"hay que acabar con el déficit fiscal"

Sánchez también defiende un "federalismo asimétrico" para lograr "la máxima expresión de la nación catalana"

El candidato madrileño a la secretaría general del PSOE interpreta, como antes hiciera su rival en esta pugna Eduardo Madina, la Declaración de Granada suscrita por el PSOE y el PSC en el sentido de un federalismo asimétrico, según el cual la Generalidad tendría competencias "exclusivas" en áreas como la cultura y la lengua, cuestión esta última que considera fundamental en tanto, a su juicio, el ministro popular José Ignacio Wert lleva a cabo una "política de segregación lingüística" en Cataluña.

3 min
Pedro Sánchez, candidato a la secretaría general del PSOE
Redacción
Miércoles, 25.06.2014 13:44

Uno de los candidatos favoritos a liderar el PSOE, el madrileño Pedro Sánchez, se ha sumado este miércoles a las tesis de Eduardo Madina, su rival más inmediato para sustituir a Alfredo Pérez Rubalcaba al frente de los socialistas, y ha defendido un "trato fiscal especial" para Cataluña, a la que reconoce como "nación".

Pese a que ha evitado entrar en detalles, Sánchez, en un encuentro con la prensa catalana, ha abogado por mantener la financiación foral en País Vasco y Navarra y ha señalado que, en el caso particular de Cataluña, apuesta por una financiación diferenciada de modo que esta Comunidad "recaudara" y no sólo gestionara "los impuestos que tiene cedidos".

El federalismo asimétrico de Sánchez

El aspirante socialista, que está recabando avales en Cataluña para formalizar su candidatura a la secretaría general del PSOE, ha afirmado que "hay que acabar con el déficit fiscal" que, según él, padece esta Comunidad, por lo que ha defendido para el caso catalán un sistema de financiación "fuerte". 

En efecto, Sánchez, como antes hiciera Madina, ha interpretado la Declaración de Granada suscrita por el PSOE y el PSC en el sentido de un federalismo asimétrico, según el cual la Generalidad tendría competencias "exclusivas" en áreas como la cultura y la lengua, cuestión esta última que considera fundamental en tanto, a su juicio, el ministro popular José Ignacio Wert lleva a cabo una "política de segregación lingüística" en Cataluña.

El dirigente socialista, que ha afirmado que su discurso sobre la reforma constitucional será "coherente" en todo momento, ha asegurado que esta apuesta por un federalismo asimétrico que redunde en beneficio de Cataluña la mantendrá "en Sevilla, en el País Vasco y en Madrid".

"La máxima expresión de la nación catalana"

De hecho, el candidato madrileño a liderar el PSOE se ha comprometido a trabajar desde "el primer día" para que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se siente con el líder autonómico Artur Mas para encontrar una salida dialogada a la actual situación política provocada por el secesionismo catalán.

Sánchez ha proclamado que "el federalismo" asimétrico que plantea "es la solución al choque de trenes", del que responsabiliza al líder de CiU, pero también a Rajoy por estar "enrocado" en "posiciones inmovilistas".

De esta guisa, Sánchez ha ahondado en su primera aproximación a este aspecto de hace unas semanas. "No tengo ningún miedo a que votemos, pero a través de los cauces que nos da la Constitución", ha indicado, para sostener a renglón seguido que "juntos con el pueblo catalán es como podremos lograr la máxima expresión de la nación catalana en la España federal".

Comentar