Pujol anima al independentismo a resistir para tener "éxito" con el plan secesionista

El ex presidente de la Generalidad reconoce que "estamos ante una situación difícil, pero tenemos ilusión". Critica a la "gente" que "en España y en Europa se resisten a admitir que está ocurriendo algo serio". Y pide "un liderazgo potente, comprometido, fuerte de carácter, que no se asuste".

3 min
El ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol
Redacción
Miércoles, 2.07.2014 19:29

El ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol ha animado este miércoles a los independentistas a resistir para conseguir la secesión. En un artículo publicado en la web de la fundación que lleva su nombre, el líder nacionalista reconoce que "estamos ante una situación difícil, pero tenemos ilusión", y añade:

"Esta sensación de peligro, pero también esta ilusión, y la energía que todo esto libera son armas muy potentes. Son las armas que han dado a la reinvidicación de Cataluña una fuerza que ha sorprendido a mucha gente. En España y en Europa. Que se resisten a sacar consecuencias, a admitir que está ocurriendo algo serio y muy arraigado en el sentimiento y en la realidad de Cataluña. Y en la relación entre Cataluña y España. Y que no ayudan a encontrar soluciones o acercamientos".

Pero el presidente fundador de CiU se muestra convencido de que "llegará un momento en el que esta actitud llegará a ser insostenible y poco responsable". "Por eso es necesario que en Cataluña el movimiento político y popular persista. Pacífica, serena y respetuosamente. Y con mucha potencia", concluye.

"Esto finalmente no podrá ser ignorado por nadie"

Pujol considera que "el actual movimiento catalán de reivindicación -de reivindicación política y nacional, social y económica y de trato justo- ya ha batido unas cuantas buenas marcas. De movilizaciones muy y muy masivas, y pacíficas. De respeto a la convivencia ciudadana. De capacidad integradora y de diversidad participativa. Es un movimiento que combina el éxito participativo, el espíritu pacífico y una fuerte vocación convivencial. Justamente por eso, sin violencia y sin fractura, va haciendo su camino. Y esto es lo que finalmente no podrá ser ignorado por nadie".

"Y será un gran éxito. Incluso fuera de Cataluña. Porque habrá puesto de manifiesto la tremenda fuerza que puede tener un movimiento pacífico y constructivo", añade.

Pide "un liderazgo potente, comprometido, fuerte de carácter, que no se asuste"

E insiste en que "para que esto sea posible es preciso, como decíamos, que el movimiento sea capaz de durar, y de ser siempre pacífico y de avanzar metódicamente. Y ordenadamente. Y por eso es preciso planificar y liderar. A veces es preciso que un proceso se acelere, que las cosas se precipiten. Pero no por impaciencia o espontaneismo impulsivo. O por protagonismo de unos u otros. En movimientos así un liderazgo potente es indispensable. Un liderazgo realmente comprometido. Muy comprometido. Fuerte de carácter. Capaz de aguantar empujones. Que no se asuste. Que no se enroque. Que no engañe. Capaz de asumir las responsabilidades que el bien del país reclama aunque personalmente, o como grupo, desgasten".

"Un país debe tener dirigentes así. Personales y como grupo. Siempre. Los necesita para el día a día. Pero sobre todo cuando el país se enfrenta a retos muy grandes. Como el que ahora tiene Cataluña", finaliza.

Comentar