La gasista gana un 2,3% menos hasta los 402 millones hasta marzo

La presión regulatoria en España lastra los resultados de Gas Natural Fenosa

En una comunicación al regulador bursátil, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía argumenta que sin esos 76 millones de la reforma energética y 44 millones más, fruto de la depreciación de las divisas internacionales, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) habría crecido un 4,6 % en lugar de cerrar el trimestre en 1.224 millones, un 4,7 % menos respecto al mismo período del año anterior.

2 min
Sede corporativa de Gas Natural Fenosa
Redacción
Martes, 6.05.2014 11:55

Las nuevas medidas regulatorias en España para regular el sistema tarifario y reducir paulatinamente el déficit de tarifa le está pasando factura a la multinacional española Gas Natural Fenosa, con sede en Barcelona. La compañía energética cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 402 millones de euros, un 2,3 % menos respecto al mismo periodo de 2013, principalmente por el impacto de las nuevas medidas regulatorias en España, que restaron 76 millones a la compañía.

En una comunicación al regulador bursátil, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía argumenta que sin esos 76 millones de la reforma energética y 44 millones más, fruto de la depreciación de las divisas internacionales, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) habría crecido un 4,6 % en lugar de cerrar el trimestre en 1.224 millones, un 4,7 % menos respecto al mismo período del año anterior.

Política financiera estricta

La compañía gasista ha destacado que el perfil de negocio y la diversificación de las actividades, su asentada presencia internacional y una estricta política financiera le han permitido compensar, en parte, los distintos impactos macroeconómicos y regulatorios durante este periodo.

Las medidas regulatorias adoptadas en España desde 2012 en el sector eléctrico impactarán en el resultado bruto de explotación (Ebitda) anual en 600 millones a partir de este ejercicio; hasta el 31 de marzo, sólo el impacto del RDL 9/2013 ascendió a 76 millones de euros en el Ebitda.

En concreto, el Ebitda consolidado fue de 1.224 millones de euros, un 4,7% inferior respecto al primer trimestre de 2014, a pesar de la significativa contención del gasto. Sin tener en cuenta el impacto regulatorio (76 millones de euros) y la depreciación de divisas internacionales (44 millones de euros), el Ebitda gestionable del primer trimestre del ejercicio ascendería a 1.344 millones de euros, un 4,6% más que en el mismo periodo del año anterior.