congreso extraordinario en julio para decidir nueva dirección

Rubalcaba abandona

"Lo que hago es asumir la responsabilidad por los malos resultados, y esta decisión ha sido absolutamente mía", declara el líder del PSOE después de que, en los comicios europeos, la candidatura socialista encabezada por Elena Valenciano se haya dejado en el camino nueve eurodiputados y casi la mitad de los votos con respecto a la anterior cita europea.

4 min
El primer secretario del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba
Redacción / Agencias
Lunes, 26.05.2014 14:29

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha responsabilizado este lunes de la derrota electoral sufrida este domingo por su partido, hasta el punto de que ha anunciado la convocatoria de un congreso extraordinario para los días 19 y 20 de julio del que debe salir una nueva dirección política.

"Lo que hago es asumir la responsabilidad por los malos resultados, y esta decisión ha sido absolutamente mía", ha declarado Rubalcaba, después de que en los comicios europeos la candidatura socialista encabezada por Elena Valenciano se haya dejado en el camino nueve eurodiputados y casi la mitad de los votos con respecto a la anterior cita europea, en 2009.

"En cada momento hemos decidido lo que creíamos que era lo mejor para el partido", ha insistido el dirigente socialista, quien, en la rueda de prensa posterior al encuentro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, ha calificado de "malos sin paliativos" los resultados obtenidos por su formación en estas elecciones.

"Abrirse a la sociedad"

La Ejecutiva federal socialista ha puesto en marcha el proceso de renovación del partido. Así, las primarias anunciadas para el próximo noviembre se iniciarán "de forma inmediata" y esta vez sin la participación de Rubalcaba. "Yo hace tiempo decidí no presentarme a las primarias", ha subrayado este.

Pero la derrota de Valenciano, 'número dos' del líder socialista y su más directa colaboradora en estos años, ha superado las expectativas más negativas. Por ello, Patxi López, uno de los aspirantes a las primarias del PSOE, ha admitido que el partido "no ha sabido convertirse en un gran referente político para la mayoría de los votantes que querían un cambio y que han votado a la izquierda".

La ex ministra Carme Chacón, quien le disputó la secretaría general del partido a Rubalcaba en el último Congreso, ha azuzado los vientos del "cambio" reiterando su apuesta por las primarias abiertas. "Sólo si primero nos abrimos a la sociedad, la sociedad se abrirá a nosotros", ha dejado dicho en Twitter, cuya etiqueta "primarias abiertas" ha sido 'trendin topic' en España.

"Es evidente que debe haber reacción"

En principio, quienes aspiran a suceder a Rubalcaba no harán pública su candidatura hasta dos meses antes de la votación, pero tras el anuncio del secretario general del PSOE las reacciones, en efecto, no se han hecho esperar. Además de Chacón, han mostrado su interés Eduardo Madina, Pedro Sánchez y el propio Patxi López, quienes no obstante procurarán esperar alComité federal de junio para salir a la palestra.

El factor Susana Diaz

Esto, en cuanto a los aspirantes a ser candidato del PSOE a las generales. Si hablamos de aspirantes a suceder a Rubalcaba en la secretaría general del partido, hoy por hoy en el entorno socialista solo se ve un nombre posible: el de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. 

La fuerza de Díaz es múltiple. Por una parte, tiene las simpatías de la dirección saliente. Por otra, tiene detrás la federación socialista más numerosa, la andaluza. Que, después del descalabro del PSC en Cataluña, aun ha ganado más peso específico dentro del partido.

Finalmente, los resultados de ayer la avalan. Mientras el PSOE se ha estrellado en todas las CCAA, salvo en Asturias y Extremadura, donde se ha impuesto por poco margen, en cambio en Andalucía ha ganado cómodamente, por 10 puntos de ventaja.

En relación a Díaz, quien peor puede ver el adelanto del cónclave socialista es Chacón. La catalana confiaba en sus posibilidades en unas primarias previas al Congreso. Pero estas pueden verse perjudicadas ante el ascenso de una nueva figura emergente como la presidenta andaluza.

Por su parte, el secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha indicado que "es evidente que debe haber reacción", si bien ha apuntado que no es partidario "de los volantazos sin más". "Hay que analizar bien, pero, inexcusablemente, tomar decisiones", ha añadido.

Las primarias para elegir al candidato a las elecciones generales de 2015 serán, por primera vez en la historia del PSOE, abiertas o a la francesa. Tal cosa implica que podrán votar en ellas no solo los 220.000 militantes del PSOE (y del PSC), como hasta ahora, sino también cualquier ciudadano que quiera participar. Será suficiente con que firme un texto de adhesión a los valores socialdemócratas y pague una cantidad simbólica de uno o dos euros.

Comentar