Crece la tensión

Ucrania, en puertas de un conflicto civil

El punto de inflexión de esta escalada de la violencia y la tensión fueron los choques de los últimos días en Odesa, especialmente el incendio en el que fallecieron 46 personas, la mayoría de ellas, rebeldes prorusos

2 min
Sede del Gobierno regional de Donetsk, ocupada por los secesionistas
Redacción
Domingo, 4.05.2014 15:22

La situación en las regiones orientales rusófonas de Ucrania ha empeorado considerablemente en los últimos días. La tensión existente después de que los rebeldes separatistas tomaran edificios gubernamentales y proclamaran unilateralmente la secesión o anunciaran un futuro referéndum ilegal para aprobar la anexión a Rusia se ha materializado después de que el gobierno ucranio decidiera intervenir militarmente en la zona para recuperar el control. Tanto que, si no está ya inmerso en él, si se puede decir que Ucrania está a las puertas de un conflicto civil.

El punto de inflexión de esta escalada de la violencia y la tensión fueron los choques de los últimos días en Odesa, especialmente el incendio en el que fallecieron 46 personas, la mayoría de ellas, rebeldes prorusos.

Este domingo, el primer ministro en funciones de Ucrania, Arseni Yatseniuk, ha prometido una investigación "exhaustiva y completa" de los hechos. Pero, ya antes de la investigación, ha culpado a las fuerzas de seguridad de la región, que, según denuncia, "no hicieron absolutamente nada" para impedir los hechos.

Los disturbios en la capital del Mar Negro -vecina a Crimea, que proclamó unilateral e ilegalmente su independencia y la anexión a Rusia- empezaron el viernes, cuando activistas prorrusos reventaron una concentración de partidarios del nuevo Gobierno ucraniano.

Aumentan los enfrentamientos

A la vez, se recrudecen los enfrentamientos en ciudades orientales como Donetsk, una de las primeras -después de Crimea- en amenazar con la anexión a Rusia, y, sobre todo, en Slaviansk.

En esta última ciudad, las tropas ucranias han recuperado un edificio de alto valor simbólico que estaba en manos de los rebeldes, la televisión local.

Mientras tanto, la Alta Representante de Política Exterior y Seguridad de la Unión Europea, Catherine Ashton, ha pedido a ambas partes "el máximo esfuerzo para no provocar más división y violencia sin sentido", a la vez que insta a cumplir los acuerdos alcanzados en Ginebra el pasado 17 de abril.

De fondo, preocupa el papel que pueda estar tomando en el conflicto el gobierno ruso, que si bien no ha intervenido directamente con tropas en las provincias orientales -sí lo hizo en Crimea, aunque con uniformados sin distintivo alguno-, sí favorece indirectamente las aspiraciones de los separatistas.

Comentar