Deporte y política

3 min
Viernes, 18.07.2014 10:16

Sin duda uno de los asuntos que más crispación crea entre la gente es de mezclar el deporte con la política para reivindicar algún fin.

Hace poco salió la noticia en la que se decía que la selección catalana de balonmano iba a usar el lema en su camiseta "Catalans want to vote" ("Los catalanes quieren votar"). Resulta, a mi entender, absolutamente vergonzoso usar el deporte para acciones políticas que, además, no representan a la mayoría de catalanes.

Echaron (por su seguridad, según alegaron) a unos aficionados del Barça por el simple hecho de llevar su bandera española el día antes de la Diada de Cataluña

Como es de sobras conocido, en el Camp Nou, en el minuto 17:14 de cada partido, algunas personas corean el famoso "independencia", sacando a relucir las banderas esteladas e incluso, en numerosas ocasiones carteles pidiendo que dejen votar. Por supuesto la institución del F.C. Barcelona no hace ni el más mínimo gesto para evitar este tipo de actos, es más, hicieron pasar la cadena separatista por las mismísimas instalaciones del FC Barcelona. Un amigo me decía que había ido a ver algún clásico Barça-Real Madrid, y la gente de seguridad del estadio le había pedido que por favor no entrara con la bandera española por su seguridad.

Tú puedes pasar con una bandera que representa a una ideología concreta, pero con la bandera oficial del país no puedes pasar... Esta es la realidad de un club tiene por lema "Més que un club" ("Más que un club"), un club en el que la mitad de los jugadores no son españoles, un club que debería estar orgulloso de representar a todos los catalanes culés, incluso a todos los aficionados del resto de España, los cuales -por si se le ha olvidado a la institución- también pagan sus cuotas de socio y solo quieren disfrutar del futbol que despliega su equipo y no de reivindicaciones que quieren separar su país.

No hace mucho, yo mismo decidí prescindir del carnet de socio del F.C. Barcelona de fútbol sala, al ser testigo de una escena horripilante: echaron (por su seguridad, según alegaron) a unos aficionados del Barça por el simple hecho de llevar su bandera española el día antes de la Diada de Cataluña.

¿Por qué no puedo ir a un campo de futbol a disfrutar de un partido sin necesidad de que me prohíban, me miren mal, me señalen, insulten o me adviertan de la peligrosidad de llevar una bandera de un país? Que cada uno sea libre de llevar la bandera que quiera.

El principio básico de la democracia se basa en el respeto y la equidad entre ciudadanos. En el F.C. Barcelona no deberían olvidarlo.

Artículos anteriores
¿Quién es... Jordi Obón?
Jordi Obón
Administrador de sistemas informáticos. Militante de Ciudadanos y miembro de Jóvenes de Ciudadanos.
Comentar