Las cloacas de los Pujol

6 min
Martes, 8.07.2014 09:34

Cuando Pasqual Maragall fue elegido presidente de la Generalitat, Marta Ferrusola, esposa del president Pujol, pronunció una frase lapidaria que resume su idea de Cataluña. "Me siento como si me hubieran echado de casa", dijo trasluciendo que Cataluña no es más para la familia Pujol que una finca de su propiedad, su cortijo. Todo empezó con Banca Catalana. El fraude, la malversación y la mala gestión quedaron para la historia como un "ataque a Cataluña". En ese momento, Jordi Pujol arbitró que ante una denuncia hay que envolverse en la senyera y darse golpes en el pecho.

Jordi Pujol literalmente dijo: "Pongo la mano en el fuego por mis hijos". A estas alturas, las quemaduras son ya de tercer grado

Lo cierto es que esto les ha funcionado hasta que todo ha saltado por los aires. Todavía resuenan los ecos de aquella entrevista de Jordi Pujol en Antena 3TV en la que literalmente dijo: "Pongo la mano en el fuego por mis hijos". A estas alturas, las quemaduras son ya de tercer grado.

Cuando en la campaña electoral de 2012 se conocieron los tejemanejes de la familia Pujol la respuesta fue contundente. "Es mentira", "es un ataque al proceso", "pretenden dañar a Convergència y a Cataluña", "es un ataque de las cloacas del estado" y un largo etcétera que incluían peticiones de dimisiones. Sin embargo, en dos años hemos conocido muchas cosas. De hecho, sabemos que algo turbio se cuece en la familia que ha gobernado Cataluña durante 23 años y lo sigue haciendo después de un paréntesis de 7 años.

Aquel falso de toda falsedad informe de la UDEF es como el río que si suena, agua lleva. Y sonó. Lo primero que supimos es que Josep Pujol y Oleguer Pujol se acogieron a la amnistía fiscal y pagaron entre los dos alrededor de 3 millones de euros para quedar en paz con el fisco.

Lo segundo, fue que Jordi Pujol Ferrusola tiene un vicio caro. Colecciona coches exclusivos y de época. Los coches que La Razón pudo adjudicar a Jordi Pujol junior identificados con sus matrículas sumaban un valor de más de 6 millones de euros. Luego hemos sabido, como consecuencia de las denuncias de su ex novia, Victoria Álvarez, que sus tropelías incluían blanqueo de dinero, cobro de comisiones e inversiones fuera de control. Eran sólo denuncias. Por eso, el aparato de propaganda se puso manos a la obra para denunciar las insidias y los manejos de la pérfida España contra el pueblo catalán. Ahora hemos sabido, que Junior movía más de 55 millones de euros en inversiones desconociéndose su procedencia.

Lo tercero que hemos conocido es la imputación de Oriol Pujol Ferrusola en el asunto de las ITV. Los manejos del que fuera secretario general de CDC y que aspiraba a suceder a Mas acabaron con su carrera. Él todavía no lo sabe. Va cada día a la sede de la calle Córcega pero sus horas de gloria han acabado. Ahora, Oriol Pujol y su mujer Anna Vidal Maragall tendrán que justificar el aumento de patrimonio, las facturas de dudosa justificación y los nombramientos a dedo.

Jordi Pujol sólo habla sobre la independencia de Cataluña a la que, por cierto, se ha sumado de forma entusiasta desde que arrecian las investigaciones policiales sobre todos sus hijos

Lo cuarto fue el escándalo del caso Palau. El tesorero está imputado, la sede embargada, un miembro de la ejecutiva nacionalista, Ángel Colom, reconoce que se llevó pasta cruda del Palau y CDC hizo convenios vergonzantes para financiarse ilegalmente. Todavía de este tema no tenemos ni idea. Se juzgó, y se absolvió, a los responsables del Ayuntamiento sobre el caso del Hotel del Palau, que la propaganda mediática nacionalista lo convirtió en el ojo del huracán de un caso en que no era más que una tormenta. Así, el ojo del huracán real quedaba al pairo y se ponía a cubierto a los responsables de CDC, incluido el presidente del partido durante años -Jordi Pujol- del descrédito ciudadano. El presidente Mas, en el verano pasado, nos obsequió con la solución "no pasó nada y si pasó, la culpa es del contable". ¡Ahí es nada! Por cierto, la hija del contable es cargo de confianza en Presidencia de la Generalitat. ¡Por supuesto, no pasa nada!

Pensábamos los sufridos catalanes que todo esto estaba en su punto y final, pero no. Las investigaciones siguen y se descubren cuestiones, como mínimo, sospechosas. ¿Usted recibe ingresos superiores a los 800.000 euros en 48 horas? ¿Si los recibiera, lo haría en Cataluña o preferiría Andorra? Seguro que la mayoría de ustedes contestarán negativamente. Si fueran Marta Ferrusola, lo harían positivamente. Según la investigación a finales de 2010 y principios de 2011, justo cuando CiU había vuelto a ocupar el Palau de la Generalitat, Marta Ferrusola recibió estos ingresos en su cuenta de la Banca Privada de Andorra.

No ha sido la señora Pujol la única beneficiada. También tres de sus hijos recibieron ingresos que suman 3,4 millones de euros en un mes. Lo curioso es que hasta ahora estos tres hijos del president Pujol no figuraban en ningún papel. Pere, Marta y Mireia Pujol Ferrusola han saltado a la palestra. La familia ya está al completo.

Jordi Pujol sólo habla sobre la independencia de Cataluña a la que, por cierto, se ha sumado de forma entusiasta desde que arrecian las investigaciones policiales sobre todos sus hijos. Nunca una familia ha tenido tanto éxito. Los siete hijos, los siete Pujol Ferrusola, han tenido mucha suerte en la vida y sus cuentas -las del extranjero- gozan de muy buena salud. Se desconoce si su padre sigue por ellos "poniendo las manos en el fuego". Debe estar en urgencias curándose sus quemaduras de, mínimo, tercer grado. En su casa, las cloacas huelen a podrido y no es un ataque al nacionalismo aunque todos se envuelvan en la senyera. Perdón, digo en la estelada.

Artículos anteriores
¿Quién es... Toni Bolaño?
Toni Bolaño
Miembro del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL. Ex director de Comunicación de la Presidencia de la Generalidad y del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Tertuliano en Cadena Ser, Antena 3 y La Sexta.
Comentar