CiU sustituye a un imputado por otro al frente del Ayuntamiento de Torredembarra

CiU echa mano de una estratagema legal para evitar un acuerdo de la oposición que pretendía elegir alcalde a un concejal del PSC, después de que el anterior alcalde renunciase tras ser detenido por un caso de corrupción local que afecta a casi todos los concejales de la formación nacionalista. Lluís Suñé, el concejal que protagonizó un sonado escándalo el verano de 2008, al utilizar una imagen de menores desnudos para mofarse de los extremeños, es uno de los cómplices del nuevo alcalde.

3 min
El nuevo alcalde de Torredembarra, Pere Font Mas
Redacción
Lunes, 14.07.2014 17:20

El concejal de CiU Pere Font, en libertad con cargos por un presunto delito contra la administración pública, ha sido elegido este lunes nuevo alcalde de Torredembarra (Tarragona) en sustitución de Daniel Masagué (CiU), quien había renunciado tras ser detenido el pasado 27 de junio por el mismo delito en un caso de corrupción local.

A pesar de que la oposición había consensuado inicialmente votar a Enric Granjel (PSC) como alcalde, Font ha decidido aprovecharse de la Ley de Régimen Local para evitar que el socialista se haga con la Alcaldía contra todo pronóstico.

Font sigue las instrucciones de CDC

En el Ayuntamiento de Torredembarra hay nueve grupos y 17 concejales. Granjel necesitaba nueve votos (mayoría absoluta) para ser nombrado alcalde, pero como solo ha conseguido siete votos y, contra todo pronóstico, Font ha presentado su candidatura, este se ha convertido en el nuevo alcalde, pese a no recibir ningún voto -ni siquiera el suyo propio-, puesto que forma parte de la lista electoral más votada en las pasadas municipales.

Font ha defendido su estratagema como forma de protestar contra lo que considera un "juicio político" que están sufriendo tanto él como CiU. El nuevo alcalde dice ser "consciente" de una más que probable moción de censura, pero asegura que su posición responde a una decisión "personal para aguantar la presión" y a las "directrices del partido". En concreto, a las instrucciones del delegado de la Generalidad en Tarragona y secretario de organización de la territorial CDC, Joaquim Nin, quien le ha instado a "mantenerse firme".

"El hazmerreír de todo el mundo"

Por su parte, Granjel -que era alcalde accidental desde que el jueves pasado renunciara Masagué- ha lamentado la postura de CiU, ha recordado que "ya teníamos un acuerdo para presentar una moción de censura, que es la medida más traumática de todas", y ha anunciado que inmediatamente se retomarán las negociaciones para impulsarla. También ha lamentado que el Ayuntamiento se haya convertido en "el hazmerreír de todo el mundo".

El portavoz de ERC, Manel Rovira, también ha lamentado la decisión de Font y ha recordado que "CiU tendría dos concejales en el nuevo gobierno, pero con esto no tienen bastante y es una irresponsabilidad absoluta lo que han hecho".

Suñé, el concejal que se mofó de los extremeños, cómplice de Font

Todo el grupo municipal de CiU está imputado excepto Rosa Maria Guasch y el futuro edil que debe sustituir a Masagué, y en el acuerdo alcanzado por los grupos de la oposición uno de los primeros puntos era que no gobernara ningún imputado.

Se da la circunstancia de que uno de los concejales que se han abstenido y han permitido que Font sea alcalde es Lluís Suñé, de ABG (una marca blanca de ICV-EUiA). Suñé protagonizó el verano de 2008 un sonado escándalo cuando publicó en su blog una imagen de dos menores -uno de ellos desnudo- instando a "apadrinar un niño extremeño". Con ello pretendía denunciar un supuesto maltrato fiscal del Gobierno hacia Cataluña.