Entre este año y el que viene

La Generalidad inyectará 4,4 millones en el Liceo

La Generalidad es la segunda administración pública que más aporta al plan de viabilidad del teatro barcelonés, con un 40%. En primer lugar está el ministerio de Educación, con el 45%.

2 min
Gran Teatro del Liceo
Martes, 13.05.2014 20:17

El Gobierno de la Generalidad ha aprobado una inyección de capital de 4,4 millones de euros en la Fundación Gran Teatro del Liceo, con el objetivo "de afrontar la viabilidad" del teatro de ópera barcelonés.

Según ha informado el Gobierno autonómico, la aportación forma parte del Plan Estratégico y de Viabilidad del Liceo para el periodo de 2014 a 2017, firmado por el teatro con la propia Generalidad, el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, el Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación de Barcelona.

Los 4,4 millones se aportarán al Liceo en cuatro pagos. Con carácter inmediato, la Generalidad hará una primera inyección de 377.000 euros, y efectuará poco después -antes de que acabe el primer semestre del año- otra aportación de 1,5 millones. El tercer pago se hará en el segundo trimestre del año, por la cantidad de 1,8 millones, y durante 2015 se hará la cuarta y última aportación aprobada, de 778.000 euros.

Con estas cantidades, la Generalidad habrá aportado el 40% de los 11 millones inyectados por administraciones públicas en el teatro entre 2014 y 2017, según el Plan de Viabilidad aprobado para el Liceo. El ministerio de Educación, Cultura y Deportes aporta el 45%; el Ayuntamiento de Barcelona, el 10%, y la Diputación de Barcelona, el 5%.

Dos años de conflictos

En los últimos años, el teatro de ópera barcelonés ha vivido recortes presupuestarios y caídas de recaudación que han desembocado en despidos, amenazas de ERE y problemas con los trabajadores en general.

Los problemas laborales al Liceo empezaron en 2011, después de que las administraciones redujeran las partidas que aportaban al teatro. Entonces, la empresa se planteó un ERE temporal, pero la medida se evitó con un acuerdo con los trabajadores, a cambio de no programar en septiembre y en julio, y de distribuir estas horas no trabajadas a lo largo del resto del año.

Una situación que se volvió a agravar -según el teatro-, a raíz del aumento del IVA cultural aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy al inicio de la temporada 2012-2013, que provocó una caída en la recaudación. Como resultado, el Liceo volvió a presentar un ERE temporal para toda la plantilla -cerca de 350 personas- entre los días 1 y 24 de septiembre de 2013 y 6 y 31 de julio de este 2014.