en santa susanna

Imputado un alcalde de CiU por adjudicar a dedo el servicio de basuras

La Fiscalía acusa a Joan Campolier de haber revocado la delegación del servicio de recogida de residuos que tenía encomendado el Consejo Comarcal del Maresme para adjudicarlo a un precio superior a la misma empresa que trató de beneficiar con una recalificación urbanística.

2 min
Redacción / Agencias
Jueves, 22.05.2014 12:39

El alcalde de Santa Susanna (Barcelona), Joan Campolier (CiU), ha sido imputado por haber adjudicado, presuntamente a dedo, el servicio de recogida de basuras del municipio a una empresa a la que asimismo trató de beneficiar con una recalificación urbanística.

Un juzgado de Arenys de Mar (Barcelona) ha citado a declarar el próximo 10 de junio al edil convergente, el mismo que en 2003 fue condenado a ocho años de inhabilitación por prevaricación, pese a que entonces logró el indulto parcial.

En esta ocasión, una querella presentada por el fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo, Antoni Pelegrín, le atribuye delitos de revelación de secretos, malversación de caudales, concertación prohibida a funcionarios y prevaricación.

La adjudicación y recalificación fueron ratificadas en el Pleno

La Fiscalía acusa a Campolier de haber revocado la delegación del servicio de recogida de residuos que tenía encomendado el Consejo Comarcal del Maresme para adjudicárselo a dedo a la empresa Excavaciones, Transportes y Áridos Hermanos Alum, por un precio superior al que cobraba la entidad pública. La maniobra se completaría con una recalificación de los terrenos para que los empresarios construyeran un centro de gestión de residuos en la localidad, evitando así los desplazamientos diarios a Mataró.

La querella, que señala a cuatro cargos más del Consistorio y a los dos empresarios que, presuntamente, se beneficiaron de esta ilegalidad, considera que "llama poderosamente la atención" que las "deficiencias" que rodean el caso sólo se pusieran de manifiesto "con posterioridad" a la decisión del Pleno.

En efecto, aun cuando no se redactó ningún informe técnico acerca de la conveniencia o no del cambio, y antes incluso de que el Consistorio garantizara la contratación de un nuevo adjudicatario, la revocación del servicio que prestaba el Consejo Comarcal fue aprobada en septiembre de 2011 en el pleno del Ayuntamiento, en manos de CiU.

Comentar