Aludiendo a Podemos

Felipe González: "La alternativa bolivariana sería un desastre"

"La alternativa bolivariana sería una catástrofe sin paliativos. Si llega, yo tendré el consuelo de decir que yo ya lo dije", ha expresado el expresidente del Gobierno.

2 min
Felipe González, en una conferencia en Madrid
Redacción
Jueves, 29.05.2014 20:27

El expresidente del Gobierno y ex líder del PSOE Felipe González ha sido muy claro en su valoración de los buenos resultados de los partidos situados a la izquierda de los socialistas en las recientes elecciones europeas. Considera que responde en parte al malestar social por la situación económica, pero también a una "moda". Y apunta que, de consolidarse esta "alternativa bolivariana", supondría un "desastre".

"La alternativa bolivariana sería una catástrofe sin paliativos. Si llega, yo tendré el consuelo de decir que yo ya lo dije", ha expresado González, en su intervención en la presentación del 'Informe sobre la democracia en España', de la Fundación Alternativas, en el auditorio de Caixaforum en Madrid.

En su intervención, el expresidente ha rebatido también las acusaciones -recurrentes en el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y en el entorno de los indignados- de pertenecer a una "casta" política. Dando la vuelta al argumento, se ha declarado orgulloso de pertenecer a esta supuesta "casta", aludiendo a los avances que, según ha recalcado, se produjeron en España durante su etapa en el Ejecutivo.

"Ausencia de referentes"

A la vez, y ante lo hipótesis de que exista una "fractura entre élites y ciudadanos", González ha opinado que, más bien, el problema es una "ausencia de referentes políticos" para la ciudadanía.

Así, al tiempo que ha reconocido que en el mundo está generalizada la "crisis de gobernanza de la democracia representativa", ha recordado también que no hay ningún país sin élites.

Para matizar sus críticas a la forma de los movimientos de izquierda alternativa, ha alabado el fondo, al celebrar la "resistencia generalizada y poco sectorial" ante los "recortes de libertades" que, según sostiene, practica el Gobierno de Mariano Rajoy.

Comentar