Ya suman 5.000 adhesiones

Sociedad Civil Catalana prepara una "gran movilización" para la Diada en Tarragona

La entidad que se opone a la secesión de Cataluña anuncia su hoja de ruta para este año, que empieza con la presentación de la semana que viene en el Teatro Victoria y que contará con dos grandes actos el 24 de junio y el 11 de septiembre. "Vamos a movilizar a la gente y a dar voz a los catalanes que están dentro del armario", aseguran.

4 min
Los portavoces de Sociedad Civil Catalana, durante una rueda de prensa
Redacción
Miércoles, 16.04.2014 12:41

Sociedad Civil Catalana (SCC) celebrará "dos grandes movilizaciones" el 24 de junio -Fiesta de San Juan- y 11 de septiembre -Diada de Cataluña-, además de otras "múltiples actividades que tendrán lugar en los próximos meses".

Así lo recoge la hoja de ruta de la entidad, que se ha presentado este miércoles tras ser aprobada por los 60 promotores de la entidad, y que pasa en primer lugar por un acto público este 23 de abril -Diada de Sant Jordi- en el Teatro Victoria de Barcelona. 

Según han explicado el presidente de la junta provisional de SCC, Josep Rosiñol, y la vicepresidenta, Susana Beltrán, en la primera semana de vida ya han recogido alrededor de 5.000 adhesiones a su manifiesto fundacional, en el que se posicionan claramente en contra de la secesión de Cataluña.

Llamamiento a la movilización

"Vamos a movilizar a la gente y a dar voz a los catalanes que están dentro del armario", ha explicado Josep Ramon Bosch, uno de los portavoces de la entidad, quien ha puesto el acento especial en la manifestación del próximo 11 de septiembre, que se celebrará en Tarragona "porque fue la capital histórica" de la Hispania romana y que representa la "capital sentimental" del país. La marcha arrancará a las 18:08 horas, en recuerdo del inicio de la Guerra de la Independencia, en 1808, que "fue cuando los españoles nos pusimos en pie ante una situación de emergencia nacional".

Joaquim Coll ha destacado que el mensaje de SCC es "claro y nítido": la secesión "no nos conviene"; "no está justificada, ni por razones fiscales, políticas, ni culturales"; y es "un proceso traumático" que "violenta la doble identidad de los catalanes". Desde la entidad no niegan que haya "problemas", pero subrayan que "estos deben resolverse en el marco de la ley".

Los promotores de SCC se han quejado de la falta de recursos y han hecho un llamamiento "a la sociedad civil catalana" a participar en estas movilizaciones, especialmente a "todos aquellos que sienten que el proceso independentista no va con ellos". Un llamamiento que también han ampliado a los ciudadanos del resto del país. "Vamos muy en serio, esto no es ninguna broma", han concluido.

"Nos sentimos con toda naturalidad catalanes, españoles y europeos"

"SCC no es, ni pretende ser, un partido político. Lo que nos une es el respeto al Estado de derecho y a la democracia. Y apelamos al diálogo sincero y racional como forma de dirimir todos los retos de una sociedad compleja como la nuestra. Los miembros e impulsores de SCC nos sentimos con toda naturalidad catalanes, españoles y europeos", ha explicado Rosiñol.

Y ha añadido: "Representamos esa Cataluña real, invisible para el poder político en Cataluña, una Cataluña incómoda para los que proponen la ruptura con el resto de España y que juegan con la división de todos los catalanes". El presidente de la junta provisional de la entidad ha destacado la buena acogida que han tenido los diferentes grupos políticos con los que se han reunido tanto en el Congreso como en el Parlamento autonómico.

Beltrán ha destacado que los apoyos que están recibiendo proceden de personas "de condiciones muy diferentes" y "de todos los sectores", lo que refleja "esa diversidad en la que nos sentimos muy cómodos". "Estamos en contra de la secesión, pero queremos convivir con todo el mundo", ha insistido.

Preguntado por la posición de SCC respecto al referéndum independentista, Coll ha señalado que "nosotros no nacemos para estar a favor o en contra de una consulta, sino para conseguir que la mayoría de catalanes que creemos que no ven la necesidad de iniciar este viaje hacia la ruptura lo puedan decir en libertad, sin complejos ni miedos". "A partir de aquí, si los partidos políticos acuerdan lo que sea, en el marco del respeto al Estado democrático y de derecho, nosotros no tenemos nada que decir. El día que se convoque, ya nos pronunciaremos", ha añadido.

Comentar