A pesar de las promesas parlamentarias de ERC y CiU

Nuevos recortes sanitarios en el horizonte

Prometer una cosa no es cumplirla, sobre todo cuando se trata de CiU y de ERC. La inmensa mayoría de los gerentes de hospitales creen que este año habrá más recortes sanitarios. Consideran que se va deliberadamente hacia una liquidación total del sistema sanitario público. Los medios serviles lo callan, como es lógico y también norma.

11 min
El consejero de Salud, Boi Ruiz, y el presidente de la Generalidad, Artur Mas
Alfons Quintà
Jueves, 8.05.2014 05:35

Muchos gerentes de hospitales catalanes de uso público ignoran si podrán sacar adelante su centro a partir del 30 de junio. No pueden efectuar una previsión seria de pagos a partir de aquella fecha. Contrariamente a lo que anunciaron CiU y ERC en sede parlamentaria, creen que este año habrá más recortes sanitarios. Muchos gerentes creen que puede haber un colapso hospitalario. Hay un estropicio definitivo.

Afirman que "después de cuatro años de recortes de entre el 20% y el 30%, el sistema está tan ajustado que no puede aguantar un nuevo recorte, como el que esperamos". Indican que hasta ahora, y aunque cueste de creer, la figura jurídica del censo enfitéutico era clave en el funcionamiento de la sanidad concertada, como se expondrá. Se ha recuperado una figura de derecho agrario en total desuso, muy propia del feudalismo y originada en Grecia, cinco siglos antes de Cristo. Todo es de locos.

Rebaja de las asignaciones económicas

La tragedia afecta a los hospitales de la sanidad pública pura, es decir los ocho del ICS (Instituto Catalán de la Salud) y los de la concertada. Sus gerentes no ven posible poder acabar el año con las asignaciones para el segundo semestre que intuyen que serán menores. Temen más recortes, listas de espera todavía más largas, aumento del cierre de plantas, camas y salas de operaciones, más reducciones de plantillas y todas las maldades imaginables, como "la culpa es de Madrit".

Como contraste, la vida politiquera catalana es de una gran morosidad. Las tropas mediáticas de la Generalidad están más alocadas que nunca. Además de las mentiras, han aumentado su utilización de falsos escándalos frívolos. Han asumido el color amarillo, en particular en su principal medio digital: Pepito ha llamado feo a en Juanito, y Juanito le ha contestado que el feo es él.

Se quiere imponer un electroencefalograma plano. Necesitan tapar que el destrozo sanitario es irrecuperable. Habrá que denunciar esta cortina de humo, destacando a los responsables. Son unos estómagos agradecidos por las subvenciones y la publicidad denominada institucional.

Cargarse todo el sistema sanitario

Colaboradores directos del consejero Boi Ruiz están horrorizados. Hablan abiertamente de una componente ideológica determinante en la política de Ruiz. Es su odio a la sanidad pública en general y al ICS en particular. Ruiz no esconde que quiere hacer desaparecer el ICS. En definitiva, se quiere cargar todo el sistema sanitario público, a pesar de no contar con una alternativa, excepto la falsa vía de las mutuas privadas. Con la actual situación económica estas pueden aspirar sólo a pequeños crecimientos, y suerte. Además, sin posibilidad de que los hospitales privados tenga masa crítica, es decir, un gran número de pacientes. En la práctica, esto haría que patologías graves quedaran fuera de su alcance.

Estamos ante una destrucción que también afecta al magma de la sanidad concertada, que es mayoritariamente institucional, con pago público. También pasa por un momento pésimo.

Naufragio del Pacto Nacional por la Salud

Boi Ruiz no sabe qué decir porque no tiene nada presentable que expresar. Su última operación, el Pacto Nacional por la Salud, ha naufragado del todo. Lo abandonó incluso la patronal de la privada pura, la ACES. Curiosamente, en cambio, continúa estando la asociación de usuarios de la sanidad, acreditando que las subvenciones hacen perder la vergüenza y contagian una grave enfermedad, llamada insolencia.

Cuando destapé, totalmente en solitario, el caso Innova, en octubre de 2011, destaqué la voluntad preeminente de destruir el ICS y toda la sanidad pública pura. De manera descarada, la Generalidad quería favorecer a la "CDC de los negocios", rama sanitaria, bien ligada a la sanidad concertada. Se encendió un fuego donde ahora quema todo.

Aumento de la mortalidad un 5,3%

Sufre la vida y la salud de los ciudadanos. Lo acredita de manera fehaciente el hecho de que en 2012 la mortalidad en Cataluña aumentara oficialmente en un 5,3%. En una encuesta a médicos, un 78,6% atribuyó la responsabilidad a "los recortes sanitarios de la Generalidad". La Generalidad, las televisiones, las radios, los diarios y los políticos todavía no han dicho nada. Que sepa, sólo yo lo he escrito y reescrito, sin ninguna rectificación. También se ha pasado por alto -y ya es pasarse- que el monotema independentista ha hecho difícil una reacción contra lo que objetivamente es un atentado (exitoso) contra la vida y la calidad de vida de todos.

Incluso hubo elecciones en el Colegio de Médicos de Barcelona y este gran tema no apareció. Pronto habrá en el de Gerona y por ahora tampoco ha aparecido. En cuanto a la impresentable comisión parlamentaria de investigación sobre sanidad fue un total desastre, como admiten una pequeña minoría de miembros que me expresaron tener vergüenza. Mejor esto que nada.

El engaño del presupuesto

Gracias a la entente entre CiU y ERC, la Generalidad aprobó su presupuesto para 2014. Era obligado, al no poder repetir una prórroga, debido a que el presupuesto de 2013 ya era una prórroga del correspondiente a 2012. Lo aprobaron como si fuera un juego. Les daba igual. Su tema es el poder por el poder, no las necesidades de los ciudadanos. Es un tema envuelto con la bandera independentista. O banderas. Hay la de inspiración cubana y la de inspiración soviética. En concreto, de la URSS estalinista que esclavizó (y puso la misma estrella roja a las banderas) a los países de la mitad Este de Europa.

Entonces escribí que aquel presupuesto, además de ser una maldad, también era un engaño, por varias razones, en particular en sanidad. Ahora se ve que el papel oficial lo aguanta todo, pero no la realidad fáctica. En síntesis, el presupuesto sanitario para este año no era realista y ahora se ha quedado corto. Bien probablemente, esto complacerá a Boi Ruiz.

Un presupuesto sanitario frívolo y cínico

La realidad actual es que a 30 de junio se habrá gastado o bien comprometido más de la mitad del presupuesto del centro hospitalario que sea, que lógicamente tiene que ser en función del presupuesto de la Generalidad frívola o cínicamente aprobado por CiU y ERC. Una vez más, Mas, Mas-Colell y Ruiz cerrarán el presupuesto mal, y con recortes inmorales, como siempre han hecho. Cada año han creado déficits superiores a los que ellos mismos habían anunciado. Mientras haya imbéciles que se crean que esto es culpa de "Madrit" continuarán obrando igual, si pueden.

Ayer Mas-Colell se superó a sí mismo en tontería. Pidió una respuesta por parte de todos los catalanes contra la supresión por el Tribunal Constitucional del euro por receta. Se ha vuelto loco. O sea que los catalanes tendríamos que ser masoquistas y querer pagar más y más impuestos para que su partido haga el uso que de ellos cada día acredita alguna crónica judicial.

En junio, el Valle de Hebrón sin presupuesto

En concreto, ayer la gerencia del mejor y mayor hospital de Cataluña, el Valle de Hebrón (del ICS) manifestó honestamente al comité de empresa que todavía no ha podido presentar el presupuesto para el segundo semestre de este año debido de que la Generalidad no le ha facilitado las asignaciones económicas. Sin estas, un presupuesto no serviría de nada. Aquel centro, como todos los del ICS y los de la concertada, tiene plantas cerradas, listas kilométricas de espera y sufre recortes diversos.

He hablado con gerentes otros hospitales. Hay coincidencia de criterios. Creen que Ruiz volverá a querer imponer otro recorte para el segundo semestre. La sitúan entre un 1 y un 1,5%, es decir, mucho. Creen que volverán a decir que es culpa de "Madrit" porque no les deja generar más déficit. Olvidarán que la siempre demagógica ERC dijo que no permitiría que en 2014 hubiera más recortes sanitarios. Me dicen que hoy, en la mayoría de hospitales, el número de camas dejadas deliberadamente fuera de uso es superior al 20% y puede rozar el 30%. Otro recorte sería insuperable.

Hospitales sin crédito

En el pasado, los hospitales de la concertada recurrían al crédito bancario, cosa que ahora no pueden hacer. Se endeudaron tanto que ahora se puede argumentar que muchos de ellos en realidad pertenecen de hecho a bancos. Pero no los quieren ni sabrían qué hacer con ellos, de momento. Quizás un día los podrían agregar a mutuas que ya son suyas. Ruiz estaría encantado. También estaría encantado de que la sanidad concertada -que incluye varias subespecies- redujera todavía más la actividad.

Ruiz es un personaje que sabe odiar y que tendría que ser más denunciado. Una fuente de la Presidencia de la Generalidad, me informó de que Ruiz es esperado cada mañana y cada tarde, ante su casa, por personas del barrio de la Guineueta, para ser abucheado. Se entiende.

No puedo evitar recordar que a Mas ya le apliqué, para intentar entenderlo, el principio froidiano del Tànatos, o pulsión de la muerte. Respecto a Ruiz también se podría hacer consideraciones similares, aderezadas con tantos complejos como se quiera. Para querer a uno u otro hace falta un sentido de la caridad superior al que muchos tenemos.

Singularidad jurídica feudal

Las fuentes gerenciales explican una singularidad jurídica alucinante. Consiste en que muchos créditos bancarios en centros concertados fueron adoptando la formulación jurídica de enfiteusis, o censo enfitéutico. El primero que me lo dijo me dejó boquiabierto. Creí que me tomaba el pelo. Se trata de una institución jurídica, básicamente feudal y agraria, hoy en desuso, proveniente de la Grecia clásica, por la cual se cede el dominio útil (el derecho de uso) de un bien inmueble, conservando la propiedad (o dominio directo).

El enfiteuta tiene que pagar un censo, por eso también se aplica a toda la figura la expresión censo enfitéutico. En síntesis, si rascas, al sistema sanitario ex público catalán se le puede encontrar de todo. Esta curiosa formulación no ha aflorado, que sepa. Sería interesante que lo hiciera, para ver si la Unión Europea, después de reír un buen rato, se plantea cómo se tiene que considerar, a efectos de computación del déficit. Haría falta un especialista en derecho romano dado que la formulación casera (muy decaída) no nos llegó directamente de Grecia, sino a través de un replanteamiento romano.

El tema tiene más interés actual de lo que pueda parecer. Si no hubiera esta complicación jurídica podríamos ver otra variante (o la misma) de "la CDC de los negocios". Esta podría estar revivida preparando, es decir, intermediando, la venta de edificios sanitarios. Pueden tener suficiente estómago para hacerlo, y más. De momento, demuestran preferir tener unos medios de comunicación serviles abusando de la mentira y de la frivolidad. Prefieren lo que sea antes que tratar del aumento de mortalidad.

Comentar