El PP "intentará aprovechar" la agresión

TV3 minimiza el ataque a Montoro

El presentador y los tres invitados al programa de análisis de la actualidad 2324 coinciden en concluir que el ataque que sufrió este miércoles el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, cuando trataba de abandonar un mitin en Vilanova i la Geltrú no es para tanto. Los cuatro periodistas dedican todo el debate a lamentar que el PP utilizará y aprovechará la agresión sufrida.

4 min
Alejandro Tercero
Jueves, 22.05.2014 09:17

No es para tanto. Esta es la conclusión a la que llegaron el presentador del programa 2324 -de Televisión de Cataluña- y los tres periodistas invitados este miércoles al analizar el ataque que un grupo de independentistas y anarquistas radicales lanzó contra el coche en el que el ministro de Hacienda y Adminstraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, trataban de abandonar un mitin electoral del PP en Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

A pesar de lo evidente de las imágenes, Agustí Esteve, conductor del programa; Ferran Casas, jefe de Política del diario Ara; Marta Lasalas, colaboradora de RAC1, Catalunya Ràdio, TVE, Nació Digital y El Singular Digital, entre otros; y Enric Sierra, subdirector de la edición digital de La Vanguardia, dedicaron todo el debate a intentar minimizar las agresiones.

"Seguro que el PP y sus medios afines lo utilizarán"

"¿Cómo creen que puede acabar esta polémica, cómo pueden acabar utilizándose estas imágenes después de todo el background que tenemos?", lanza Esteve para abrir el debate. Casas se apresura a recoger el guante: "Seguro que el PP y sus medios afines lo utilizarán y hablarán de un clima de violencia. Si hay tensión en la calle en esta campaña, no está siendo por los temas del soberanismo y de la consulta, sino por temas más bien sociales".

Sierra, por su parte, se muestra más preocupado porque las imágenes publicadas no "benefician" a los organizadores de la manifestación. "Al PP ahora le viene como agua de mayo este tema porque ahora se presentarán como víctimas", añadió. "Está claro que mañana y pasado mañana el PP intentará que se hable de esto", replica Casas.

"Seguramente se intentará aprovechar este caso para la campaña"

El conductor del programa interrumpe a los contertulios para señalar que "llevamos unos cuantos incidentes de este tipo con políticos en ciertos barrios o poblaciones de Cataluña". "Me han venido a la memoria unas imágenes del año 1988 de Jordi Pujol; las podemos recuperar", añade, antes de emitir las imágenes de un ataque que sufrió hace más de 25 años el ex presidente de la Generalidad en Santa Coloma de Gramanet.

A la vuelta del vídeo, Lasalas insiste: "Seguramente se intentará aprovechar este caso para la campaña, ya lo han intentado esta noche. [...] Es absolutamente reprobable la violencia, pero no tiene nada que ver una cosa con la otra; pueden intentar sacar todo el jugo que puedan. Los escraches se han producido en otros sitios. Podrán darle otro significado pero es muy difícil que lo puedan conseguir".

"Intentarán que se convierta en el tema de la campaña"

Casas apostilla: "No tiene nada que ver, pero intentarán que se convierta en el tema de la campaña y lo vincularán con el clima...". Y recuerda otro ataque al PP en 2006 durante un acto en Martorell -que califica de "incidentes"- "donde el señor García Albiol [alcalde popular de Badalona] agredió a una de las personas que protestaban". "Seguramente si miramos la hemeroteca encontraremos muchos casos", añade el presentador.

"Si Rosa Díez dice que hay una violencia insoportable -y la señora Cospedal también- sin este tipo de incidentes, qué no dirán ahora cuando hay esto", comenta Sierra, que rechaza que en Cataluña haya "una situación de violencia insoportable ni de odio insoportable generalizado", y defiende que "el dispositivo policial es más que correcto". Una posición que subraya Lasalas: "En unas horas ha habido detenciones, más rapidez, imposible".

Durante los ocho minutos que se dedicaron a analizar el ataque no hubo la más mínima discrepancia entre el presentador y los tres periodistas invitados; un claro ejemplo de cómo funciona la televisión pública de Cataluña.

Comentar