"el primer deber es decir la verdad"

Margallo ultima un estudio jurídico sobre las consecuencias de la eventual secesión de Cataluña

El titular de Exteriores ha dado a conocer, en la sede neoyorquina de la ONU, los preparativos de este nuevo documento centrado en la "cuestión catalana". "Una secesión unilateral o un referéndum de secesión no amparado por la Constitución de un país no puede ser reconocido por la comunidad internacional", ha esbozado el ministro popular.

2 min
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo
Redacción
Miércoles, 7.05.2014 12:41

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación elabora un nuevo informe sobre la eventualidad de una secesión unilateral de Cataluña del resto de España. En él, el departamento de José Manuel García-Margallo (PP) señala que el hipotético "nuevo Estado catalán" no sería reconocido por la comunidad internacional, lo que supondría el "empobrecimiento" de su población.

El titular de Exteriores ha dado a conocer, este martes en la sede neoyorquina de la Organización de Naciones Unidas (ONU), los preparativos de este nuevo documento centrado en la "cuestión catalana". "Una secesión unilateral o un referéndum de secesión no amparado por la Constitución de un país no puede ser reconocido por la comunidad internacional", ha esbozado el ministro popular.

"Es así de sencillo, no es nada nuevo", ha aclarado García-Margallo, quien al mismo tiempo ha asegurado que "nadie" le preguntado por la "cuestión catalana" en sus reuniones para promover la candidatura de España al Consejo de Seguridad del organismo internacional en las próximos elecciones de octubre.

"Conocer las consecuencias de cada decisión"

Según Margallo, la "viabilidad económica de una Cataluña independiente" dependería, primero, de su "reconocimiento internacional" -lo cual lleva implícito el acceso al FMI-, y segundo, de la pertenencia a la Unión Europea, lo cual ya ha sido respondido por varios responsables comunitarios.

En este sentido, ha advertido de que "si no se produjese ninguna de las dos condiciones, el empobrecimiento de la población sería muy importante", y ha lanzado el siguiente aviso:

"Entonces habría que hacer preguntas sobre cómo van a pagar una deuda pública que tienen y la que tengan que asumir; quién va a pagar las pensiones; qué sostenibilidad tiene un sistema de pensiones, cuál va a ser el nivel de empleo si las posibilidades de comercio exterior disminuyen".

Son, en suma, y según el titular de Exteriores, "consecuencias prácticas [de una hipotética secesión] que cualquier ciudadano tiene que valorar". Hay que "conocer las consecuencias de cada decisión", ha apuntado, y por ello, según ha asegurado, "el primer deber de cualquier político es decir la verdad, explicar cuáles son las consecuencias positivas o negativas de una determinada opción". "Nos preocupa", ha afirmado, "que los catalanes sufran un perjuicio simplemente por no ser advertidos de las consecuencias de una opción que se está planteando en términos más que halagadores", ha concluido

Comentar