Nuevo fiasco internacional de Mas

Nuevo fiasco de Mas: el Gobierno no le autoriza a incorporarse a la Francofonía

El presidente de la Generalidad no podrá fotografiarse con los jefes de Estado o de Gobierno de los 77 países que agrupa la comunidad de lengua fracesa, como pretendía, en la cumbre internacional prevista para tres semanas después del 9N. Mas trató de saltarse el visto bueno requerido del Gobierno, que ahora se confirma negativamente.

5 min
Organización Internacional de la Francofonía (OIF), la comunidad de países de lengua francesa
Redacción
Lunes, 21.07.2014 12:25

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, no podrá acudir, como pretendía, a la cumbre de la Organización Internacional de la Francofonía (OIF) -la comunidad de países de lengua francesa- que se celebrará el próximo 29 de noviembre en Dakar (Senegal) debido a que el Gobierno no ha autorizado su presencia.

Mas quería fotografiarse con los jefes de Estado o de Gobierno de los 77 países que agrupa la organización (57 países miembros de pleno derecho y 20 observadores) para poder vender sus supuestas buenas relaciones internacionales tres semanas después de la fecha prevista para la consulta secesionista. Pero, finalmente, no podrá ser.

El Gobierno prefiere "la acción conjunta del Estado en su totalidad"

Según publica este domingo El País, el pasado 18 de julio, el embajador de España en París, Ramón de Miguel, remitió una carta al secretario general de la Francofonía, el senegalés Abdou Diuf, en la que le señala "las consideraciones que no permiten responder favorablemente" a la demanda del presidente autonómico de obtener el estatuto de "invitado especial" de la OIF, una pretensión que requería el visto bueno del Ejecutivo español.

"El Gobierno español sostiene totalmente el objetivo de mantener y reforzar los lazos culturales, económicos y comerciales con los países de lengua francesa. [...] La Constitución española de 1978 reconoce la riqueza de las diferentes modalidades lingüísticas como un patrimonio cultural, [...] conforme a los principios de la Carta de la Francofonía. [Pero] el Gobierno considera que la mejor manera de atender a este objetivo en el plano internacional es perseverar en la acción conjunta del Estado en su totalidad, coordinando de manera eficaz el esfuerzo de todas las comunidades autónomas en favor de la promoción del uso del francés y de las relaciones con el mundo francófono", explica el embajador.

Mas prometió "entusiasmo" pero casi nadie domina el francés en Cataluña

El 25 de abril, Mas envió una carta a la OIF en la que pedía la incorporación de la Generalidad de Cataluña en dicha institución, y lo justificaba asegurando que es "un deseo que viene de lejos", mostrándose dispuesto a participar en ella "con entusiasmo, convicción y orgullo". Argumentó que "el francés ha sido durante siglos la primera lengua extranjera en Cataluña". "Conviene revitalizarlo, en especial a nivel educativo", insistía el dossier enviado a la OIF, que destacaba la proximidad de Cataluña y Francia, y "el hecho de que ocho de los catorce Estados más próximos a Barcelona tienen el francés como lengua oficial o de uso cotidiano".

La condición de "invitado especial" de la OIF está reservada a "entidades o colectividades territoriales no soberanas" que muestren su compromiso con el uso del francés en su territorio o en la enseñanza. Sin embargo, solo el 6% de los estudiantes catalanes tiene el francés como primera o segunda lengua extranjera, y, según el Idescat, solo el 13% de los catalanes hablan francés fluidamente.

Mas trata de menospreciar al Gobierno

A pesar de que, para adherirse, habría necesitado recibir la autorización del Gobierno, Mas no le informó de su solicitud. Una actitud que, sumada al proyecto secesionista que promueve el dirigente nacionalista, auguraba el fracaso que ahora se ha confirmado.

De hecho, el embajador también destaca a Diuf que Cataluña ni siquiera está entre las CCAA con mayor número de estudiantes de francés. Del millón y medio de alumnos que estudian francés en España, más de 300.000 están en Andalucía; casi 120.000, en Madrid; y algo más de 77.000, en Canarias. En cambio, los alumnos que estudian francés en Cataluña solo suponen el 7% del total que lo hacen en toda España, pese a que la población relativa de Cataluña es de alrededor del 16%. En casi todos los niveles educativos, el porcentaje de alumnos que estudia francés en Cataluña está por debajo de la media nacional.

Una ocurrencia que se inventó Maragall

En 2005 el entonces presidente de la Generalidad, Pasqual Maragall, también anunció su intención de solicitar el ingreso de la Generalidad en la OIF. Curiosamente, Mas consideró aquel planteamiento como "una pifia más" de Maragall y abogó por el inglés como lengua extranjera preeminente en la educación.

En este sentido, cabe recordar que el Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), el órgano creado por Mas para trazar la hoja de ruta hacia la independencia, señaló en un informe publicado en diciembre pasado que "podría resultar deseable que Cataluña se incorporara a la OIF". Mas se tomó ese consejo -al igual que otros del CATN- al pie de la letra.

Comentar