Mas evita aplaudir al Rey Felipe VI porque se refiere a España como "nación"

El presidente de la Generalidad aprovecha el acto de proclamación del Rey Felipe VI para hacer una nueva reivindicación nacionalista. Lamenta que el nuevo monarca no reconozca a España como "un Estado plurinacional" y señala que ha acudido a su proclamación como "acto de buena vecindad". "Creo que no podía hablar en catalán, aunque hubiese querido, porque, según el reglamento del Congreso, no se puede hablar en catalán", ironiza.

3 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas, y el lendakari, Íñigo Urkullu, evitan aplaudir el discurso de proclamación del Rey Felipe VI
Redacción
Jueves, 19.06.2014 16:18

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha aprovechado el acto de proclamación del Rey Felipe VI para efectuar un nuevo ejercicio de reivindicación nacionalista. Según él mismo ha reconocido, su decisión de no aplaudir el discurso del Monarca es un gesto de protesta por el hecho de que este se haya referido a la "nación española" y no haya hablado de España como "un Estado plurinacional".

"A mí me hubiera gustado escuchar en algún momento que estamos en un Estado plurinacional; en vez de hablar de una nación, la española, me hubiera gustado que se hablara de las naciones que hay dentro de España, dentro del Estado español. Cuando se hace referencia a una nación y no a un Estado plurinacional, ustedes comprenderán que para mí este es un discurso que no es nuevo, esto es lo que hemos oído durante 35 años", ha explicado a los medios una vez finalizado el acto.

Mas ha lamentado que el discurso de Felipe VI no ha planteado "prácticamente nada nuevo". "Hay un Rey nuevo, es verdad, al que le deseo suerte, acierto, éxito y talento, de todo corazón, pero podría haber habido un discurso nuevo o no, y creo que ha hecho el discurso esperado, pero que no es nuevo, y como no es nuevo, tendremos que ver qué pasa a partir de ahora, cómo evolucionan las cosas. Es esa teoría mía del wait and see", ha señalado.

Asiste a la proclamación de Felipe VI como "acto de buena vecindad"

Según el dirigente nacionalista, "el gesto de cortesía era estar, y, para estar, he tenido que hacer cambios muy significativos en mi programa". "Pero una vez ya estoy y este gesto de cortesía ya está más que hecho, yo habría podido aplaudir el discurso si hubiese sido un discurso en gran parte nuevo, pero si el discurso es más o menos el de siempre y se habla de España como una nación, y no se tiene en cuenta que en España hay diferentes naciones, entre ellas, la catalana, pues entonces prefiero ser neutral, quedarme con el wait and see y verlas venir, a ver qué pasa a partir de ahora", ha insistido.

"Hubiera podido no venir, pero he venido. Eso ya ha sido un gesto de buena vecindad que hay que entender como de respeto institucional, y a las instituciones hay que respetarlas", ha reiterado.

Mas ironiza: "Según el reglamento del Congreso, no se puede hablar en catalán"

El presidente de la Generalidad ha reconocido que los Reyes "han estado muy cariñosos" con él. "Me han hablado en catalán, me han saludado en catalán, cosa que yo agradezco porque esta sensibilidad los actuales Reyes de España la tienen, y yo creo que esto hay que agradecérselo porque va en la línea de un Estado plurilingüístico. Bueno, ya es algo; en este sentido, yo lo aprecio. Han estado amables, cordiales e incluso cariñosos en este gesto de decir algunas palabras en catalán", ha indicado.

Pero inmediatamente después ha criticado que, durante su discurso ante las Cortes Generales, Felipe VI no haya utilizado el catalán -salvo en la despedida final-. "Creo que no podía hablar en catalán, aunque hubiese querido -que no sé si quería o no-, porque, según el reglamento del Congreso, no se puede hablar en catalán", ha ironizado.

Comentar