Retorno de extranjeros

España pierde 400.000 habitantes en un año

La curva descendente actual se inició en 2012, después de llegar a un máximo histórico el uno de enero de ese mismo año.

2 min
Redacción
Martes, 22.04.2014 17:24

El cambio de tendencia en la demografía española a causa de la crisis, que ya se empezaba a poner de manifiesto claramente en los últimos años, se ha confirmado de forma espectacular durante el 2013. Después de que, durante los años del boom inmobiliario, la población creciera impulsada por la llegada de inmigrantes, el retorno de estos a sus países de origen tira de las cifras a la baja con fuerza.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) hechos públicos este martes, la población española se redujo en 400.000 personas durante el año 2013, situándose en unos 46,7 millones de habitantes con fecha de uno de enero de 2014.

Esta disminución ha de sumarse a la de 150.000 personas del año 2012, cuando se inició la curva descendente actual, después de llegar a un máximo histórico el uno de enero de ese mismo año, cuando se alcanzaron los 47,27 millones de habitantes.

El vuelco, en 2012

El decrecimiento hay que atribuirlo al retorno de extranjeros a sus países. Así, el número de extranjeros residentes en España disminuyó en 546.000 durante 2013, una cifra que ni de lejos se vio compensada por el aumento de ciudadanos españoles, que fue de solo 141.000.

A pesar de que la cifra de habitantes siguió aumentando durante los primeros años de la crisis, hasta el vuelco de 2012, la tendencia al retorno de los extranjeros se empezó a manifestar con anterioridad.

Según los últimos datos del INE, todos los colectivos extranjeros se han reducido en número, con excepción de la comunidad china, que ha crecido un modesto 2%. Actualmente, la población extranjera en España supone un 10,7% del total de habitantes.