Solo la candidata de los Verdes apoya el "derecho a decidir"

Europa deja solo a Mas

Los candidatos a presidir la Comisión Europea tras las elecciones del 25-M defienden mayoritariamente que los conflictos secesionistas son una cuestión interna de los Estados miembros, que deben resolverse en base a las constituciones nacionales sin la interferencia de la UE.

3 min
Redacción / Agencias
Jueves, 15.05.2014 23:19

El proyecto independentista promovido por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha tenido su momento de gloria en el debate celebrado este jueves entre los candidatos a presidir la Comisión Europea tras las elecciones del 25 de mayo. Sin embargo, la posición ampliamente mayoritaria ha sido la de que se debe respetar la Constitución por encima de las demandas secesionistas, y que la Unión Europea no debe intervenir.

Preguntado sobre los movimientos independentistas de Escocia y de Cataluña, y sobre si la secesión supondría la entrada automática en la UE, el candidato del Partido Popular Europeo (el más numeroso, con 274 de los 766 eurodiputados), el luxemburgúes Jean-Claude Juncker, ha señalado que "sería sabio no implicarse en este debate" porque "es un debate que compete al Reino Unido y a España". Juncker ha resaltado que "las constituciones nacionales deben respetarse". "Por lo demás, debemos mantenernos en silencio", ha añadido.

El aspirante socialista (que cuenta con 195 eurodiputados), el alemán Martin Schulz, ha destacado que "somos una unión de países soberanos" y "debemos aceptar lo que sucede en el marco de las constituciones nacionales" porque no existe un patrón europeo para estos casos. En referencia a Escocia, Schulz ha dicho que, si apuesta por la independencia en el referéndum de septiembre, "tendrá un procedimiento para adherirse" a la UE. "Pero en otros países es completamente diferente", ha advertido en referencia a Cataluña.

El candidato de los liberales (83 eurodiputados), el belga Guy Verhofstadt, ha defendido que "la UE no debe implicarse" porque "es una cuestión de España y de los catalanes". "Que decidan ellos: España y los catalanes", ha subrayado. Aunque sí ha señalado que "debemos tener en cuenta lo que la gente piensa, no podemos construir una Europa en la que la voz de los ciudadanos no cuente en una cuestión tan importante". En ese sentido, ha considerado que la UE debe "jugar un papel positivo en el diálogo entre España y los catalanes" y "no debe intervenir de forma negativa" como a su juicio ha hecho el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso.

La aspirante de los Verdes (58 eurodiputados), Ska Keller, ha sido la única que ha defendido sin matices el derecho de los ciudadanos "a decidir sobre su futuro y el futuro de los Estados". "Si yo fuera presidenta de la Comisión, les daría la bienvenida a la UE si deciden ser independientes", ha asegurado.

Finalmente, el candidato de Izquierda Unitaria (35 eurodiputados), Alexis Tsipras, ha señalado que su formación respeta "el derecho de autodeterminación", pero ha advertido de que los nacionalismos "nunca llevan a resultados positivos". "No creemos que debamos alentar el cambio de fronteras", ha destacado. En su opinión, "en el caso de Cataluña y Escocia podría haber una autonomía reforzada dentro de un Estado federal".

Comentar