Nueve detenidos

Registran las sedes de Adif en Madrid y en Barcelona por un supuesto delito de malversación en obras del AVE

La operación, que se mantiene abierta, va dirigida contra funcionarios y técnicos externos por un sobrecoste de 31 millones en el tramo de alta velocidad de La Sagrera

3 min
Dos imágenes del registro en la sede de Adif del martes en Barcelona.
Carlos Quílez/Ignasi Jorro
Lunes, 5.05.2014 11:12

La Guardia Civil ha registrado este lunes la sede central del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) en Madrid y sus oficinas de Barcelona, en una operación por un presunto delito de malversación de fondos públicos en una obra del AVE en Cataluña. Los agentes del Instituto Armado proceden al registro de la sede central del organismo situada justo frente a las obras de la construcción del tramo de alta velocidad de La Sagrera de la Ciudad Condal.

La operación, coordinada por el Fiscal Anticorrupción de Barcelona, Emilio Sánchez Ulled (imagen inferior), está siendo dirigida por el juzgado de Instrucción número 24 de la capital catalana. 

 

Image and video hosting by TinyPic

Los investigadores tienen órdenes de detención para hasta diez personas.

Viajes a Aspen

Anticorrupción cree que funcionarios de Adif podrían haber cobrado sobornos para favorecer a una consultora externa, en relación a las obras del AVE. En concreto, un alto cargo de Adif fue obsequiado con viajes de lujo a Aspen (EEUU) sufragados por la constructora Corsán, una de las adjudicatarias de las controvertidas obras.

El fiscal cree que los supuestos pagos irregulares los habría hecho la contratista Corsán, con el objetivo de "beneficiar económicamente a dicha mercantil en perjuicio de los fondos públicos gestionados por Adif", según un comunicado de la fiscalía, que cree que los detenidos habría incurrido, entre otros, en los delitos de malversación de caudales públicos, cohecho y falsedad documental.

Esta operación, que tiene ramificaciones en otros puntos de Barcelona y en Madrid, se desencadena una vez analizado el minucioso informe que la propia Adif, a instancias del juzgado, entregó hace un año, y en el que reconocía que algunas de las obras presupuestadas en ese tramo de AVE no se llegaron a construir y que en algunas fases de la construcción se emplearon materiales muy por debajo del coste presupuestado.

Fraude de 31 millones

En concreto, el instituto armado ha buscado documentación sobre los posibles pagos a funcionarios de Adif, así como relativa a los "artificios utilizados para falsear las mediciones y disimular después el falseamiento".

Además, la Fiscalía Anticorrupción calcula que el sobreprecio -y, por tanto, el perjuicio contra las arcas públicas- generado por los implicados podría ser de 31 millones de euros. También sospecha que "la propia adjudicación de la obra a la contratista pudiera haber presentado irregularidades".

En el registro de las oficinas de Adif en Barcelona han estado presentes trabajadores y responsables de la empresa pública. La propia Adif ha señalado que desde hace casi un año, junio de 2013, está colaborando activamente con la investigación.