votan todos los militantes

2.000 avales para aspirar a liderar el PSC

La cifra corresponde al 10% de los 20.715 militantes del partido. que serán los que elegirán directamente a su nuevo primer secretario, en una votación una semana antes del Congreso, el 13 de julio. Esta es la primera vez que los socialistas catalanes elegirán a su primer secretario en una votación abierta a toda la militancia, y no sólo a los delegados enviados por las agrupaciones al Congreso

2 min
Redacción
Lunes, 16.06.2014 19:54

Los dirigentes del PSC que aspiren a ser elegidos primer secretario del partido en el próximo Congreso extraordinario, sucediendo al dimitido Pere Navarro, tendrán que aportar antes un mínimo de 2.072 avales. De momento, sólo hay un nombre en esta carrera, el del ex número dos Miquel Iceta. El resultado, el 19 de julio.

Según ha explicado este lunes el presidente de la Comisión Gestora que lidera interinamente el partido, el también alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, el Congreso se ha fijado definitivamente para el domingo 19 de julio, y los aspirantes tendrán un mes exacto -desde el 19 de junio- para reunir los 2.072 avales necesarios para tomar parte en el proceso.

Esta cifra corresponde al 10% de los 20.715 militantes del partido. Que serán los que elegirán directamente a su nuevo primer secretario, en una votación una semana antes, el 13 de julio. Esta es la primera vez que los socialistas catalanes elegirán a su primer secretario en una votación abierta a toda la militancia, y no sólo a los delegados enviados por las agrupaciones al Congreso.

Votarán todos los militantes

Este sistema, a priori, resta un cierto peso a las decisiones del aparato, que en procesos congresuales con el sistema de delegados -y en condiciones normales- suele tener una influencia casi decisiva.

Sin embargo, hay que recordar que, la elección es para el puesto de primer secretario, y no de candidato a la Generalidad. Dos puestos que pueden recaer en la misma persona o no. Así fue en el caso de Navarro, y no sería así en el caso de Iceta, que ya ha anunciado que convocaría primarias abiertas para decidir el cabeza de lista a las autonómicas, y que no se presentaría a ellas. Una decisión que, sin duda, condicionará -en un sentido u otro- el Congreso de julio.

Sobre el proceso congresual, Ballesteros ha señalado que el PSC "hierve", pero que esto "no significa que esté en descomposición ni destrozado", sino que se trata de "la ebullición lógica de un debate tan trascendente". "Los espaguetis se hacen con agua hirviendo y después quedan perfectamente al dente", ha dicho, metafóricamente.

Ballesteros también se ha mostrado confiado eb que habrá varios candidatos a la primera secretaría -"desearía que surgieran muchos", ha precisado-, así como que el congreso servirá de "revulsivo" para el partido.