Mas asegura que "hay un clima de diálogo abierto" tras reunirse con Rajoy pese a que no se podrá celebrar la consulta secesionista

El presidente de la Generalidad muestra un tono mucho más conciliador que el que venía manteniendo recientemente. A pesar de que Rajoy le reitera que no es posible celebrar un referéndum para la secesión de Cataluña, Mas destaca que "hablando se entiende la gente". "Siempre que haya ventanas abiertas para el diálogo, puertas abiertas al diálogo, puede haber soluciones; hoy no se ha cerrado nada definitivamente", insiste, y califica el encuentro de "positivo".

3 min
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibe al presidente de la Generalidad, Artur Mas, en la Moncloa
Redacción
Miércoles, 30.07.2014 14:42

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha destacado, tras reunirse este miércoles con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la Moncloa, que "hay un clima de diálogo abierto" entre ambos y que el encuentro no ha sido "el final de nada", sino que "permite mantener el diálogo, y esto es positivo".

Así lo ha señalado en la rueda de prensa posterior a la reunión, que ha durado dos horas y media, y en la que el dirigente nacionalista ha reiterado su intención de celebrar un referéndum para la secesión de Cataluña el próximo 9 de noviembre, mientras que Rajoy le ha respondido que se trata de una consulta ilegal que no se podrá llevar a cabo.

A pesar del desencuentro total, Mas ha destacado que "hablando se entiende la gente". "Siempre que haya ventanas abiertas para el diálogo, puertas abiertas al diálogo, puede haber soluciones; hoy no se ha cerrado nada definitivamente", ha insistido.

En todo caso, Mas convocará la consulta

En todo caso, el presidente de la Generalidad se ha enrocado con el referéndum: "Yo convocaré la consulta de acuerdo a una ley catalana". Y, preguntado sobre qué hará tras una previsible suspensión de la convocatoria por parte del Tribunal Constitucional, Mas se ha limitado a responder que, entonces, "entraremos en una fase distinta", de la que se ha negado a dar detalles puesto que, en su opinión, hay que ir quemando "etapas". Sí que ha reconocido que "no hay un 'plan B', solo hay un plan: votar". Y ha concluido que "hoy está claro que el conflicto existe".

Mas también ha explicado que le ha entregado al presidente del Gobierno un documento con "23 temas" que considera que deben solucionarse, en relación a la financiación, los servicios públicos, la sanidad, la educación, etc. Un documento que desconocían los partidos de la oposición en el Parlamento autonómico. Sorprendentemente, el escándalo del fraude fiscal continuado de Jordi Pujol durante más de tres décadas no ha sido uno de los temas que se ha tratado en la reunión.

Rajoy: "La consulta es ilegal y, por tanto, ni se puede ni se va a celebrar"

En un comunicado, el Gobierno ha explicado que la reunión se ha celebrado "en un clima de respeto y consideración por ambas partes". Rajoy se ha ofrecido a "colaborar de manera más intensa" para luchar contra la crisis y el desempleo, y ha advertido sobre "los riesgos que la inestabilidad política podría suponer al incipiente proceso de recuperación" económica.

También ha destacado las ayudas financieras que el Gobierno ha otorgado a las administraciones de Cataluña a través del FLA (38.691 millones de euros en dos años). Y se ha comprometido a estudiar "con ánimo constructivo" las propuestas que le ha hecho llegar Mas.

Finalmente, Rajoy ha reiterado su rechazo a "la intención de convocar una consulta de autodeterminación en Cataluña", en la misma línea en que se han expresado el Congreso de los Diputados y el Tribunal Constitucional. "La consulta es ilegal y, por tanto, ni se puede celebrar, ni se va a celebrar", ha asegurado Rajoy.

Comentar