"Se está jugando con fuego"

Mas-Colell, al Gobierno: "Si quieren guerra, la tendrán"

El titular autonómico de Economía escenifica su desobediencia a la obligación de sufragar los gastos de una educación bilingüe privada que la Generalidad niega en la escuela pública. "Nosotros no pagaremos nada, protestaremos", advierte.

2 min
El consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell
Redacción / Agencias
Viernes, 27.06.2014 12:48

El consejero de Economía y Conocimiento de la Generalidad, Andreu Mas-Colell, ha advertido este viernes de que el Gobierno autonómico no está dispuesto a sufragar los gastos de una educación privada a los alumnos que quieran ver cumplido su derecho a una enseñanza bilingüe y que el ejecutivo que lidera Artur Mas les niega reiteradamente.

"Nosotros no pagaremos nada, protestaremos. Si quieren guerra, la tendrán". Tales han sido las declamaciones que el consejero convergente ha dirigido al Ministre de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, quien ha dispuesto, a instancias del Consejo de Estado, el pago por parte de las CCAA de 6.057 euros anuales a cada alumno a quien no garanticen una educación bilingüe en aquellos territorios con dos lenguas oficiales.

Mas-Colell, en una entrevista para TV3, ha calificado esta decisión del Gobierno de "alcaldada estrambótica, muy provocadora y muy conflictiva".

"Se está jugando con fuego"

En efecto, el consejero ha estado singularmente agresivo, y, además de referirse a este asunto, ha echado más leña a la controvertida reforma del sistema de financiación autonómico que plantea la Generalidad. Si el Gobierno no atiende esta llamada, ha dicho Mas-Colell, "lo exploraremos, y si ha de derivar hacia una batalla legal no la evitaremos".

"Se está jugando con fuego", ha proseguido el titular del departamento autonómico de Economía y Conocimiento, quien ha estimado que "hace falta que llegue más dinero" del Estado a las CCAA:

"Cataluña debe retener una fracción más grande de los impuestos que pagamos. Hay para todo, para tener más dinero para Cataluña y hacer una contribución muy generosa a la solidaridad con el resto del Estado".

"No pondremos en peligro la financiación de los servicios públicos, que se hace con dinero de los catalanes que nos llega a través del Gobierno", ha apostillado.

Comentar