentos", ha esgrimido.

Pedro J.: "No he intentado atacar un proceso como el catalán sino con los argumentos"

Pedro J., que en todo momento ha procurado señalar que su perfil era el de un periodista "que tiene que publicar" lo que sabe, ha lamentado que "no existen mecanismos para exigir responsabilidad política a los políticos, a los dirigentes que actúan de manera impropia, o que están bajo sospecha de haber actuado de manera impropia, y no lo existe ni en Madrid, en el caso del PP o del PSOE, ni en Cataluña en el caso de CiU. Porque nuestro sistema democrático se ha convertido en una partitocracia endogámica en la que los representantes electos no responden ante los ciudadanos sino responden ante las oligarquías de su partido".

"Eres un tipo importante, eres un tipo brillante, tienes la cabeza bien amueblada", ha empezado de nuevo la tertuliana, "pero desde mi punto de vista has querido hacer de persona que influye en la Corte y fuera de la Corte para cambiar las cosas. Lo has querido hacer, y lo has vendido como si fuera información cuando muy a menudo ha sido propaganda. […] El papelito aquel de la UDEF era una broma. […] Contra Cataluña, Pedro J., vale todo, esa es la impresión", ha resuelto Rahola.

Pero la comparativa de Pedro J. con otros modos de proceder de El Mundo en casos igualmente polémicos han avalado en este caso al entrevistado:

"El problema de tu relato es que habría que hacerlo extensivo al PSOE, cuando los tiempos del GAL, 'contra el PSOE vale todo'; al PP en los tiempos de Gürtel, 'contra el PP vale todo'. Hay dos maneras muy distintas de entender el periodismo. Yo toda mi vida he tratado de venderles periódicos a los lectores. Y hay quienes han convertido en un arte el venderles lectores a los poderosos".

"No he intentado atacar un proceso como el catalán sino con los argumentos", ha reiterado Pedro J. "Si ese fuera el vector determinante [destruir al candidato Mas para parar el "proceso"] sería bastante surrealista que al mismo tiempo hubiéramos intentado destruir a Artur Mas y a Mariano Rajoy, que es el principal obstáculo hoy para los planes de Artur Mas", ha sentenciado.

Rahola: "¡Era el hijo de un señor que tenía esa cuenta, se le llama hijo!"

"Lo que no ha ocurrido es que el señor Artur Mas haya tenido que dar explicaciones en el Parlamento [autonómico] de Cataluña de por qué era el beneficiario de esa cuenta", ha lamentado el periodista para toparse, de nuevo, con un exabrupto de su interlocutora: "¡Era el hijo de un señor que tenía esa cuenta, se le llama hijo!".

Pero el ex director de El Mundo ha procurado que no quedara eclipsado el verdadero propósito de su intervención, esto es, que "Artur Mas, siendo consejero de Economía y teniendo una relación constante con su padre, y conociendo como conocía los vericuetos del mundo financiero, y resultando que su DNI estaba y no llegó volando al expediente del banco suizo, debe una explicación en relación a cuál es el origen de ese dinero".

Inquebrantable y por la tangente, Rahola ha criticado a su oponente, de nuevo y para ahorrarse los argumentos:

"Tú decías él no ha dado explicaciones. Tú no has pedido perdón. [...] Seguramente lo que debe doler es que este señor, que ha montado este pollo tan grande en España, no es un corrupto. Y entonces vamos a intentar crear todo un lío enorme metiendo al padre por medio a ver si podemos ponerlo en los titulares".

A esas alturas, Pedro J. ha tirado de historial propio para sostener que "naturalmente que no pido perdón, como tampoco se lo pido al señor Rajoy, ni se lo pido al señor Felipe González por haber rendido un servicio a la sociedad desvelando los documentos que probaban la intervención del PSOE en los crímenes de los GAL, o los documentos que prueban la trama de financiación ilegal en el PP, o esos documentos que ponen de relieve que en torno a CiU han existido tramas de corrupción y que hay un episodio muy concreto con dos millones de euros en juego, que no es moco de pavo, que afecta directamente al presidente de la Generalidad, que no ha tenido ni siquiera una explicación en sede parlamentaria".

Rahola: "Si un padre tiene una cuenta, es lógico que la familia tenga acceso"

Lo que también ha puesto en claro Pedro J. es que "existe un ámbito que se llama el de la responsabilidad política, que es el que lleva en Alemania, en el Reino Unido, en EEUU a dimitir a dirigentes sobre los que existe [sospecha de conducta impropia]". Pero Rahola tampoco ha parecido dispuesta a hablar de esa clase de responsabilidades, y así, ha resuelto que "me hablas de Rajoy, me hablas de la cúpula del PP. Porque yo no veo que Artur Mas tenga que dar explicaciones de nada. Ni creo que tenga responsabilidad política de nada".

"La cuestión no es", ha zanjado finalmente el ex director de El Mundo, "si Artur Mas es un corrupto o un delincuente, que desde luego no hemos encontrado un indicio de que él participara expresamente en un delito". "Encontramos que había una cuenta en Suiza, que el beneficiario de la cuenta en Suiza era el consejero de Economía y Hacienda", ha puntualizado Pedro J..

Y entonces Rahola sí ha concedido valor a los argumentos, y ha declarado que "¡No, era el hijo de un padre! Lógicamente, si un padre tiene una cuenta, es evidente, y es lógico, que la familia también pueda tener acceso", ha concluido.

"Lo más importante de todo, Pilar", ha acabado Pedro J., "es que en el conjunto de España, tanto en el Parlamento [autonómico] de Madrid, como en el de Cataluña, como en el de cualquier otra Comunidad Autónoma, no existen mecanismos de exigencia de la responsabilidad política, que es una cosa muy distinta de la responsabilidad penal". "De hecho, vamos a ver cómo todo lo de Gürtel, penalmente probablemente termine en nada", ha lamentado.

La entrevista estaba en principio destinada a hablar del nuevo libro de Pedro J. Ramírez, La desventura de la libertad, obra de carácter histórico que versa sobre el 'Trienio liberal' y que se presentará el próximo 22 de abril a las 12:00 horas en la Casa del Libro de Barcelona, en un acto en el que participarán asimismo el ex secretario general de ERC Joan Ridao y el periodista Josep Cuní.
Comentar