Pujol renuncia a la pensión, la oficina y los cargos en el partido para tratar de limitar los efectos de su fraude fiscal continuado

Mas anuncia que Pujol deja de disfrutar de sus prerrogativas como ex presidente autonómico y abandona sus cargos como presidente fundador de CDC y CiU después de haber confesado que ocultó a Hacienda una fortuna durante más de tres décadas en un paraíso fiscal. Mas no solo no le reprocha su comportamiento, sino que le agradece haber ofrecido "las máximas facilidades" para que "el daño sea el menor posible".

3 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas, y el ex presidente de la Generalidad y fundador de CDC y CiU, Jordi Pujol
Redacción
Martes, 29.07.2014 11:33

CDC trata desesperadamente de limitar los efectos políticos que se generarán después de que el ex presidente de la Generalidad y fundador de CDC y CiU, Jordi Pujol, confesara que había ocultado una fortuna a Hacienda en un paraíso fiscal durante más de tres décadas.

Así, este martes, el presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha anunciado que -de mutuo acuerdo- Pujol deja de ser presidente fundador de CDC y de CiU, y renuncia a las prerrogativas que le correspondían como ex presidente autonómico.

Estas prebendas incluyen una pensión vitalicia de más de 80.000 euros anuales, una oficina en el centro de Barcelona, tres secretarios, un coche, un chófer, personal de seguridad y el tratamiento protocolario de "Muy Honorable Señor".

Mas asegura que se enteró del fraude fiscal de Pujol el viernes

En una breve rueda de prensa desde el Palacio de la Generalidad, en la que ha admitido preguntas, Mas ha confesado sentir un "gran dolor personal" -porque Pujol es su "padre político"- y "como presidente del país [por Cataluña]". Y ha querido dejar claro que no siente "rabia" hacia Pujol, sino "pena y compasión".

Mas ha asegurado que se enteró del fraude fiscal de Pujol el pasado viernes por la mañana, horas antes de que este emitiera el comunicado en el que confesaba los hechos. Y que el acuerdo para renunciar a las prerrogativas y cargos se cerró en una reunión que tuvo lugar este lunes por la noche.

Pujol no mantendrá el tratamiento protocolario de "Muy Honorable Señor"

Preguntado sobre si Pujol también renunciará al tratamiento de "Muy Honorable Señor", Mas ha señalado que eso lo establece la ley y que Pujol "no puede renunciar a haber sido presidente de la Generalidad".

Sin embargo, horas después, el consejero de la Presidencia y portavoz de la Generalidad, Francesc Homs, ha corregido a Mas y ha asegurado que Pujol dejará de recibir este trato honorífico.

Ningún reproche y todo el agradecimiento

Sorprendentemente, Mas no ha lanzado ningún reproche a Pujol por el comportamiento delictivo en el que ha incurrido de forma continuada durante 34 años.

Al contrario, le ha agradecido que haya puesto "las máximas facilidades" para que "el daño sea el menor posible". Ha subrayado que "es una persona que ha trabajado toda su vida por este país [por Cataluña]". Y ha asegurado que "el juicio de la historia" destacará de Pujol sus "grandes activos y aportaciones" a Cataluña por encima de sus "fallos, debilidades y errores".

De hecho, Mas ha insinuado que, al igual que ERC, su partido no apoyará la creación de una comisión de investigación parlamentaria para indagar sobre el origen de la fortuna de los Pujol por considerar que es "un tema estrictamente privado, pesonal y familiar".

Temor a que el escándalo Pujol afecte a su plan secesionista

El presidente autonómico también ha advertido de que la caída en desgracia del 'padre' del nacionalismo catalán contemporáneo no le hará renunciar a su proyecto secesionista. "No caigáis en las interpretaciones que pueden sugerir que esto condiciona lo que pueda pasar en los próximos meses", ha destacado.

"El país [por Cataluña] está por encima de cualquier persona por importante y relevante que sea. [Cataluña] tiene muchos activos y la hoja de ruta está definida y consensuada con mucha gente", ha concluido.

Comentar