Niega haberle golpeado

La agresora de Navarro justifica su acción porque hace años la bandera de Cataluña del Ayuntamiento de Tarrasa "estaba sucia"

Una mujer de 63 años confiesa ser la protagonista del incidente con el líder del PSC. Asegura que se limitó a empujarle, increparle e insultarle, pero que no le golpeó. "Años atrás había tenido un desecuentro puntual, cuando Navarro era alcalde de Tarrasa, consistente en que había reprochado al alcalde que la bandera de Cataluña colgada en el balcón del Ayuntamiento estaba sucia", explica el consejero de Interior.

2 min
El primer secretario del PSC, Pere Navarro
Redacción
Martes, 13.05.2014 19:16

"La bandera de Cataluña [colgada en el Ayuntamiento de Tarrasa] estaba sucia". Este es el motivo alegado por la presunta agresora del primer secretario del PSC, Pere Navarro, para justificar su acción, aunque ha rechazado haberle golpeado y ha asegurado que se limitó a empujarle, increparle e insultarle.

Así lo ha explicado el consejero de Interior de la Generalidad, Ramon Espadaler, en una rueda de prensa convocada esta tarde para explicar el resultado de las investigaciones que han llevado a cabo en torno a esta cuestión.

Espadaler ha señalado que esta mañana un familiar de la presunta agresora se puso en contacto con la Consejería para denunciarla. Por la tarde, la mujer -de 63 años de edad y residente en un municipio cercano a Tarrasa- ha prestado declaración en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Cerdanyola, confesando su participación en el incidente del día 27 de abril pero negando haber golpeado a Navarro.

La esposa de Navarro identifica a la mujer

La mujer ha reconocido que llamó al político "hijo de puta" y ha justificado los hechos porque "años atrás había tenido un desecuentro puntual, cuando Navarro era alcalde de Tarrasa, consistente en que había reprochado al alcalde que la bandera de Cataluña colgada en el balcón del Ayuntamiento estaba sucia".

Según el testimonio de la mujer, la secuencia se inició con un empujón y unos reproches a Navarro, este se giró y le preguntó si "se había tomado la pastilla", y entonces ella le insultó. Espadaler ha descartado que la presunta agresora sufra alguna incapacidad mental y ha indicado que hay otros testigos oculares que dicen que sí hubo agresión. Además, la implicada había sido denunciada hace tiempo por haber increpado a un empleado de un banco al encontrar cerrada la puerta de un cajero.

Los Mossos han dejado en libertad a la mujer y han puesto en conocimiento de la autoridad judicial esta confesión. Espadaler ha informado de todo ello a Navarro, quien no ha podido identificar a la mujer en una fotografía, aunque sí lo ha hecho su esposa.

Comentar