El juez impone al ex presidente del ICS Josep Prat una fianza de 1,5 millones de euros

El proceso judicial por el 'caso Innova' sigue su curso. El instructor imputa a Prat, al ex alcalde de Reus Lluís Miquel Pérez (PSC) y a Ester Ventura -esposa del presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet (CiU)- por los presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales, falsedad documental y de omisión del deber de perseguir delitos por funcionario público.

3 min
Josep Prat, ex presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS)
Redacción / Agencias
Miércoles, 23.07.2014 18:04

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus (Tarragona), Diego Álvarez de Juan, ha impuesto una fianza de 1.548.000 euros al ex presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS) y ex director general de Innova, Josep Prat, por las presuntas irregularidades en la adjudicación del hospital de Sant Joan de Reus, y le advierte de que, si no paga, "procederá al embargo de sus bienes". El juez ha fijado la misma fianza para el arquitecto Jorge Batesteza.

Así lo recoge un auto del magistrado en el que levanta el secreto del sumario de la pieza número dos del caso Innova, en el que también se imputa al ex alcalde de Reus Lluís Miquel Pérez (PSC) y a Ester Ventura, ex responsable económica de Innova y esposa del presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet (CiU), quien acumula imputaciones por delitos contra la administración pública, prevaricación, malversación de caudales públicos, omisión del deber de perseguir delitos, blanqueo de capitales, falsedad documental y tráfico de influencias.

Más concretamente, el juez les imputa los presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales, falsedad documental y de omisión del deber de perseguir delitos por funcionario público.

"Una grosera falta de control del dinero público"

Como director general de Innova, Prat firmó tres contratos con Batesteza para asesorar el proyecto de construcción del nuevo hospital de Reus. El juez considera que esa fue una concesión fraudulenta con "una omisión total y absoluta del procedimiento legalmente establecido" para la adjudicación.

Además, no se realizaron la mayor parte de los trabajos solicitados, pero sí se pagaron 387.000 euros por ello entre 2007 y 2008. "Esto supone una grosera falta de control del dinero público por parte de Innova", señala el auto.

"Esquizofrenia contractual"

Por su parte, Pérez firmó un contrato sobre una auditoría del nuevo hospital con una unión de empresas, en cuya mesa de contratación participaron Batesteza y el director de Obras y Proyectos de Innova, José Vicente Gómez. Esta unión de empresas subcontrató a su vez a Batesteza estos trabajos, con lo que el arquitecto prestaba al mismo tiempo el servicio de asesoría técnica en el seguimiento y control del proyecto y, por otro lado, a la unión de empresas.

Así, el juez considera que Batesteza cobraba por supervisarse a sí mismo, lo que califica de "esquizofrenia contractual". Todo ello se hizo, además, con el conocimiento de Prat, Pérez, Ventura y de la entonces secretaria y asesora jurídica de Innova, Nania Torrell, también imputada por los mismos delitos que los anteriores.

Un modelo "diseñado para que no hubiese ningún tipo de control"

El magistrado concluye que Batesteza -que fue gerente de infraestructuras del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) hasta mayo de 2007- impulsó que Innova construyese el hospital, firmó a su favor las adjudicaciones y cobró por dos veces por hacer el mismo trabajo.

El juez también asegura que el modelo "estaba diseñado para que no hubiese ningún tipo de control".

Comentar