¿Es Alfred Bosch muy cercano a Ramon Viñals?

¿Milagro masónico o de ERC?: ser independentista y a la vez pro al-Bashir

El viernes se celebran las primarias de ERC para escoger a su candidato a alcalde de Barcelona. En estas ocasiones hay derecho a aclararlo todo. Sale el nombre de Ramon Viñals Soler. No es un personaje banal sino, al menos hasta hace poco, el "embajador de buena voluntad" de la tiranía islamista -y otros dramas- que sufren los pueblos de Sudán. Es un tema tan delicado que no debería haber la más mínima duda.

10 min
Alfred Bosch (izquierda) y Ramon Viñals Soler
Alfons Quintà
Miércoles, 9.07.2014 19:13

Ramon Viñals Soler, dirigente de la masonería y efímero diputado autonómico catalán de 1980 al 1982, así como antiguo candidato a cargos políticos por un buen número de partidos, además de "embajador de buena voluntad en Europa" del régimen sudanés del general Ahmad al-Bashir (el cual está procesado por crímenes de guerra y por crímenes contra la humanidad) sería un gran y viejo apoyo de Alfred Bosch, aspirante a la candidatura a alcalde de Barcelona, según me informan fuentes de ERC. La fuente no ofrece ningún dato respecto a una relación directa entre aquel régimen y Alfred Bosch.

Yo habría sido escogido para tratar este tema debido a que el 11 de enero del 2011 publiqué un artículo donde revelaba la singular personalidad de Ramon Viñals, entre otras cosas respeto a Sudán. Hasta entonces, esta última posición era desconocida. Curiosamente, conocí su relación respecto al régimen criminal del general al-Bashir por una carta que me envió él mismo, a quien no conocía ni conozco a día de hoy.

Una carta inefable de Ramon Viñals

Reproduzco aquella carta, que no lleva, ni nunca ha llevado, ninguna fecha. Seguramente la recibí hace unos diez años. En todo caso, antes de 2005, dado que en aquel año tuve un cambio de posición en el diario donde colaboraba, adonde me fue dirigida. La carta muestra un despacho en Barcelona y en Jartum. No permitía interpretaciones. Decía lo que decía.

La recibí dentro de un paquete, todo él envuelto con papel de celofán, como el usado para proteger maletas en algunos aeropuertos. Dentro del mismo envoltorio había un libro de Alfred Bosch, acompañado de una nota amable para mi persona, haciendo referencia a un artículo mío publicado sobre la película "Braveheart". Supuse que la nota era de Bosch, pero no creo poder acreditarlo. También podía ser que Viñals le hubiera pedido un libro, o cualquier otra cosa. La nota no citaba a Sudán.

Honestamente, di por supuesto que había una buena relación entre Bosch y Viñals. Ahora bien, nada indicaba que la base de la relación fuera la posición de Viñals respecto a la tiranía sudanesa. Aun así, y en todo caso, el compromiso de Viñals no parece menor ni leve. Personalmente, no tendría ni una relación microscópica con un personaje con la posición formal y oficial como la que Viñals exhibió entonces, con satisfacción.

Imputación de crímenes internacionales

Se da el caso que Bosch creó una entidad referida en África y escribió artículos sobre aquel continente. Leí transversalmente muy pocos. No recuerdo ninguna condena de la tiranía sudanesa. Yo escribí varios, siempre de denuncia. Creo que al-Bashar encarnaba un gran caso de genocidio.

La imputación de los dos crímenes internacionales mencionados, que formuló contra al-Bashar el admirado fiscal internacional Luis Moreno Ocampo, fue acompañada del de genocidio. Pero la Corte Internacional para Sudán no admitió este tercer tipo penal. Si hoy al-Bashar viniera a Europa o a un país también democrático sería encarcelado y puesto a disposición de aquel tribunal.

Embargo y armas rusas y chinas

Ya en el 1997 la administración Clinton estableció varias medidas de embargo contra el régimen de al-Bashar, que la posterior administración republicana todavía fortaleció. Los principales proveedores de armas de al-Bashar son, desde hace decenios, Rusia y China.

Posteriormente, al-Bashar tuvo que admitir la creación del nuevo Estado africano de Sudán del Sur. En cambio la situación en la región de Darfur sólo está pacificada, no resuelta.

El terrorista comunista "Carlos"

Antes, al Bashar había marginado a uno de los peores fundamentalistas islámicos de todos los tiempos y de todas las latitudes, Hassan al-Turabi. Este fue un protector del terrorista comunista venezolano y agente soviético, Vladimir Ilitch (como Lenin) Ramírez, conocido también por "Carlos" o "El Chacal". Hoy está en un prisión francesa, donde se ha convertido al Islam.

En todo momento, incluidos aquellos donde las acusaciones de genocidio contra el régimen de al-Bashar eran más fuertes, esta bestia uniformada fue apoyada por sectores masónicos, especialmente británicos, a los cuales sería afín el también masón (supongo que de la misma corriente) Ramon Viñals.

Lord Duncan McNair

El jefe de filas británico, y por extensión mundial, de aquella masonería, personaje de un anticristianismo primitivo y extremo, es Lord Duncan McNair. En parte es debido a que las poblaciones del Sudán no son árabes ni están islamizadas. Son originariamente nilòtiques, así como animistas o bien cristianas.

Lord McNair es un personaje que manifiesta estar ligado, desde los diecisiete años, a la Iglesia de la Cienciologia de L. Ron Hubbard, que es inmensamente rica. Esta, ha sido objeto de varios procedimientos legales en un montón de países, respecto a si es o no una secta peligrosa. Sus dos principales estructuras fueron objeto de una condena judicial en Francia, en octubre del 2013. En Madrid tiene un espectacular edificio, situado muy cerca de las Cortes.

La Iglesia de la Cienciologia

Desde siempre, la Iglesia, o el que sea, de la Cienciologia, ha tenido interés en difundirse en África. El propio Hubbard vivió muchos años en la entonces racista Rodesia del Sur, hoy Zimbabwe.

La carta que Viñals me envió iba acompañada de un gran conjunto de textos propagandísticos recopilados, dignos de un cubo de basura. Reproduciré algunos de ellos.

Tengo bibliografía sobre Sudán como para parar un tren. He estado en su frontera con Eritrea. Conozco a dirigentes sudaneses que luchan contra aquella tiranía, sobre los cuales escribí. Querer convencerme de las inexistentes bondades del régimen asesino de al-Bashar era inútil. En todo caso, gracias para tomarme por tonto. Me entusiasma.

Textos de Viñals y de Lord McNair

En todo caso reproduzco un largo artículo de Viñals sobre Sudán, que puso al inicio de aquella compilación, y una nota de prensa, también sobre Sudán, del propio Lord McNair, de dos páginas, pero ("Sorry!", lo siento) en inglés. Lord McNair empieza diciendo que fue el huésped del "Comité del Derechos Humanos Del Parlamento Sudanés".

Otro artículo es del Ministerio de Orientación y de Subvenciones (¿una idea para la Generalidad?) y es sobre "La Cristiandad cómo está en Sudán". Empieza diciendo textualmente: "Ciertamente, la realidad de los cristianos en Sudán demuestra las libertades que los sudaneses disfrutan". Echo de menos el adverbio de negación "no". Entonces sería exactísimo.

¿Por qué aclarar un tema tan delicado?

Finalmente, ¿por qué este artículo?. Porque el tema merece ser aclarado. No solamente respecto a Bosch, sino también en cuanto a Viñals, hoy, vaya, independentista y estatista respecto (¡sólo!) a Cataluña. De él han aparecido en internet, y a algún medio en papel, extrañas informaciones según las cuales el pasado marzo tenía que ser elegido Gran Oriente de la Gran Logia Española.

Me he perdido. Intentaré aclararlo, si soy capaz. De momento, sólo creo que Viñals es un hombre con un gran afán de poder y de influencia. Me parece un hecho claro y, desde mi modesta perspectiva, oso decir que muy preocupante. Para gustos, los colores.

Masón independentista dirigiendo la Gran Logia Española

De Viñals, algunos titulaban "Masón independentista catalán dirigirá la Gran Logia Española". ¿En qué ha quedado este clamor? Óptico de oficio pero parece que también pequeño industrial con bastante dinerito, parece que Viñals suele conseguir ser objeto sólo de buenas noticias.

Pero es difícil de convertir en buena noticia el hecho de tener despacho en Jartum (véase la carta que me envió) y de estar al servicio de una maldita tiranía, que entre otras cosas protegió a Osama Bin Laden. Un magistral libro de Lawrence Wright, que creo que está traducido al castellano, lo explica insuperablemente, genialmente, cuidadosamente. En inglés su título es "The Looming Tower" (Allen Lane, de Penguin Books, Londres, 2006).

La carrera política de Viñals

Antes, Viñals ya había intentado ser casi todo. De 1980 al 1982 fue diputado autonómico en una coalición entre ERC y un partido-taxi (aquellos cuyos miembros cabrían en un taxi), el muy suyo "Partit Socialdemòcrata de Catalunya". Después se presentó por el también minúsculo partido independentista "Estat Català", fundado por Francesc Macià. En 1983 se había presentado como candidato por el entonces agónico Centro Democrático y Social. Finalmente quiso ser eurodiputado por una denominada Coalición Socialdemócrata. Quizás me dejo siglas.

Hace falta una aclaración

Ahora, una relación especial o preferente con Bosch podría ser demasiado. Por eso hay que aclararlo. Es justo que incluso haya quien lo plantee desde ERC. El análisis democrático y sereno es básico. Al-Bashir queda muy lejos, pero hoy las maldades y los crímenes tienen menos fronteras que nunca. Respecto al derecho a la diversidad, donde sea, pero muy en especial donde es más negado, y el mundo arabemusulmán es un triste caso, nunca he callado ni nunca he nadado entre dos aguas. Ni se me ocurre que nadie honesto lo pueda hacer.

Aquí, sin Bosch, ni sin Viñals, ni sin otros aventureros, reales o presuntos, que ya remueven la cola, tenemos un futuro político donde seguro que no habrá muchos grandes hombres (la vida política casera no los genera como sería necesario) y seguro que creará malos, como ya son malos la mayoría de los que ya hay y que sufrimos.

No quiero ni pensar a qué regímenes la locura independentista casera que sufrimos sería capaz de acercarse. Recuérdese cómo la Liga Norte -que muchos aquí tienen como referente, según expuso TV3- se puso públicamente y reiteradamente al lado del régimen, este sí que genocida del todo, de Slobodan Milosevic.

Parafraseando una afirmación conocida, sufrimos, estamos sufriendo y es segurísimo que sufriremos. Hay que procurar que sea lo mínimo. Las aclaraciones previas pueden servir para eso, si bien, ¡ay!, sólo en una pequeña parte. Pero ve a saber si poco a poco se acaba llenando el vaso, aquí o en el martirizado Sudán.

Comentar