Duda del final del bipartidismo

Arias Cañete reconoce que el PP ha recibido un "serio aviso" de sus votantes

El nuevo eurodiputado popular interpreta que muchos votantes "no han entendido la necesidad de las medidas" de austeridad, o que "no les han gustado las medidas duras" que ha adoptado el Gobierno de Mariano Rajoy.

2 min
El candidato 'popular' en las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete
Redacción
Lunes, 26.05.2014 16:39

El candidato el PP en las elecciones europeas de este domingo, Miguel Arias Cañete, ha hecho este lunes una valoración ambivalente de los resultados electorales. Por un lado, ha celebrado su ajustada victoria en España y la ha considerado como un "apoyo" de los ciudadanos. Por otro, ha reconocido que la fuerte pérdida de votos y escaños supone una advertencia a su partido.

Cañete, en sendas intervenciones en TVE y a Onda Cero, ha destacado que el PP ha revalidado su triunfo en las europeas después de dos años de gobierno en que ha tenido que tomar medidas "muy difíciles", en alusión a las políticas de austeridad, que comportan un necesario desgaste popular. En este sentido, ha querido destacar que la mayor parte de los partidos europeos en el Gobierno han sufrido un severo castigo en los comicios, y que prácticamente sólo el PP y la CDU de la canciller alemana Angela Merkel han conseguido la victoria desde el Ejecutivo en Europa.

Un muy moderado triunfalismo, que Cañete enseguida ha matizado más. Así, ha reconocido que el resultado electoral también es un "serio aviso" de los españoles a su partido, especialmente de los propios electores del PP. Cañete ha interpretado que muchos de estos votantes "no han entendido la necesidad de las medidas" de austeridad, o que "no les han gustado las medidas duras" que ha adoptado el Gobierno de Mariano Rajoy.

Confía en la recuperación económica

Sin embargo, el nuevo eurodiputado popular ha confiado en que, a medida que se consolide la recuperación económica el PP pueda volver a movilizar al electorado propio, de cara a las próximas elecciones generales, que se tienen que celebrar como muy tarde a finales de 2015.

Sobre la pérdida de voto no sólo del PP, sino también del PSOE, Cañete ha puesto en entredicho que esto signifique necesariamente una "sentencia de muerte del bipartidismo". Según ha recordado, las elecciones europeas se prestan más a un voto de castigo, porque los electores no temen "consecuencias políticas inmediatas" de su voto, como ocurre en otros comicios.

Además, ha razonado que las europeas se celebran con una única circunscripción para todo España, lo que favorece las posibilidades de los partidos pequeños.

Comentar