"Ese es el ánimo que todos debemos tener", señala el Príncipe de Asturias

El futuro rey Felipe VI aboga por "una nación unida y diversa"

Pide una actitud "valiente y laboriosa" para lograr "las metas de progreso y prosperidad" marcadas por "el conjunto de los hombres y mujeres de España", y promete entregarse con todas sus "fuerzas" a "nuestra querida España, una nación, una comunidad política unida y diversa que hunde sus raíces en una historia milenaria".

2 min
El Príncipe Felipe brinda con el presidente de la Generalidad, Artur Mas
Redacción
Miércoles, 4.06.2014 12:39

El Príncipe de Asturias ha pronunciado este miércoles su primer discurso tras el anuncio de la abdicación de su padre, el Rey Juan Carlos I. En una breve intervención, el futuro rey Felipe VI ha apuntado que dedicará todas sus "fuerzas" a "nuestra querida España, una nación, una comunidad social y política unida y diversa".

En ocasión de la entrega al historiador capuchino Jesús Morrás Santamaría del Premio Príncipe de Viana de la Cultura, en el Monasterio de Leyre (Navarra), el futuro Monarca ha transmitido su voluntad de servir a todos los españoles, "respetando el procedimiento parlamentario", con "esperanza y con ilusión".

Consciente de verse envuelto en un periodo "de dificultades", ha señalado que "sólo" uniendo los "afanes" de todos y, muy especialmente, "anteponiendo el bien común a los intereses particulares", España podrá "avanzar hacia escenarios mejores".

"Ese es el ánimo que todos debemos tener"

El futuro rey de España se ha referido, en efecto, a los diversos retos económicos, políticos y sociales que enfrenta el país en los últimos tiempos y que ahora deberá asumir como máximo representante del Estado. Entre ellos, el órdago separatista en Cataluña, donde el Gobierno autonómico plantea un referéndum ilegal para el próximo 9 de noviembre.

También para este caso, el Príncipe Felipe ha pedido una actitud "valiente y laboriosa" para lograr "las metas de progreso y prosperidad" marcadas por "el conjunto de los hombres y mujeres de España", y ha prometido entregarse con todas sus "fuerzas" a "nuestra querida España, una nación, una comunidad política unida y diversa que hunde sus raíces en una historia milenaria".

"Ese es el ánimo que todos, responsables institucionales, agentes sociales y económicos, entidades y ciudadanos, debemos tener para afrontar con decisión el futuro y ampliar el campo de esperanza que se abre ante nosotros", ha declarado Felipe de Borbón.

Comentar