El PP exige a Trias que cumpla la ley y rotule las señales viarias en bilingüe

El Ayuntamiento de Barcelona sigue desacatando impunemente las leyes, reglamentos y sentencias que ordenan rotular todas las señales de las vías públicas en castellano, además de en catalán. El Consistorio incluso ha preferido anular multas de aparcamiento antes que restablecer el bilingüismo.

3 min
Señal viaria del Ayuntamiento de Barcelona
Redacción
Sábado, 5.07.2014 20:59

"Lo que no hacemos es cosas que querrían algunos -que no hacemos y no haremos- y es toda la información darla en bilingüe. No tiene sentido, estamos en Cataluña, estamos en Barcelona, que es la capital de Cataluña y de la catalanidad".

Así se pronunció el alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), en junio de 2012, poco después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) corrigiera el Reglamento de Uso de la Lengua Catalana del Ayuntamiento de Barcelona, declarando ilegal el uso preferente de esta lengua sobre el castellano.

Lo cierto es que la práctica totalidad de las señales viarias en Barcelona están rotuladas exclusivamente en catalán, desobedeciendo de forma sistemática e impune, no solo la citada sentencia, sino toda la normativa vigente.

Multas de aparcamiento anuladas por no rotular en bilingüe

En concreto, el artículo 56 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, establece que "las indicaciones escritas de las señales se expresarán al menos en el idioma español oficial del Estado". Y el artículo 138 del Reglamento General de Circulación indica que "las indicaciones escritas que se incluyan o acompañen a los paneles de señalización de las vías públicas, e inscripciones, figurarán en idioma castellano y, además, en la lengua oficial de la comunidad autónoma reconocida en el respectivo estatuto de autonomía, cuando la señal esté ubicada en el ámbito territorial de dicha comunidad".

El incumplimiento de esta normativa ha dado lugar a situaciones disparatadas, hasta el punto de que el propio consistorio ha preferido durante mucho tiempo anular las multas de aparcamiento a aquellos que las recurren apelando a motivos lingüísticos antes que incorporar el español a los textos de las señales de tráfico.

También se han registrado denuncias de particulares y quejas del Defensor del Pueblo e, incluso, del Síndic de Greuges por este motivo.

El PP exige a Trias que acate la ley

Ahora, el presidente del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha vuelto a reclamar a Trias que restablezca la rotulación bilingüe -en catalán y castellano- o incluso trilingüe -incorporando el inglés- en las señales viarias de la ciudad.

Fernández Díaz ha exigido que "la normalidad que existe en la calle entorno al uso indistinto del catalán y castellano se traslade a un elemento tan básico como es la señalización de la ciudad". Y ha insistido en que "no sirve la justificación" de que el catalán es "fácilmente entendible para un castellanohablante" puesto que "hay términos que no tiene nada que ver en ambos idiomas" y, además, es un se está incumpliendo flagrantemente la ley.

"Las lenguas sirven para comunicar y no para dividir, aunque esta es una realidad que el Gobierno Municipal de Trias no quiere reconocer", ha lamentado.

Comentar