Madina rectifica y rechaza la posibilidad de una consulta independentista en Cataluña

"Fue un fallo mío, al que no le di ningún valor en el momento de la entrevista", admite, y defiende que ante una hipotética secesión debería consultarse a todo el país. El candidato a dirigir el PSOE insiste en que no es posible "la fragmentación del sujeto político" español.

2 min
El secretario general del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso y candidato a la Secretaría General del PSOE, Eduardo Madina
Redacción
Miércoles, 18.06.2014 18:24

El secretario general del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso y candidato a la Secretaría General del PSOE, Eduardo Madina, ha rectificado este míercoles sus declaraciones de hace dos días en las que se mostraba favorable a celebrar en Cataluña un referéndum secesionista "dentro de la legalidad".

Durante una entrevista en Telecinco, Madina ha dado un paso atrás en esa posición. "Fue un fallo mío, al que no le di ningún valor en el momento de la entrevista", ha señalado. Y ha añadido:

"Mi postura [en esta cuestión] es el artículo 92.1 de la Constitución, que dice que ante asuntos de especial trascendencia la sociedad española podrá ser consultada en el conjunto del país por parte del Gobierno en un referéndum, en una consulta consultiva. Al preguntarme por la oportunidad de una consulta legal, el concepto de legalidad me remitió a la Constitución, y era de eso de lo que hablaba".

Madina ha insistido en que el referéndum que plantea el presidente de la Generalidad, Artur Mas, para el 9 de noviembre "no tiene caude legal ni constitucional". "Yo creo que el margen para la consulta compete al conjunto del país, que no hay más margen, por tanto, no hay más posibilidad de la fragmentación del sujeto político. Nuestro marco constitucional y legal debe ser respetado siempre para mantener un criterio que para mí es clave: la convivencia entre ciudadanos plurales, distintos, diversos en un mismo espacio público que llamamos España", ha reiterado.

El aspirante a dirigir el PSOE ha apostado por una reforma federal de la Constitución para dar salida a la tensión independentista. "Un marco posnacional de reivindicación de pertenencia ciudadana y de convivencia al servicio de un nosotros compartido que es un nosotros que, en mi opinión, mejor, que sume y supere las confrontaciones", ha explicado.

Comentar