El PP catalán 'contraprograma' la Diada con una conferencia política una semana antes

Sánchez-Camacho anuncia un encuentro "sin complejos y ambicioso" en el que se mostrará a los catalanes que "hay vida más allá del 9N", fecha prevista para la eventual consulta secesionista que promueve Mas, y que la líder 'popular' asegura que no se celebrará. "Queremos trasladar una alternativa a los catalanes con propuestas en positivo, dejando de lado el debate soberanista", explica.

2 min
La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho
Redacción
Lunes, 7.07.2014 22:30

El PP catalán celebrará a principios de septiembre, una semana antes de la Diada, una conferencia política en Barcelona con la participación de la sociedad civil y la "máxima" presencia de miembros del Gobierno; un encuentro "sin complejos y ambicioso" en el que se mostrará a los catalanes que "hay vida más allá del 9N", fecha prevista para la eventual consulta secesionista que promueve el presidente de la Generalidad, Artur Mas.

Así lo ha anunciado este lunes la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, quien se ha mostrado partidaria de superar el debate soberanista actual. "Queremos trasladar una alternativa a los catalanes con propuestas en positivo, dejando de lado el debate soberanista", ha explicado. Además, ha lamentado que el Parlamento autonómico esté "secuestrado" por un referéndum independentista que ha asegurado que no se celebrará ("hay mucho ruido y pocas nueces"), y ha denunciado "la parálisis" de la Generalidad.

"Hay mensaje y estrategia política fuera del debate independentista"

Sánchez-Camacho ha advertido de que CiU y ERC tratarán de potenciar el proyecto secesionista desde la apertura del curso político, en septiembre, por lo que su partido demostrará que "hay mensaje y estrategia política fuera del debate independentista" y que es necesario hablar de otros aspectos también en Cataluña.

Para ello, la conferencia incluirá, entre otros, debates sobre regeneración democrática y sobre cuestiones fiscales. También se plantearán reformas como la reducción del número de escaños en el Parlamento autonómico -en torno al 20%- y la simplificación de la Administración autonómica mediante la reducción de organismos públicos. 

Comentar