Revista de prensa

'Cubavisión', un minuto y medio para el expediente Corleone

La prensa barcelonesa, entre la desolación, la incredulidad y la desinformación. Convergència trata de salvar el proceso, sacrificar a Pujol y refundar el partido. La de Madrid augura más "sorpresas"

18 min
Pablo Planas
Lunes, 28.07.2014 10:46

Los contenedores de basura de Sarrià-Sant Gervasi rebosan de cuadros con el retrato del "caudillo". Cataluña es pionera en la cultura del reciclaje y entre ir y venir a Cadaqués el servicio ya se ha desecho de cruces de Sant Jordi, fotografías dedicadas y archiperres cuatribarrados. Los irredentos, en cambio, mantienen la estelada en los balcones. Son los nostálgicos, puro búnker tras cuarenta años de mando en plaza de nuestra collares florista y el hombre que veía amanecer en el Canigó. Las estatuas de Lenin desaparecerán en breve del paisaje. Se acabó la omertà y se jodió el oasis, sí o sí. El tembleque de Mas tiene su epicentro en Liechtenstein, cuya bandera es azulgrana y los manejos se hacen en francos suizos, moneda oficial, divisa refugio y secreto bancario.

Como en el caso de Pujol, le cargarán el muerto al muerto. Tanto rollo con la familia para acabar renegando de los padres, de Florenci y de Arturo. Nuestro clan Obiang, los Ceacescu de casa nostra o, como sugieren las élites, la tribu bananera que ha destrozado Cataluña durante cuarenta años, cuarenta, ya prepara las maletas. El ascenso de Josep Rull pretende facilitar la fuga de capitales, "intelectuales" y sonantes. Menuda renovación, un colega de farras de los Pujol brothers es el "perrito piloto" de la transición a la catalana.

Sin que sirva de precedente, el partido de los pijoprogres de la bicicleta (ICV-EUA) ha dado en el clavo al pedir que le retiren a Pujol el despacho en el Paseo de Gràcia, el coche oficial, las dos secretarias, el funcionariado adscrito, la pensión vitalicia y el turno de guardaespaldas, a los que es fama que obligaba a pernoctar en el mero rellano de la casa de General Mitre para no perturbar la intimidad familiar de los Pujolone. Echaban cabezadas sentados en las escaleras. Si las paredes hablaran...

¿Quién conoce a Pujol ahora? Alavedra y Prenafeta le recibirán con los brazos abiertos en el Círculo Ecuestre de los apestados y en el Círculo del Liceo de los sordos. Dicen que Pujol padre se quiere ir a Alemania, como Pepe en los años sesenta y Guardiola ahora. Dinero tiene, pero las grandes propiedades y vastas extensiones están en Hispanoamérica. Probre Pujol, un polínglota al que no le va a quedar más remedio que hablar en español para que le entiendan cuando pida una "cocacola negra" en los bares que frecuentaba el Dioni.

La hojaruta del proceso puede registrar sustanciales variaciones. En la portada de El Periódico se avanza que Mas formará un gobierno de concentración cuando el Constitucional bloquee la consulta y tratará de alargar la agonía y agotar la legislatura. En paralelo, Rull prepara una degradación con honores (música militar) para el padrone. Los "walking dead" de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) pretenden seguir a lo suyo mientras el miedo se diluye y los viandantes señalan las esteladas de los balcones, que parecen decir "aquí vive un fan de TV3". Menos de un minuto y medio dedicó "Cubavisión", la "seva" de la "ceba", a la confesión parcial de Pujol el viernes por la noche. En La Vanguardia, en cambio, se han quitado la venda, aunque hay cronista que atribuye el escándalo a la celebración de Santiago apostol, patrón de España.

O sea que el CNI, la Agencia Tributaria y el Falciani de la Banca Privada Andorrana habrían festejado la festividad con un nuevo ataque a Cataluña. ¡Qué pereza!

Después de meses de mirar para otro lado, hasta el director del diario de Godó le mete el cuerno al expediente. Sostiene Carol: "En las próximas horas, es más que probable que veamos a Jordi Pujol abandonar su cargo en CDC. Nadie en el partido se lo ha pedido, entre otras cosas porque el expresident se encuentra fuera de cobertura desde el pasado viernes, cuando mandó un comunicado en el que reconocía que su familia ha tenido dinero fuera del país, concretamente en Andorra, desde hace treinta y cuatro años".

Concretamente en Andorra, dato poco conocido, novedad casi primicia en el decano de la prensa condal. Continúa el director: "La noticia ha sumido a destacados dirigentes nacionalistas en una profunda desmoralización en CDC, aunque la reacción posterior ha sido la de crear un cortafuegos para que las llamas de este incendio afecten lo menos posible al partido y al proceso soberanista". Sugiere también que hay rogatorias en varios paraísos fiscales.

Si esto no ha hecho más que empezar es el principio del fin, auge y caída de los Rius, mujeres despechadas (la amante del tercer método), empleados mosqueados y el ostracismo, que es exactamente lo que le pasa a Javier de la Rosa cuando ocupa su mesa reservada en el José Luis de Diagonal, que no le conoce nadie pero lo reconoce todo el mundo. Ahora, la peña se envía guasaps con chistes sobre el caso. "Pujol, un gran hombre de Estado (andorrano)" es el trending topic en las redes sociales.

Puede que la ANC, CDC, ACDC y el CATN saquen a sus escuadras a la calle, pero el choteo de los vecinos puede ser monumental, como si una legión de contribuyentes paganos asaltara los bulevares al grito de "¡Viva Montoro y la Agencia Tributaria!". 64 tacos cumple hoy el gran inquisidor fiscal. A lo mejor y para celebrarlo, en Hacienda resuelven acelerar las devoluciones pendientes, que no son pocas.

Y a todas estas, ¿quién manda aquí? En "La mirilla" de La Vanguardia hay una pista clave. Atención: "La semana pasada almorzaron en un reservado del restaurante Ca l’Isidre el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu; el vicepresidente del área institucional, Carles Vilarrubí, y el presidente de ERC, Oriol Junqueras. (...) Una de las cuestiones que se acordaron durante la comida fue que el Barça se sume a los actos del tricentenario (1714-2014) con una celebración en el estadio, durante el mes de septiembre, coincidiendo con uno de los partidos que los azulgrana jueguen en su campo".

Vilarrubí, que ha casado a una hija este fin de semana, bodorrio que ha congregado a las flores marchitas y las natas agrias de la desolada societé barcelonina y convergente, lo tiene más que claro. Junqueras es el hombre y el Barça de Messi y de Suárez el caníbal, la punta de lanza. El líder de ERC, a quien todo el mundo llama "Shrek", es capaz de organizar un acto de desagravio a los Pujol, un puente de plata y un pasapágina como el que ha ideado el lince Rull. Y aún así, habrá quien todavía acuda al Camp Nou a ver fútbol, sólo fútbol. Sí, sí, los artistas del balón y los reyes del pelotazo. Pujol se parece a Messi en que La Vanguardia les distingue a ambos como grandes contribuyentes. El pelotero de Rosario (donde también tiene negocios el vástago Jordi Pujol Ferrusola) ha regularizado con el fisco tras pagar cinco millones de euros. Y Pujol padre, según ese diario, ya habría apoquinado dos. Les darán una medalla al mérito fiscal.

En El País, Jesús García y Jesús Duva interpretan a cuatro manos una entrega sobre las pesquisas policiales en torno al paradero y dimensiones del tesoro de Alí Babá: "La “corrupción política” está en el origen de la fortuna amasada, con los años, por Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente de la Generalitat. Son las conclusiones de un informe elaborado por el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) que aporta nuevos datos sobre las presuntas irregularidades en los negocios de Jordi Pujol hijo. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz le investiga desde hace más de un año, tras la denuncia presentada por su exnovia, Victoria Álvarez, que relató cómo el mayor de los siete hermanos viajaba con frecuencia a Andorra, de donde traía a España bolsas repletas con billetes de 500 euros. Aunque no está imputado, Pujol está siendo investigado por un delito de blanqueo de capitales, lo que presupone que su patrimonio —o al menos, una parte— fue obtenido de forma ilegal. En un nuevo informe preliminar, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) cree haber hallado ese delito antecedente y lo sitúa en “la corrupción en el ámbito político”. Los investigadores concluyen que los negocios estratosféricos de Pujol “pudieran tener su base en el desempeño político por parte de personas de su entorno más próximo”. El primogénito se “benefició indirectamente” de ese entorno, que fue “generador de una red de influencias" extensibles, siempre según el informe, a “órganos de implantación autonómica”".

En El Mundo, Raúl del Pozo tira de fuentes: "Sin filtraciones nuestro trabajo sería imposible. Yo tengo algunos trineros -a los que Quevedo llama malsines- que me pasan cizaña y me muestran lo que está oculto, sobre todo cuando comienza a jumar. Era muy difícil tener malsines cerca de la Casa dels Canonges, pero lo logré. Se trata de un caballero catalán ilustrado que se ha ido haciendo amigo. No necesito mover la maceta del balcón o bajar a un aparcamiento; es tan gentil que me pasa mensajes. Esta mañana he hablado con él y me ha dicho: «Los partidos intentan esconder los cadáveres en los sótanos, pero llega un día que no queda más remedio que enterrarlos. Había que enterrar a Pujol: olía». Contesto al amigo de Más (él le pone acento): «Pero si es el único político español que ha cantado». Mi confidente advierte la ironía y amenaza: «Las confesiones son torpes y parciales y no van a disminuir el auge del independentismo. Lo van a radicalizar. ERC coge fuerza. Hay que apoyar a Más y a Iceta, son muros de contención. Si convocan elecciones en otoño, arrasaría el independentismo y en la Plaza de Cataluña se organizaría el Maidán ucraniano»".

Hay que joderse y siguen las amenazas. Que hay que apoyar a Mas y a Iceta y que vuelva Prenafeta le falta decir al trinitario de Del Pozo. Se trata de la vieja fórmula del mal menor. Apoyar a Mas. Menuda salida. ¿Y Ciutadans? O incluso el PP, ¿qué pasa con ellos?, ¿que no son catalanes?

En El País, Lluís Basset resume el laberinto así: "Un bel morir tutta una vita onora. Y viceversa. La muerte política de Jordi Pujol, que es de lo que se trata, ilumina toda su biografía personal y pública con una nueva luz, desnuda y cruel. La primera consecuencia de las revelaciones realizadas por el propio Pujol conciernen a su figura política y a la imagen con que quedará inscrito en la historia. Quien aparecía hasta el jueves pasado como el mejor presidente de la Generalitat recuperada, la de la actual democracia constitucional e incluso la de la II República, y por encima también en duración y envergadura del balance presidente del brillante y fructífero antecedente fundacional que fue la Mancomunidad, Enric Prat de la Riba, es ahora un icono roto y embarrado por los más lacerantes defectos que se le puede atribuir a un político: la corrupción y la mentira, algo que jamás había afectado a ninguno de sus antecesores".

Ídolo caído, busto roto e icono de la doble moral. La prensa soberanista es inasequilbe al desaliento, impasible el ademán, si os dicen que cayó se fue al puesto que tiene allí, que no es precisamente el titular de El Punt-Avui. La vida sigue, todo pasa y se olvida, de manera que ahí están los camaradas a otra cosa, con el siguiente e impagable titular: "Cargados de razón". ¿A qué se refererán? Pues a la entrevista de pasado mañana entre Rajoy y Mas. Y dicen que hay una mayoría soberanista en el Parlamento catalán, un déficit fiscal de 16.000 millones (el déficit este es como la fortuna de Pujol y las pilas del conejo), que el Estado no invierte en Cataluña (que se lo llevan puesto los de siempre, querrán decir) y "ataques continuados al catalán y a la escuela". ¿Y lo de Pujol?. Lo del referente intelectual del catalanismo que firma cada jueves (o cuando le da la gana, en realidad) en las páginas del primer diario "moderno" en catalán es un pequeño titular: "CDC anuncia una renovación por el caso Jordi Pujol". Al menos ya es un caso, perdido pero caso.

Como decíamos arriba, en El Periódico se anticipan los próximos movimientos de Rull. Fidel Masreal elabora la crónica: "«Cuando el president dé el paso, hemos de asegurarnos de que ganamos la posición». Así explicaba ayer el número dos de Convergència, Josep Rull, la estrategia de su partido hacia la independencia, según fuentes presentes en un encuentro con las juventudes de CDC. Una estrategia que, ante la previsible impugnación de la consulta, pasará por un Govern de unidad que convoque elecciones plebiscitarias al final de la legislatura". Explica también que Rull teme una suspensión de la autonomía. Pudiera ser. En países tan referenciales para el soberanismo como el Reino Unido se hizo eso en el Ulster y no pasó nada, como nada pasó tras la ilegalización de Batasuna, que se iba a montar la parda y quedó la cosa en dos autobuses calcinados, menos que en Can Vies.

Si se cumple el pronóstico de Rull, la suspensión no será de autonomía sino de pagos. Estamos hablando de una administración que ha estado en manos de evasores, gestores y tesoreros de la cuerda de Bárcenas, o peores.

Han pasado otras cosas, pocas pero relevantes. El PSOE ha consumado la erección de Sánchez, que ha causado un gran escándalo y rasgamiento de vestiduras al situar en una misma frase las palabras corrupción, paro, pegarle a una mujer e independentismo. Iñaki Ellakuría y Juan Carlos Merino se han dedicado a revolver en los recovecos del cónclave sociata y afirman: "“Qué hipócrita el patriotismo de quien cuando tiene que elegir entre patria o patrimonio, elige patrimonio y se lo lleva al paraíso fiscal de al lado!”, clamó Pedro Sánchez, lo que levantó como un resorte al centenar de delegados del PSC de sus asientos, aplaudiendo a rabiar, y provocó por extensión una sonora ovación de todo el plenario del congreso extraordinario del PSOE puesto en pie. La polémica por el dinero que escondió en Andorra la familia Pujol durante tres décadas tuvo un capítulo propio en el discurso del nuevo líder del PSOE, que hace bandera de ser inflexible con cualquier caso de corrupción que aflore a partir de ahora en su partido, y se mostró especialmente duro con el expresident Jordi Pujol y CiU. Por contraposición al PSC ahora liderado por Miquel Iceta, a quienes se dirigió expresamente: “A vosotros no se os llena la boca de patria, pero hacéis patria todos los días... no como otros!”. Al final de esta crónica está el qué tan polémico: "Contrario al derecho a decidir, punto que le aleja del PSC, Sánchez consideró que “el independentismo catalán” peca de contradictorio, al “defender la fortaleza de Europa queriendo separarse de una parte de Europa, que es España”. Y pronunció una frase que calentó las redes sociales: “Desterremos palabras que nos afectan e indignan a todos, como crisis, paro, pobreza, desigualdad, corrupción, violencia de género, decadencia institucional, independentismo. Propongo cambiar la indignación por la confianza de vivir en un gran país, que todos juntos hacemos grande a España”. Hasta algún delegado del PSC dio un respingo en su asiento ante la presunta equiparación entre delitos como la corrupción o la violencia de género y el independentismo. El propio Sánchez explicó después a La Vanguardia que, pese a la polémica suscitada, en ningún caso quiso “equiparar” unas cosas con otras, sino que simplemente enumeró cosas que rechaza". Por ejemplo, cosas que no le gustan a un particular: el independentismo, el café frio, el gazpacho en tetrabrik, el anís antes de las ocho de la mañana, la camiseta del Barça y fumar entre plato y plato.

Entre dos aguas, el mismo periódico le hace a un traje a medida a Alberto Fernández en un texto de Ramon Suñé en el que se presenta al líder del PP en Barcelona (con permiso de Villagrasa) como un franco opositor y un depurado pactista. Todo al unísono. Dice Suñé: "Jueves, 24 de julio, hotel Rívoli de la Rambla de Barcelona. El presidente del grupo municipal del PP, Alberto Fernández Díaz, y la líder del partido en Catalunya, Alicia Sánchez Camacho, se dirigen a un grupo de militantes y simpatizantes que nada tienen que reprochar a quien, con toda probabilidad, volverá a ser –la cuarta vez ya– el alcaldable de la derecha en las elecciones municipales del 2015. Es un acto de pequeño formato, el último de una gira veraniega que ha llevado a los dos dirigentes del PP a visitar los diez distritos de la ciudad, en ocasiones dos por día, A Alberto Fernández, a pesar de lo que dirán las encuestas –esta semana el Ayuntamiento presentará el último barómetro municipal de este mandato con expectativas de voto, y el PP, como suele ser habitual, no saldrá bien parado–, se le ve animado. “Ya no se trata de estar en el podio, sino de estar en lo más alto”, proclama con aparente convicción el político que, a pesar de los malos augurios, elección tras elección ha ido aumentando su representación municipal y recortando las diferencias respecto a las dos formaciones que, durante más de treinta años, se han repartido el oro y la plata en los comicios locales, el PSC y CiU. (...) En los últimos días, Alberto Fernández ha cerrado dos nuevos acuerdos de gran calado con el gobierno de CiU. Por un lado, la operación de privatización de la gestión de los aparcamientos municipales, que permitirá al Ayuntamiento ingresar más de 170 millones de euros para desarrollar un plan de vivienda asequible y desencallar inversiones como la del hospital del Mar. Por otro, la ampliación –corregida– del centro comercial La Maquinista. Son ya decenas los pactos de calado que los populares han firmado en estos tres años largos de mandato con el alcalde Xavier Trias. La historia se repite, apunta el propio presidente del grupo municipal popular recordando su apoyo a Pasqual Maragall en los años olímpicos, cuando el PP ayudó a desbloquear asuntos como el plan de hoteles y la reforma del Port Vell (curiosas las semejanzas con el plan de usos de Ciutat Vella o los nuevos proyectos del Port Vell).

28 de julio, San Acacio y San Cameliano.

El pronóstico anuncia lluvias al mediodía. Es dudoso, pero... Y un consejo: si quieren pasar un verano tranquilo, nada como TV3.

Comentar