Mejora del crédito

Santander supera los mil millones de beneficios hasta marzo y controlará toda su filial en Brasil para crecer en ese país

Santander ha anunciado hoy sus resultados del primer trimestre, cuando la entidad ha obtenido un beneficio atribuido de 1.303 millones, un incremento del 8% frente al mismo periodo de 2012. El mayor grupo bancario español asegura que los resultados se han visto perjudicados por el fuerte impacto negativo de los tipos de cambios y que, eliminando este efecto, las ganancias habrían subido el 26%.

3 min
El presidente de Banco Santander, Emilio Botín
Redacción
Martes, 29.04.2014 10:06

El primer banco español, Santander, que preside Emilio Botín ya ha emprendido la senda de los beneficios por encima de los mil millones de euros tras resistir con buena nota de solvencia los últimos cinco años de crisis y tras las provisiones de que ha tenido que dotarse por la nueva normativa española y comunitaria.

La entidad ha mejorado un 8% su beneficio atribuible, hasta los 1.303 millones de euros. Al mismo tiempo, la entidad ha anunciado este martes sus resultados trimestrales y también que ha lanzado una OPA por el 25% de su filial brasileña valorada en 4.686 millones.

Reduce la morosidad

Santander ha anunciado hoy sus resultados del primer trimestre, cuando la entidad ha obtenido un beneficio atribuido de 1.303 millones, un incremento del 8% frente al mismo periodo de 2012. El mayor grupo bancario español asegura que los resultados se han visto perjudicados por el fuerte impacto negativo de los tipos de cambios y que, eliminando este efecto, las ganancias habrían subido el 26%.

Santander ha conseguido reducir la morosidad por primera vez desde que empezara la crisis financiera en 2007. La ratio total ha descendido nuevo puntos básicos frente a diciembre del pasado año, hasta situarse en el 5,52%. En España, no obstante, la dudosidad sigue al alza, con un incremento de una décima en el trimestre, hasta el 7,61%.

La diversificación geográfica sigue siendo una de las principales claves de estos resultados: Europa aporta el 53% del beneficio del grupo (Reino Unido el 20%; España el 14%; Polonia el 6% y Alemania el 5%); Latinoamérica supone el 38%(Brasil el 20%; México y Chile el 7% y Estados Unidos el 9%).

Recuperación del margen de interés

Los resultados del primer trimestre no tienen efecto las plusvalías realizadas con la venta de la gestión de su inmobiliaria Altamira (385 millones) ni la salida a bolsa de parte de su filial estadounidense de consumo SCUSA (730 millones), ya que ambos importes se han destinado a un fondo cuya asignación todavía está por decidir.

La cuenta muestra una recuperación del margen de interés, que recoge los resultados de la actividad bancaria más típica, frente al cierre del pasado año, del 0,8%, hasta 6.992 millones. Los ingresos totales (margen bruto) descienden el 5,6% frente a marzo de 2013, pero a tipos constantes habrían aumentado el 4,2%, y se sitúan en 10.124 millones. El cambio de divisas también afecta a los costes: su caída del 4,4%, hasta los 4.847 millones, equivale a un aumento del 3,5% a tipos constantes.

Las dotaciones para insolvencias caen el 14,2% y se sitúan en 2.695 millones. El grupo destaca que en España las provisiones caen por tercer trimestre consecutivo.

Mejora del crédito

Banco Santander ha mejorado nuevamente su ratio de créditos sobre depósitos, que a nivel de grupo está en el 112%. En España, este indicador ha mejorado hasta el 85%, lo que significa que el banco tiene más que cubierto el crédito con los depósitos en balance. La explicación es que la actividad crediticia en España se sigue contrayendo: en el último año el saldo ha caído el 7% y los créditos han crecido un modesto 0,3%.

Para el conjunto del grupo, los créditos crecieron en el trimestre el 1,5%, hasta los 721.856 millones de euros. La comparación interanual arroja una caída de 6%, que se reduciría al 1% descontando el efecto de los tipos de cambio. Los recursos en balance bajan el 6,8% interanual a nivel de grupo, hasta los 822.408 millones. Santander explica que los depósitos de clientes, sin en el efecto del cambio, subirían el 2%, mientras que los fondos de inversión y otros recursos fuera de balance lo harían el 6%.