Las contradicciones del "proceso"

Mas apela a la integridad territorial de Ucrania recogida en su Constitución para rechazar las consultas de Donetsk y Lugansk

La Generalidad considera "no legítimo" el proceso de independencia de las regiones ucranianas y justifica su posición en una declaración de la Unión Europea en la que "reitera su enérgico apoyo a la unidad, soberanía, independencia e integridad territorial de Ucrania", y exige "pleno respeto hacia la integridad territorial y soberanía de Ucrania, incluyendo el derecho de Ucrania a decidir sobre su propia Constitución y futuro político".

4 min
Artur Mas, en el acto de apertura de la campaña electoral para las europeas, rodeado de 'esteladas'
Alejandro Tercero
Martes, 13.05.2014 03:51

El caos que en los últimos meses se está viviendo en Ucrania ha dejado descolocada a la Generalidad, hasta el punto obligarla a caer en serias contradicciones respecto a los argumentos con los que su presidente, Artur Mas, defiende proyecto independentista que está promoviendo.

A principios de febrero, un documento elaborado por el Departamento de la Presidencia autonómica -y supervisado personalmente por Francesc Homs- comparaba Cataluña con Ucrania para defender la legitimidad del referéndum secesionista que promueven. "A veces, para bien o para mal, algunas sospechosas Verdades Eternas políticas duran meses. Si, además, el debate [sobre la independencia de Cataluña] se cierra en falso, puede desembocar en una situación como la que vive justamente Ucrania en estos momentos", indicaba el informe dirigido al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Pocos días después, lo que hasta ese momento habían sido protestas pacíficas derivaron en violentos enfrentamientos con decenas de muertos en la capital del país, Kiev. A Homs no le quedó más remedio que desmarcarse de los acontecimientos de Ucrania. "No está en nuestra línea hacer comparaciones que no tienen ningún tipo de fundamento [porque] es evidente que Cataluña no llegará nunca a la situación de Ucrania", se apresuró a señalar.

El caso de Crimea, segundo contratiempo

Un mes más tarde, la región ucraniana de Crimea declaró su independencia unilateralmente y celebró un referéndum en el que ratificó dicha decisión, que también incluía su anexión a Rusia. La Unión Europea y la mayor parte de la comunidad internacional no reconoció la secesión ni el referéndum por considerar que vulneraba la legalidad constitucional de Ucrania.

De nuevo, a la Generalidad tampoco le quedó otro remedio que sumarse a la posición mayoritaria de la comunidad internacional, aunque el portavoz autonómico subrayó que "allí hay una situación de violencia o de intimidación con el uso de la fuerza y por tanto no serán las características que nosotros defendemos que se tienen que dar para poder ejercer en cualquier lugar del mundo el derecho a decidir".

Y ahora, Donetsk y Lugansk

Este lunes, otras dos regiones ucranianas -Donetsk y Lugansk- han declarado su independencia unilateral, tras celebrar sendos referéndums secesionistas este domingo. Ni las consultas ni las independencias han sido reconocidas por las comunidad internacional por vulnerar la Constitución de Ucrania y la legalidad internacional.

Ante estos nuevos hechos -y a poco más de seis meses de la fecha prevista por Mas para convocar la consulta independentista-, la Generalidad ha vuelto a posicionarse en contra del "derecho a decidir" de estas dos regiones ucranianas, calificando lo ocurrido de "no légitimo".

En un comunicado, el Gobierno autonómico justifica su posición subrayando que este "proceso" de secesión "ha estado precedido por interferencias de un país exterior [Rusia], actos de violencia entre el ejército ucraniano y los rebeldes pro-rusos de ambas regiones, así como la ocupación violenta de edificios gubernamentales". "La improvisación en los preparativos administrativos de la votación, así como la denuncia de numerosas irregularidades por pate de las autoridades electorales en el proceso marcan la ausencia total de transparencia y garantías para la celebración de esta votación", añaden, evitando en todo momento señalar que los referéndums violan la indivisibilidad del país que consagra su Constitución (tanto la actual como la anterior).

La Generalidad esconde las conclusiones de la UE que dice apoyar

Sin embargo, la Generalidad también manifiesta el "pleno apoyo" del Gobierno de la Generalidad a las conclusiones de la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE celebrado en Luxemburgo el pasado 14 de abril, y a la declaración conjunta del Presidente de la República Francesa y de la Canciller de la República Federal Alemania del pasado 10 de mayo sobre la situación en Ucrania.

Curiosamente, en estas conclusiones -que el comunicado de la Generalidad evita reproducir, pese a apoyarlo- la UE "reitera su enérgico apoyo a la unidad, soberanía, independencia e integridad territorial de Ucrania", y exige "pleno respeto hacia la integridad territorial y soberanía de Ucrania, incluyendo el derecho de Ucrania a decidir sobre su propia Constitución y futuro político". Y es que, el referéndum planeado por Mas para noviembre es tan legal como los realizados en las regiones ucranianas.

Comentar