Confluyen en Sants

Nuevas manifestaciones contra el desalojo

Los Mossos de Esquadra han dejado en libertad, tras tomarles declaración, a los seis detenidos por los disturbios del día anterior

2 min
Momento de la manifestación en la Plaza de Sants de Barcelona
Redacción
Miércoles, 28.05.2014 20:50

El conflicto por el desalojo el lunes de una finca ocupada en el barcelonés barrio de Sants, emblemática para los movimientos antisistema, está lejos de ser cosa del pasado. Si los dos últimos días se habían producido graves disturbios en la manifestación de protesta contra el desalojo, que incluyeron la quema de una grúa y de una unidad móvil de TV3, este miércoles se han celebrado diversas manifestaciones en Bacrelona -y en otras ciudades de Cataluña- en protesta también por las acciones policiales.

Las marchas se han convocado sobre las 19:00 horas en diversos barrios de la capital catalana, incluyendo el propio Sants, pero también Gracia, el Ensanche, Nou Barris, Horta, el Raval y otros, y han confluido en el centro de Sants sobre las 20:30 horas. Además, se han convocado también manifestaciones de protesta en decenas de poblaciones catalanas, entre las cuales Tarragona, Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramanet, Tarrasa, Manresa, Mataró, Cornellà de Llobregat, Reus o Tortosa.

Mientras se celebraban las manifestaciones, los Mossos de Esquadra han dejado en libertad, tras tomarles declaración, a los seis detenidos por los disturbios del día anterior. La policía autonómica ha denunciado a estos manifestantes como presuntos autores de diversos delitos: desobediencia y resistencia a la autoridad, daños y desórdenes públicos.

Desperfectos por valor de 78.000 euros

Por la mañana, y en el marco de las muchas reacciones a los hechos violentos de los últimos días, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), y el diputado autonómico de la CUP David Fernández -que apoya claramente a los manifestantes- han tenido una agria disputa, al criticar el segundo la actuación del Consistorio, de quien dijo que "ha prendido una cerilla" que puede acabar quemándole, y al responder el primero acusándole de incitar a la violencia.

El ayuntamiento de la ciudad ha valorado los desperfectos de los disturbios en cerca de 78.000 euros, a falta de un balance definitivo.

El detonante del conflicto ha sido el desalojo de Can Vies, una finca en desuso propiedad de la empresa municipal Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), que llevaba ocupada 17 años. La finca, emblemática para el movimiento okupa, ha de ser demolida para llevar a cabo una ambiciosa reforma del barrio, que incluye un nuevo paseo ajardinado.

Comentar