"Similitudes y diferencias"

Mas y Urkullu se encontraron en Vitoria

Para analizar "las dificultades de avanzar en el autogobierno ante la estrategia de recentralitación que se está imponiendo desde el Gobierno español".

2 min
Los presidentes autonómicos vasco, Iñigo Urkullu, y catalán, Artur Mas, en el palacio de Ajuria Enea, en Vitoria
Redacción
Viernes, 2.05.2014 17:14

Los presidentes autonómicos catalán y vasco, Artur Mas e Iñigo Urkullu, se reunieron ayer jueves en Vitoria, según han informado ambos ejecutivos autonómicos este viernes. El encuentro llega en pleno desafío independentista de Mas, que no es compartido por Urkullu, que aboga, en cambio, por obtener más autogobierno sin llegar a la ruptura.

En el encuentro, que se alargó durante dos horas y media en el palacio de Ajuria Enea, Mas y Urkullu analizaron "las dificultades de avanzar en el autogobierno ante la estrategia de recentralización que se está imponiendo desde el Gobierno español", según el comunicado del Ejecutivo autonómico vasco.

"Hay similitudes y diferencias"

Según la Generalidad, los dos presidentes autonómicos "constataron que hay similitudes entre la realidad catalana y la vasca, y también diferencias". En este sentido, Mas "trasladó al lehendakari, con detalle y de primera mano, la situación en que se encuentra el proceso democrático catalán [refiriéndose al proyecto independentista] y la evolución que prevé que puede tener".

Mas y Urkullu hablaron igualmente de sus relaciones respectivas con el Gobierno, con los dos grandes partidos de ámbito nacional, PP y PSOE, y con las instituciones europeas.

Finalmente, abordaron las próximas elecciones al Parlamento europeo y la situación económica y de las finanzas públicas, deteniéndose, en particular, en "la imposición" por parte del Gobierno de los límites de déficit a las Comunidades Autónomas, según explica la Generalidad.

Esta es la primera vez que Mas y Urkullu se encuentran de manera pública -aunque la reunión se ha comunicado sólo al día siguiente-. El anterior encuentro entre los dos dirigentes fue en septiembre de 2012, en plena efervescencia del giro soberanista de Mas, posterior a la manifestación del 11 de septiembre de aquel año, y cuando Urkullu todavía no era lehendakari.