Marcha atrás a la subida de 2011

Rajoy rebaja el IRPF

La rebaja beneficia a las rentas más bajas y a las más altas, pero apenas toca las intermedias. La rebaja entra en vigor en 2015, coincidiendo con un denso año electoral.

4 min
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa de este viernes
Carles Bellsolà
Viernes, 20.06.2014 18:10

Cambio de tercio en la política fiscal del Gobierno de Mariano Rajoy. Después de que en diciembre de 2011, apenas llegar al poder, aprobara una fuerte subida del IRPF, con el objetivo de contribuir al ajuste fiscal exigido por Bruselas, ahora actúa en sentido contrario, y anuncia una rebaja de tramos y tipos en el impuesto. El motivo argumentado por el Ejecutivo: la mejora de la economía, que permitiría este margen. Otro posible motivo adicional: el calendario electoral.

"Llega el momento de bajar impuestos para todos", ha anunciado el ministro de Hacienda y Administraciones públicas, Cristóbal Montoro, en su comparecencia en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes.

Según ha explicado el ministro, la rebaja del IRPF se producirá en dos fases, en los ejercicios 2015 y 2016, y además de reducir significativamente los tipos del IRPF de forma global (un 12,5% de media, ha explicado el Ejecutivo), se reducen también los tramos, que pasan de cinco a siete. Esto incluye la eliminación de los tramos marginales para las rentas más altas. Y también presenta un importante matiz: las rentas medias no experimentarán ninguna rebaja.

Con la rebaja, se establece un primer tramo, para las rentas inferiores a los 12.450 euros brutos anuales -1.038 euros brutos al mes en 12 pagas, o 889 en 14 pagas-, que tributará al 20% en 2015 y al 19% en 2016. Esto representa una significativa rebaja para los mileuristas o submileuristas, que hasta ahora cotizaban al 24,75%, en un primer tramo hasta 17.707 euros brutos al mes. También representa una rebaja respecto a la situación anterior a la subida fiscal de Rajoy de 2011, ya que antes de ella el tipo de este tramo era del 24%.

El segundo tramo se fija para las rentas que vayan de los 12.450 euros brutos anuales a los 20.200, que tributarán al 25% en 2015 y al 24% en 2016. En este tramo, algunos ciudadanos se verán beneficiados, pero otros no. Pagarán menos impuestos que hasta ahora los situados en la parte superior del tramo, los que ganen entre 17.707 euros brutos anuales (1.476 euros al mes en 12 pagas, 1.265 en 14), y 20.200 (1.683 al mes en 12 pagas, 1.442 en 14), que hasta ahora tributaban al 30% -y al 27%, antes de la subida de 2011-. El resto, que antes de la rebaja de hoy se situaban en el tramo inferior, pagarán 0,25 puntos porcentuales más el 2015, y 0,75 menos en 2016.

Las rentas medias, igual

El tercer tramo es probablemente el menos favorecido de todos. Incluye las rentas anuales de 20.200 a 35.200 euros brutos anuales, que tributarán al 31% en 2015 y al 30% en 2016. De estos ciudadanos, de nuevo solo saldrán beneficiados los que se encuentren en la parte superior del tramo, entre 33.007 euros anuales (2.751 mensuales en 12 pagas, 2.358 en 14), y 35.200 (2.933 al mes en 12 pagas, 2.514 en 14), que hasta ahora tributaban al 40% -y al 37% antes de 2011-.

El resto del tramo, de 20.200 euros anuales a 33.077, tendrá un aumento de un punto porcentual en 2015, y se quedará como hasta ahora en 2016 -y con un aumento de dos puntos respecto a 2011-.

Para el cuarto tramo solo hay beneficios. Y más claros, para las rentas más altas. Este tramo incluye las rentas de 35.200 euros brutos anuales (2.933 al mes en 12 pagas, 2.514 en 14) a 60.000 (5.000 euros mensuales en 12 pagas, 4286 en 14), que tributarán al 39% en 2015 y al 37% en 2016. Hasta ahora lo hacían al 40% en la parte baja del tramo (menos de 53.407 euros anuales) y al 47% en la parte superior. Antes de la subida de 2011, la parte inferior del tramo cotizaba al 37%, y la superior, al 43%.

Los más ricos, más beneficiados

Aun más clara es la rebaja para el resto de rentas, las más altas. El Gobierno establece un último tramo marginal, a partir de 60.000 euros anuales (5.000 euros mensuales en 12 pagas, 4.286 en 14), que cotizará al 47% en 2015 y al 45% en 2016. De estos ciudadanos, los que ganaban menos de 12.000 euros al año (10.000 euros mensuales en 12 pagas, 8.571 en 14) tributarán igual que ahora en 2015, y se beneficiarán de una rebaja de dos puntos en 2016.

Pero, a partir de estos 120.000 euros, las rebajas son claras. Y es que el Gobierno elimina los tramos superiores: hasta 120.000 euros brutos anuales, hasta 175.000, y más de 300.000, que tributaban hasta ahora al 49%, 51% y 52%, respectivamente, y que en 2016 tendrán rebajas de 4, 6 y 7 puntos porcentuales.

La rebaja entrará en vigor en 2015, lo que favorece la interpretación de que el Gobierno puede buscar también un beneficio electoral con ellas: y es que ese año se celebran elecciones municipales y autonómicas, en primavera, y generales, antes de diciembre.