Conferencia en Barcelona

Leclair propugna el federalismo como respuesta frente a la "instrumentalización" del "nacionalismo totalizador"

El académico canadiense apuesta por un "federalismo moral" que permite al ciudadano "garantizar su libertad" y protegerse ante a un "nacionalismo homogenizador" que "envenena el clima político, alimenta una lógica del resentimiento y contribuye a minar la confianza de unos frente a otros".

3 min
Jean Leclair, durante la conferencia de este martes
Alejandro Tercero
Miércoles, 28.05.2014 05:25

El académico canadiense Jean Leclair ha defendido este martes que el federalismo "permite al ciudadano no ser instrumentalizado por proyectos nacionalistas que tienen todos el mismo denominador común: destruir la complejidad de su existencia".

Así se ha posicionado durante una conferencia organizada por Federalistes d'Esquerres con el título "Futuro federal". Leclair, que es miembro del comité científico del think tank federal de Quebec L’Idée Fédérale y profesor de derecho en la Universidad de Montreal, ha sido muy crítico con el "nacionalismo metodológico".

Según el académico, el "nacionalismo metodológico postula una confusión entre nación, sociedad y Estado"; "postula la existencia de una nación que tendría su fuente en una autoridad trascendente anterior y superior a los individuos y que provendría de un proceso histórico casi natural e independiente de las voluntades individuales"; "se fundamenta en una concepción totalizadora de la cultura, una cultura entendida no solo como un conjunto de hechos sino como producto de un consenso moral sobre unos valores comunes"; y "está condicionado por un nacionalismo moral según el cual los seres humanos se sienten intuitivamente más ligados a sus compatriotas por obligaciones y deberes más numerosos y estrechos que los que tienen por los extranjeros, y tendrían una obligación moral con los compatriotas que no tendrían con los demás".

Federalismo frente a "nacionalismo homogeneizador"

Frente a este planteamiento, Leclair propugna un federalismo basado en "el principio de libertad" y en "la confianza" para superar "las reivindicaciones identitarias" y "el cierre cultural"; un federalismo que insta al "individuo a adoptar una actitud reflexiva" y "crítica", y que "rechaza la instrumentalización del individuo por cualquier autoridad trascedente, ya sea Dios o la nación".

Leclair apuesta por un "federalismo moral" que permite al ciudadano "garantizar su libertad" y protegerse frente a un "nacionalismo homogenizador" que "envenena el clima político, alimenta una lógica del resentimiento y contribuye a minar la confianza de unos frente a otros".

En todo caso, ese federalismo no insta a "repudiar" todos los planteamientos políticos, sino que simplemente permite oponerse a "una existencia instrumentalizada en beneficio de un proyecto nacional cualquiera", refutar "un deber moral que nos obligaría a mantener las visiones de nuestros compatriotas", y "rechazar los conceptos totalitarios de la cultura que se nos propone".

En el acto también han intervenido el profesor de Derecho Constitucional y miembro del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL Francesc de Carreras, y el catedrático de Ciencia Política de la UB y miembro de Federalistes d'Esquerres Cesáreo Rodríguez-Aguilera. Carreras ha señalado que España es un Estado federal desde el punto de vista estructural, pero no en su funcionamiento, y ha propuesto algunos cambios para encontrar nuevas fórmulas de colaboración institucional. Rodríguez-Aguilera, por su parte, ha apostado por una federalización de la Unión Europea, dando más poder a sus instituciones.

Comentar