Los independentistas se apropian de las selecciones deportivas autonómicas catalanas con el apoyo de la Generalidad

La Generalidad patrocina un torneo amistoso de hockey sobre patines en el que la selección autonómica de Cataluña luce por camiseta una estelada con el escudo de la Generalidad y el lema: "Los catalanes quieren votar", en referencia a la consulta secesionista que Mas promueve para el 9 de noviembre.

3 min
El secretario general del Deporte de la Generalidad, Ivan Tibau (en el medio), junto a la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals
Redacción
Lunes, 7.07.2014 06:04

En los últimos años el independentismo se ha apropiado de la mayoría de los símbolos que deberían ser de todos los catalanes, y lo ha hecho con la aquiescencia o, incluso, con la colaboración activa de la propia Generalidad de Cataluña.

El último de estos casos lo ha protagonizado la selección catalana de hockey sobre patines. Este fin de semana se ha celebrado en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) la Copa Tricentenario de Hockey, organizada por el Club Esportiu Noia, la Federación Catalana de Patinaje y la Secretaría General del Deporte de la Generalidad.

Como su nombre indica, se trata de un torneo creado ad hoc con motivo de la celebración del 300 aniversario de la toma de Barcelona por parte de las tropas borbónicas durante la Guerra de Sucesión Española. Y, como viene siendo una constante, el torneo se ha convertido en un acto para reivindicar la secesión de Cataluña.

La estelada y "Los catalanes quieren votar", en la camiseta

De hecho, la propaganda independentista, en esta ocasión, ha ido más allá, y la propia camiseta de la selección autonómica de Cataluña se ha transformado en una estelada y se ha añadido en el pecho un lema: "Catalans want to vote" (en castellano, "Los catalanes quieren votar"), en clara referencia a la consulta secesionista que el presidente de la Generalidad, Artur Mas, pretende celebrar el próximo 9 de noviembre. La camiseta también incorpora el escudo de la Generalidad.

La presentación de la camiseta estuvo avalada por el secretario general del Deporte de la Generalidad, Ivan Tibau, y también contó con la presencia de la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals.

Utilizar a los deportistas como "pasquines" de propaganda política

La semana pasada, el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, calificó el torneo de "ilegal" -puesto que este tipo de competiciones, aunque sean amistosas, requieren la autorización del CSD- y cargó contra la Generalidad por utilizar a los deportistas catalanes como "pasquines" para plantear una reivindicación política, algo que está expresamente prohibido en la mayoría de torneos internacionales.

El comisiario de la Generalidad para los actos del Tricentenario, Miquel Calçada, ha respondido defendiendo el torneo y las camisetas, que ha calificado como un acto de "normalidad" y de "transversalidad". Para Calçada, las críticas de Cardenal responden a "los nervios por el contexto" actual.

El precedente de la selección autonómica de fútbol

En el torneo se han enfrentado la selección autonómica de Cataluña -cuyos partidos han sido retransmitidos por Esport3, el canal de deportes de TV3-, el Noia y las selecciones nacionales de Francia y Suiza.

Lo cierto es que en los últimos años, los partidos de las selecciones deportivas autonómicas de Cataluña -especialmente la de fútbol- se han convertido en escaparates del independentismo, y siempre con el patrocinio de la Generalidad, lo que ha contribuido a profundizar en el clima de división de la sociedad catalana.

Comentar