Fernández Díaz pide evitar "una guerra de banderas"

La Ley de Banderas se abre paso en Cataluña

Cada vez más ayuntamientos deciden acatar la normativa y colocar la bandera de España junto a la de Cataluña en sus fachadas, ante la amenaza de inhabilitación de los alcaldes y el riesgo de recibir importantes sanciones económicas. La Delegación del Gobierno gana todos los procesos judiciales iniciados por este motivo.

4 min
Fachada del Ayuntamiento de Sant Sadurní d'Anoia, con las banderas de España y de Cataluña
Redacción
Lunes, 5.05.2014 15:48

La delegada del Gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna, ha advertido este lunes a los ayuntamientos catalanes que incumplen la Ley de Banderas -evitando exhibir la enseña de España- de que, tras los correspondientes procesos judiciales, no solo deberán volver a izar la bandera, sino que también deberán hacerse cargo de las costas procesales.

Así lo ha señalado en una rueda de prensa celebrada junto al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y al alcalde de Barcelona, Xavier Trias, en la que ha recordado que la normativa es muy clara a la hora de indicar cómo deben exhibirse las banderas en los edificios públicos y ha destacado que hay "mucha jurisprudencia" a la hora de precisar que las banderas de España y de Cataluña deben ondear en un lugar "preferente y con carácter permanente" en los ayuntamientos.

Llanos de Luna ha revelado que, de los 80 recursos presentados por la Delegación contra ayuntamientos catalanes por negarse a izar las banderas oficiales, todos los que ya se han resuelto lo han hecho favorablemente al cumplimiento de la ley y, además, se ha fallado que las costas procesales corran a cargo de los consistorios implicados.

Fernández Díaz pide evitar "una guerra de banderas"

La delegada del Gobierno también ha señalado que no es legal tratar de sortear la normativa exhibiendo una bandera de dimensiones reducidas o colocándola en un lugar con nula visibilidad, entre otras triquiñuelas, como se ha intentado hacer en algunas ocasiones. "Todas las banderas que ondean tienen que tener un tamaño adecuado", ha insistido.

Por su parte, Fernández Díaz ha instado a los alcaldes catalanes a no entrar en "una guerra de banderas como la que hubo en el País Vasco", y se ha mostrado convencido de que la ley se cumplirá con normalidad, evitando dinámicas que no son beneficiosas para nadie. "Cataluña fue ajena a ese conflicto y ojalá que no arraigue entre nosotros", ha añadido, y ha pedido "respeto a los símbolos de todos, más allá de los sentimientos de cada uno".

El Ayuntamiento de Altafulla anuncia que "cumplirá con la Ley de Banderas"

En este sentido, este mismo lunes el Ayuntamiento de Altafulla (Tarragona) ha anunciado que "cumplirá con la Ley de Banderas y colgará la española y la señera catalana en el balcón de la casa consisitorial". En un comunicado, el Gobierno municipal -formado por una coalición de Entesa, Solidaritat y CiU- señala que acatará la ley tras recibir un requerimiento de la Delegación del Gobierno para hacerlo, emitido tras recibir las denuncias de ciudadanos particulares, puesto que "no ondeaba la bandera española".

"El Ayuntamiento de Altafulla evitará así recibir ninguna sanción económica y, además, cumplirá con el acuerdo al que se ha llegado con la Associació de Municipis por la Independència (AMI), de la que es miembro de pleno derecho, que ha aconsejado a sus municipios adscritos que cumplan esta ley estatal con el objetivo de ahorrarse recibir sanciones económicas y no entrar en ninguna 'guerra de banderas'. Concretamente, el incumplimiento puede venir acompañado de una condena por vía penal que sería la inhabilitación del alcalde, como mínimo, de seis meses, y también una sanción económica de 150 euros diarios", indica el comunicado.

Pese a ello, el Consistorio considera que la exigencia de la Delegación del Gobierno para que se cumpla ley "pone en peligro la paz y la estabilidad sociales".

La ley se abre paso poco a poco

El desacato a la Ley de Banderas ha sido una constante en un buen número de ayuntamientos e instituciones de todo tipo en Cataluña desde hace años. Sin embargo, tras innumerables procesos judiciales, el cumplimiento de la ley parece ir abriéndose paso poco a poco.

Uno de los casos más recientes es el del Ayuntamiento de Sant Sadurní d'Anoia, en el que vuelve a ondear la bandera de España tras un requerimiento de la Delegación del Gobierno. Eso sí, una placa señala en la entrada del edificio que se exhibe la enseña nacional "por imperativo legal", tras un acuerdo entre ERC y CiU.

Mientras tanto, algunos colegios públicos siguen luciendo banderas independentistas en sus instalaciones y el Ayuntamiento de Barcelona le ha dedicado una céntrica plaza al creador de la estelada, que firmaba sus escritos con el seudónimo "viva la independencia de Cataluña y muera España".

Comentar