"eficiencia" y "modernización"

Trias destina 270.000 euros a la reforma de los despachos de la cúpula de Urbanismo

El edificio está alquilado a la Inmobiliaria Colonial y el coste anual en 2014 será de 2,65 millones de euros. Según el contrato de alquiler, el coste en 2015 será de 2,7 millones y de 2,8 en 2016, mientras que obran en poder del Ayuntamiento al menos 20 inmuebles municipales vacíos y sin uso definido.

2 min
El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, visitó el recinto del Sonar
Redacción
Lunes, 16.06.2014 10:32

El Ayuntamiento de Barcelona ha destinado más de 270.000 euros a las reformas y mobiliario de las oficinas que ocupan los altos cargos de la cúpula de Urbanismo.

Según ha informado este lunes El Mundo, el alcalde de la ciudad condal, Xavier Trias (CiU), ha cargado al erario público un total de 224.300 euros para remodelar los despachos del gerente y número dos de este área, Albert Civit, y varios de sus adjuntos (Joan Llort, Antoni Sorolla y Xavier Machado), amén de crear dos grandes salas de reuniones equipadas de tal modo que puedan realizarse videoconferencias.

Otros 49.210 euros, según el expediente de facturación recogido por el diario de Unidad Editorial, se han liquidado para amueblar los nuevos espacios dispuestos por Trias. El concejal de Urbanismo y tercer teniente de alcalde en el Consistorio barcelonés, Antoni Vives, mantiene su despacho en la plaza San Jaime.

"Eficiencia" y "modernización" 

Las empresas adjudicatarias, Constraula Enginyeria y Bernadi SA, reformaron parte de la cuarta planta del edifico que el Ayuntamiento ostenta en la avenida Diagonal número 240 para lograr la "integración" de las áreas de Medio Ambiente y Vivienda con Urbanismo, según el deseo del primer edil de la capital catalana.

Este edificio, no obstante, está alquilado por el Consistorio a Inmobiliaria Colonial y el coste anual en 2014 será de 2,65 millones de euros. Según el contrato de alquiler, asimismo contrastado por El Mundo, el coste en 2015 será de 2,7 millones y de 2,8 en 2016, mientras que obran en poder del Ayuntamiento al menos 20 inmuebles municipales vacíos y sin uso definido.

Por lo pronte, el ejecutivo municipal justifica el gasto de las últimas reformas acometidas aduciendo que los muebles habían quedado "obsoletos" y el espacio "poco ergonómico", por lo cual celebra que se ha mejorado en "eficiencia" y "modernización".