Cotización Ibex 35
buenos resultados en 2014

Banco Santander hace caja en plena crisis: supera los 8.000 millones de plusvalías con desinversiones desde 2009

Entre los negocios que ha vendido Banco Santander destacan negocios de gestión de banca minorista y de empresas así como diferentes activos financieros en Chile, Colombia, Brasil, México, Venezuela (tras la nacionalización impuesta por el presidente de aquel país Nicolás Maduro) y en el negocio de los seguros para particulares y empresas, entre otros.

7 min
El presidente de Banco Santander, Emilio Botín
Redacción
Viernes, 16.05.2014 10:50

El primer banco español y una de las entidades más relevantes por volumen de negocio de la zona euro, Banco Santander, ha aprovechado el transcurso de la crisis financiera y económica para hacer caja. Teniendo en cuenta que gran parte del negocio del banco que preside Emilio Botín está fuera de España (más de un 50%), la entidad ha realizado fuertes ventas en Latinoamérica (desinversión en Venezuela y Colombia, por ejemplo) lo que le ha beneficiado con un aumento de ingresos de 20.000 millones de euros por las desinversiones que han generado más de 8.000 millones de euros en plusvalías desde el año 2009, según la información facilitada por el banco al regulador.

Entre los negocios que ha vendido Banco Santander destacan negocios de gestión de banca minorista y de empresas así como diferentes activos financieros en Chile, Colombia, Brasil, México, Venezuela (tras la nacionalización impuesta por el presidente de aquel país Nicolás Maduro) y en el negocio de los seguros para particulares y empresas, entre otros.

A estas operaciones se suma la operación de salida a bolsa de su filial argentina (operación contraria a la que ha aprobado el banco en Brasil puesto que ahora ha decidido lanzar una oferta para controlar el total de su filial brasileña) que finalmente se ha retrasado junto con la salida a bolsa de su filial británica (pendiente).

Banco Santander ha añadido a las desinversiones parciales, nuevos acuerdos con socios para gestionar conjuntamente otros negocios, como es el caso de la gestión de activos, los seguros, la concesión de créditos al consumo en Estados Unidos o la gestión inmobiliaria. Como condición en estas operaciones, la entidad mantiene entre el 40 y 50% de participación en el capital de estos negocios.

Tras las desinversiones, buenos resultados en 2014

En los años que está durando la crisis económica, Santander ha realizado fuertes provisiones para fortalecer su capital y en función de las exigencias de las normativas vigentes en España y que ha marcado la Unión Europea. Estas provisiones afectaron al resultado en los últimos cuatro años, a pesar de que el banco siempre ha mantenido el pago del dividendo para sus accionistas (con una rentabilidad anual que este año podrá alcanzar el 8% por acción), pero en el primer trimestre de 2014 los ingresos han vuelto a superar los mil millones de euros.

En el primer trimestre de este año, Banco Santander ha obtenido un beneficio atribuido de 1.303 millones, un incremento del 8% frente al mismo periodo de 2012. El mayor grupo bancario español asegura que los resultados se han visto perjudicados por el fuerte impacto negativo de los tipos de cambios y que, eliminando este efecto, las ganancias habrían subido el 26%.

El mayor grupo bancario español asegura que los resultados se han visto perjudicados por el fuerte impacto negativo de los tipos de cambios y que, eliminando este efecto, las ganancias habrían subido el 26%.

Santander ha conseguido reducir la morosidad por primera vez desde que empezara la crisis financiera en 2007. La ratio total ha descendido nuevo puntos básicos frente a diciembre del pasado año, hasta situarse en el 5,52%. En España, no obstante, la dudosidad sigue al alza, con un incremento de una décima en el trimestre, hasta el 7,61%.

La diversificación geográfica sigue siendo una de las principales claves de estos resultados: Europa aporta el 53% del beneficio del grupo (Reino Unido el 20%; España el 14%; Polonia el 6% y Alemania el 5%); Latinoamérica supone el 38%(Brasil el 20%; México y Chile el 7% y Estados Unidos el 9%).

Mayor margen de interés

Los resultados del primer trimestre no tienen efecto las plusvalías realizadas con la venta de la gestión de su inmobiliaria Altamira (385 millones) ni la salida a bolsa de parte de su filial estadounidense de consumo SCUSA (730 millones), ya que ambos importes se han destinado a un fondo cuya asignación todavía está por decidir.

La cuenta muestra una recuperación del margen de interés, que recoge los resultados de la actividad bancaria más típica, frente al cierre del pasado año, del 0,8%, hasta 6.992 millones. Los ingresos totales (margen bruto) descienden el 5,6% frente a marzo de 2013, pero a tipos constantes habrían aumentado el 4,2%, y se sitúan en 10.124 millones. El cambio de divisas también afecta a los costes: su caída del 4,4%, hasta los 4.847 millones, equivale a un aumento del 3,5% a tipos constantes.

Las dotaciones para insolvencias caen el 14,2% y se sitúan en 2.695 millones. El grupo destaca que en España las provisiones caen por tercer trimestre consecutivo.

Más recursos para ofrecer créditos

Banco Santander ha mejorado nuevamente su ratio de créditos sobre depósitos, que a nivel de grupo está en el 112%. En España, este indicador ha mejorado hasta el 85%, lo que significa que el banco tiene más que cubierto el crédito con los depósitos en balance. La explicación es que la actividad crediticia en España se sigue contrayendo: en el último año el saldo ha caído el 7% y los créditos han crecido un modesto 0,3%.

Para el conjunto del grupo, los créditos crecieron en el trimestre el 1,5%, hasta los 721.856 millones de euros. La comparación interanual arroja una caída de 6%, que se reduciría al 1% descontando el efecto de los tipos de cambio. Los recursos en balance bajan el 6,8% interanual a nivel de grupo, hasta los 822.408 millones. Santander explica que los depósitos de clientes, sin en el efecto del cambio, subirían el 2%, mientras que los fondos de inversión y otros recursos fuera de balance lo harían el 6%.

Mejoría de la filial portuguesa

La división portuguesa del Banco Santander, el Totta, cerró el primer trimestre de 2014 con un beneficio neto de 42,1 millones de euros, cuatro veces más de lo que ganó durante el mismo período del año anterior.
Según las cifras facilitadas por la entidad al regulador bursátil luso, la mejoría se explica por la caída registrada en el capítulo del gasto destinado a impagos y provisiones, que se redujo a menos de la mitad.

El banco destinó a este concepto 32 millones de euros, lejos de los 70 millones de hace un año, lo que se tradujo en un notable alivio para sus cuentas.
Además, también contribuyó la subida de un 9,3 % en el "margen financiero" -la diferencia entre los intereses pagados en créditos y los pagados por los depósitos-, hasta los 129 millones de euros, así como la reducción en un 3 % de sus costes operativos, hasta los 117 millones de euros,

El beneficio de los tres primeros meses del ejercicio es muy similar al registrado en el último trimestre del año anterior, cuando ganó 41,5 millones de euros, aunque contrasta con los resultados globales de 2013, año que cerró con un beneficio neto de 102 millones de euros, un 60 % inferior al de 2012.

En opinión del presidente ejecutivo del Santander Totta, António Vieira Monteiro, los positivos datos del primer trimestre del año "evidencian la capacidad de la entidad de desarrollar en Portugal una actividad comercial rentable sin depender de resultados extraordinarios ni obtenidos fuera del país".

El Santander Totta también mejoró sus rátios de solvencia, y su Core Tier 1 subió más de un punto, hasta el 14,5 %.
El volumen de crédito concedido por la división lusa del banco español se situó en 26.900 millones de euros, un 2,9 % menos que en marzo de 2013, y los depósitos también cayeron otro 4 %, hasta 18.600 millones de euros.

La entidad financiera es una de las mayores de Portugal y cuenta con cerca de dos millones de clientes, 5.400 empleados y más de 600 oficinas en suelo luso, según los datos facilitados por el propio banco.